_
_
_
_
Operaciones

BBVA lidera la refinanciación de plantas eólicas del fondo CIP valoradas en 350 millones

Copenhagen Infrastructure Partners adquirió los activos en 2019; el inversor trata de atraer a otras entidades y al BEI a la operación

Una turbina fabricada por la filial de energías renovables de General Electric.
Una turbina fabricada por la filial de energías renovables de General Electric.

Nuevo test para el apetito en el sector de las energías renovables. Esta vez de las entidades financieras, que deben evaluar si ponen su balance a disposición de las últimas compras. La gestora de fondos de capital riesgo Copenhagen Infrastructure Partners (CIP) adquirió el año pasado varias plantas de energía eólica en la comarca de Los Monegros (Aragón) por un valor de alrededor de 350 millones de euros. BBVA lidera ahora la refinanciación de estos activos, según fuentes conocedoras de la operación.

El mortífero Covid-19 no ha laminado las transacciones en el sector estrella del M&A español en los últimos tiempos. CIP, con seis fondos que suman inversiones por más de 8.000 millones de euros, compró el pasado mes septiembre a Forestalia nueve proyectos de energía eólica por el importe mencionado. FIH Partners fue el asesor del fondo en la transacción.

La capacidad total de las instalaciones asciende a 374 megavatios, gracias a cerca de 100 turbinas fabricadas por la división de energías renovables de General Electric.

El objetivo del fondo es efectuar una refinanciación, para la que cuenta con BBVA como principal aliado. Así, el banco pilota la operación, a la que se podrán sumar otras entidades. Fuentes financieras señalan que CIP también está en conversaciones con el Banco Europeo de Inversiones (BEI) para que forme parte de los financiadores. Todavía está por acordar el precio y las condiciones finales. El coste se ha visto alterado por las tensiones en los mercados de crédito provocadas por la pandemia.

El vehículo quiere poner orden en el activo para exprimir su rentabilidad

La última gran refinanciación antes del estallido de la peste coronavírica tuvo lugar el pasado enero. El día 20 de ese mes, una de la grandes empresas de energía renovable españolas, T-Solar, refinanció una parte de su deuda por un total de 568 millones de euros a través de varias emisiones de bonos y un préstamo bancario. El cupón de los bonos, por 268 millones de euros y un vencimiento a 19 años, se sitúa en el 3,152%. En este caso, la refinanciación, al contrario de lo que ocurre con los activos de CIP, era el paso previo a la venta de la compañía.

La construcción de instalaciones en Los Monegros por 113 megavatios ya había comenzado cuando se anunció la compra y la hoja de ruta del inversor era que toda la potencia estuviera operativa a lo largo del primer semestre de este ejercicio.

Para el desarrollo, CIP se había aliado con las empresas de ingeniería Copsa, Elecnor y con Global Energy Services (GES). Mientras, la filial de energía verde de General Electric es la encargada de proporcionar los servicios de operación y mantenimiento para las turbinas a través de un contrato de largo plazo.

El objetivo de CIP es emplear las instalaciones para vender la energía al mercado mayorista. En su momento, calculó que con los 374 megavatios podría dar energía a 300.000 hogares españoles.

Si bien, ahora el precio de la electricidad está por los suelos debido al Gran Confinamiento. El hundimiento de la demanda ha provocado que los precios para uso inmediato se hayan desplomado en Europa un 20% de media.

La venta de Q-Energy a CPPIB, paralizada

Stand-by. Una de las operaciones que estaba cocinándose en el sector de las energías renovables se ha congelado. El fondo de pensiones de Canadá CPPIB estaba en proceso de compra de Q-Energy, el brazo inversor en este sector de la gestora de fondos de capital riesgo Qualitas Equity. Sus activos clave son FSL Solar y Vela, que operan cerca de 400 megavatios de plantas solares en España e Italia. Pero la operación ahora está paralizada, según fuentes conocedoras de las negociaciones.

Zero-E. La filial de energías renovables de ACS, en cambio, sí está en pleno proceso de venta, como publicó CincoDías el pasado 23 de abril. Natixis es el banco que se encarga de vender sus activos en Latinoamérica y México con más de 300 megavatios.

Newsletters

Inscríbete para recibir la información económica exclusiva y las noticias financieras más relevantes para ti
¡Apúntate!

Más información

Archivado En

_
_