Covid-19

Aena sufre un desplome del 83% en el beneficio hasta marzo y gana 23,1 millones

La dirección se abre a negociar y modificar contratos con sus clientes

Terminal 4 de Barajas, sin viajeros por las prohiciones de vuelo.
Terminal 4 de Barajas, sin viajeros por las prohiciones de vuelo.

Aena gana dinero en el primer trimestre pese al fuerte impacto del coronavirus en el tráfico aéreo. Pero su beneficio se derrumba un 83%, marcando 23,1 millones de euros. La compañía ha achacado esta circunstancia a la paralización del negocio comercial en la red de aeropuertos por el efecto de la pandemia y evita comprometerse con estimaciones para el año: "A la fecha actual es difícil prever cual será la evolución de la crisis y en qué momento se verá la recuperación en el tráfico", señala en un informe remitido a la CNMV, "dada la incertidumbre, Aena no ha anunciado nuevas previsiones para 2020 ni en términos de pasajeros ni de estimación de resultados".

El número de pasajeros en los tres primeros meses del año retrocede un 20,4%, hasta los 42 millones.Solo entre las diez principales aerolíneas en la red española de aeropuertos se ha producido la pérdida de 7,8 millones de viajeros en el primer trimestre, de los que 6,3 millones pertenecen al segmento low cost. Sumados los datos del Aeropuerto de Luton y de los seis aeropuertos de Grupo Nordeste de Brasil, la cifra de viajeros sube a 48,3 millones, casi un 20% menos que en el mismo trimestre de 2019.

Los ingresos de Aena marcan 782,1 millones de euros en el trimestre, un 13,4% por debajo del periodo comparable. La compañía ha recordado que la facturación por la actividad aeronáutica se ve afectada por la reducción de las tarifas aeroportuarias en un 1,44% desde el 1 de marzo. Los gastos, por su parte, suben un 3,4%, hasta los 732 millones.

La compañía sostiene que "es difícil prever cual será la evolución de la crisis y en qué momento se verá la recuperación en el tráfico"

La crisis se ha instalado en el sector después de que Aena elevara sus costes de personal un 10,% en el trimestre como consecuencia de la revisión salarial prevista (7,9 millones) y al incremento de plantilla (252 altas en 2019 y 68 contrataciones en el primer trimestre de 2020). Aena no prevé ajustes de empleo en estas primeras semanas de parálisis.

El ebitda de la compañía al cierre del primer trimestre ha sido de 251,2 millones de euros, con un retroceso del 36%, incluyendo 11,5 millones de euros de la consolidación de Luton y restando 0,7 millones de euros del Grupo Aeroportuario del Nordeste (Brasil). El margen Ebitda se sitúa en el 32,1%.

El ajuste de personal cae en Reino Unido

Aena ha eludido ajustar empleo en España, como empresa pública que es,  pero sí ha activado recortes temporales en su plaza británica de Luton. La reducción ha sido del 61%, teniendo en cuenta una bajada salarial generalizada del 20% y la suspensión temporal a 514 empleados. Estos últimos se beneficiarán de las ayudas gubernamentales.

También se han suprimido las horas extras y, por supuesto, se ha dejado de contratar. Luton, por su parte, ha suspendido el pago de dividendos a sus accionistas.

La generación de caja ha alcanzado los 486,8 millones de euros, frente a los 583,0 millones del primer trimestre de 2019. En este mismo periodo, la deuda financiera neta de Aena se ha recortado hasta los 6.402 millones de euros (incluyendo la deuda financiera neta de Luton, de 476,3 millones de euros) frente a los 6.672,8 millones de euros al cierre de 2019. Desde esta nueva posición de deuda, el ratio de endeudamiento frente al Ebitda se mantiene estable en 2,4 veces.

Liquidez

Los problemas para la red de aeropuertos, motivados por las restricciones de vuelo, comenzaron ya en la última semana de febrero, llegando el desplome del tráfico al 59% en el mes de marzo. Aena ha remarcado esta tarde que cuenta con caja y líneas de crédito por 2.425 millones de euros, a las que se añade la posibilidad de realizar emisiones a través del programa de Euro Commercial Paper (ECP) de hasta 900 millones de euros, de los que se encuentran disponibles 495 millones de euros.

Ante la situación crítica para el negocio, la empresa que preside Maurici Lucena se abre a renegociar contratos con sus clientes, algo que no estaba previsto al inicio de la pandemia: "El consejo de administración de Aena, en su sesión celebrada en el día de hoy, ha acordado facultar al equipo gestor de la compañía para estudiar los efectos que en los distintos contratos comerciales producen la crisis sanitaria ocasionada por el Covid-19 y las medidas adoptadas por los poderes públicos para hacerle frente y, en su caso, negociar y acordar las modificaciones contractuales que procedan, incluyendo las de las rentas fijas y la renta mínima anual garantizada"

La empresa también recuerda que ha adoptado una serie de medidas para frenar una sangría del efectivo. Entre ellas figura el cierre de terminales en grandes aeropuertos o la operación bajo demanda en una docena de plazas. La reducción de salida de caja media mensual obtenida es de unos 43 millones de euros. A esta cantidad se suman los 52 millones de euros de control de salida de caja por la paralización temporal de inversiones.

Otras medidas excepcionales han sido el ajuste temporal de empleo en Londres-Luton y la petición en Brasil, al regulador ANAC, de una ampliación de los plazos de presentación de proyectos y ejecución de inversiones requeridas por el contrato de concesión de Grupo Aeroportuario del Nordeste.

Normas
Entra en El País para participar