Covid-19

Las reformas, el comercio minorista y la recogida de comida en restaurantes vuelven este lunes

La atención en servicios profesionales, como peluquerías, fisioterapia o centros estéticos, se realizará con cita previa

Un hombre protegido con mascarilla visto a través del escaparate de una tienda de zapatos cerrada en Sevilla.
Un hombre protegido con mascarilla visto a través del escaparate de una tienda de zapatos cerrada en Sevilla.

La última actividad de la construcción que espera la vuelta al tajo, la de pequeñas reformas y rehabilitación de viviendas y locales, va a retomarse este lunes. El Gobierno tiene previsto publicar mañana en el BOE una serie de órdenes ministeriales, de entrada en vigor el día 6, entre las que se encuentra la del desbloqueo de este tipo de trabajos, también la reapertura del comercio minorista, la prestación de servicios profesionales o la entrega de comida en los restaurantes.

Los textos harán hincapié en la obligatoriedad del uso de mascarilla en los transportes públicos o en centros en los que la cercanía entre cliente y proveedor es imprescindible, como son las peluquerías, donde también se impone el uso de pantallas personales. En esta fase 0 sigue siendo recomendable el teletrabajo y el escalonamiento en los horarios de entrada en los centros para evitar aglomeraciones en el transporte público.

Una vez que concluyó el permiso obligatorio remunerado de 15 días ya entraron en funcionamiento la obra pública o la edificación. De este nuevo paso para la construcción dependen cientos de miles de empleos y la supervivencia de la industria de materiales de construcción. Los servicios de reforma, eso sí, solo podrán llevarse a cabo en viviendas o espacios comerciales sin habitantes o trabajadores. Está previsto que los obreros no hagan uso de las zonas comunes de los edificios y que tengan itinerarios dedicados para evitar la cercanía con los residentes.

El Gobierno tiene previsto publicar mañana en el BOE una serie de órdenes ministeriales, de entrada en vigor el día 6, para regular la apertura de actividades en la fase 0

Esta medida, una de las centrales en la activación de la fase 0 de la desescalada, viene acompañada por otras como la apertura del comercio minorista y de los servicios profesionales, entre los que figuran desde peluquerías, centros de estética y de fisioterapia, hasta tiendas de calzado y textil. El Gobierno abre la mano este lunes a que suban la verja establecimientos de hasta 400 metros cuadrados, en los que primará la cita previa y la atención individualizada. Tendrán preferencia los mayores de 65 años, coincidiendo con los horarios habilitados para sus paseos, y se regula la preferencia de que esas compras deban realizarse en el municipio propio.

La obligatoriedad de la cita previa no se levantará hasta la entrada de la fase 1 en la desescalada, prevista para el próximo 11 de mayo. En esta difícil conquista de la nueva normalidad, se impone que la ropa o calzado probados por los consumidores deban ser desinfectados antes de volver a los estantes. La orden ministerial que irá mañana al BOE detalla las medidas de higiene en estas tiendas, como es la de la higienización de los locales al menos dos veces al día, una de ellas coincidiendo con el cierre. También han de ser desinfectados de manera continua pomos, carros, teléfonos, datáfonos, etcétera, para garantizar la seguridad del consumidor. Los probadores deberán ser higienizados tras cada uso.

La orden que afectra al comercio y servicios profesionales dará potestad a las Comunidades Autónomas para introducir cambios en los horarios comerciales con el fin de evitar grandes concentraciones de público.

Tímida apertura en restaurantes

El Gobierno abre la mano este lunes a que suban la verja establecimientos de hasta 400 metros cuadrados, en los que primará la cita previa y la atención individualizada

Habrá también avances para la hostelería y restauración en la desescalada de las restricciones frente al Covid-19. A partir de este lunes se permite la recogida de comida, una vez que ya era posible el reparto a domicilio. En estos establecimientos estará aún prohibido el consumo en el interior y se ordena una separación de dos metros entre trabajadores y clientes, además de la instalación de mostradores y mamparas siempre que sea posible.

Durante esta etapa para los restaurantes solo podrá haber un cliente por cada trabajador, pero se podrán establecer distintas líneas de entrega de comida.

La recogida de objetos y materiales en centros comerciales, como grandes tiendas de muebles o almacenes de materiales de construcción, no se permitirá a particulares hasta la fase 2 y se hará restringiéndose el uso de zonas comunes.

A por una nueva quincena de estado de alarma

El presidente del Gobierno Pedro Sánchez ha confirmado esta tarde en su comparecencia pública que pedirá este miércoles en el Congreso una cuarta prórroga del estado de alarma, que de aprobarse se extenderá por otros 15 días a partir del 10 de mayo. Sánchez ha reiterado que esta figura "ha funcionado" para controlar la epidemia y la califica de imprescindible para unas fases de desescalada que precisarán entre seis y ocho semanas.

"No es un capricho de este Gobierno ni del francés, italiano o del portugués, y de otros tantos que lo están aplicando", ha afirmado el presidente, "el estado de alarma es eficaz y ampara a numerosos colectivos desde el punto de vista sanitario y económico".

Entre las nuevas medidas económicas para minimizar el impacto de la crisis, el Gobierno aprobará un fondo especial para la reconstrucción económica y social dotado con 16.000 millones de euros y que será destinado a las Comunidades Autónomas. Se trata de un fondo no reembolsable, según ha informado Pedro Sánchez, "para que ninguna región se quede atrás con independencia de que el impacto de la pandemia haya sido diferente entre ellas".

Este fondo, que el presidente del Gobierno planteará este domingo a los presidentes autonómicos, se dividirá en 10.000 millones para paliar el gasto sanitario derivado de la pandemia; 1.000 millones a gasto social y 5.000 millones para plantar cara a la caída de la actividad económica.

Otra cifra adelantada hoy es la de la aportación de 24.000 millones adicionales a las líneas de liquidez del ICO, destinadas a pequeñas y medianas empresas y trabajadores autónomos. Una iniciativa de apoyo a la liquidez que irá al próximo Consejo de Ministros. "Con esta tercera ampliación se alcanzarían los 60.000 millones en estos avales". El presidente también ha hablado de la activación de un fondo de reaseguro del desempleo, a partir del 1 de junio, para atender el pago de los ERTEs y de líneas de liquidez que llegarán desde el BEI.

Respecto a la posible prolongación de los ERTE aprobados durante el estado de alarma, Sánchez ha reconocido que el Gobierno está "hablando con sindicatos y empresarios" para amoldar esta figura al "al periodo de transición" que se abre a partir de este 4 de mayo. "Es una figura que está protegiendo a más de tres millones de trabajadores y somos empáticos a su realidad y la de las empresas. Tenemos que convertir estos ERTE en incentivos positivos para la reactivación económica y la recuperación laboral", ha valorado. La demanda generalizada entre sectores como el turístico es que la fuerza mayor se mantenga como justificación de los ajustes temporales de empleo hasta final de año.

Desde el Gobierno se ha reconocido una vez más que "la senda de crecimiento se verá reducida y tendrá un impacto sobre el empleo". La estimación oficial es que costará dos años "recuperar la riqueza y el empleo" previos a la pandemia. Ante este escenario, el presidente Sánchez ha mostrado su expectativa de poder "terminar 2023 mejor de lo que estábamos al empezar este año".

Normas
Entra en El País para participar