Ryanair solo transportó a 40.000 pasajeros en abril, un 99,6% menos

Prevé que la parálisis del tráfico aéreo se prolongará, al menos, en mayo y junio

El primer ejecutivo de Ryanair, Michael O´Leary.
El primer ejecutivo de Ryanair, Michael O´Leary.

La aerolínea irlandesa de bajo coste Ryanair informó esta mañana de que solo transportó a 40.000 pasajeros en abril debido al cierre del tráfico aéreo por la crisis sanitaria del coronavirus, lo que supuso un desplome del 99,6% respecto a ese mismo mes de 2019, en el que trasladó a 13,5 millones de pasajeros. Un tráfico mínimo que la aerolínea augura que se mantendrá al menos durante mayo y junio por "las múltiples restricciones y prohibiciones de vuelo impuestas por las autoridades".

Michael O´Leary, consejero delegado de Rynair, ya anunció la pasada semana que la aerolínea podría despedir hasta 3.000 empleos, en su mayoría de pilotos y personal de cabina, durante los próximos dos años por la caída de la demanda provocada por la COVID-19. Las previsiones que maneja la compañía es que el tráfico aéreo no recuperará las cifras previas a la crisis del coronavirus al menos hasta 2022.

Un contexto complejo para el negocio aéreo que se le complicó aún más a Ryanair en España el pasado 24 de abril cuando la Audiencia Nacional tumbó el ERE que precedió al ciere de las bases de Girona y Canarias. En la sentencia, el Tribunal hizo suyos los argumentos de los demandantes, al considerar que el ajuste "no suficientemente justificado" y que hubo "mala fe y abuso" por parte de la aerolínea, y obligaba a readmitir a los 224 trabajadores afectados. Solo una semana después, esos empleados fueron reintegrados en sus puestos de trabajo e incluidos en un expediente de regulación temporal de empleo (ERTE) por causas de fuerza mayor.

Normas
Entra en El País para participar