Transporte

IAG entierra el optimismo: "La recuperación del tráfico aéreo de 2019 llevará varios años”

Espera el impacto de un cargo excepcional de 1.300 millones por la "inefectividad de las coberturas de combustible y divisas"

El consejero delegado de IAG, Willie Walsh.
El consejero delegado de IAG, Willie Walsh.

El grupo de aerolíneas IAG no es nada optimista con la recuperación del sector aéreo tras la parálisis motivada por la pandemia del coronavirus. La empresa que agrupa a British Airways, Iberia, Vueling, Aer Lingus y Level, ha señalado en una nota remitida a la CNMV que “la recuperación del nivel de demanda de pasajeros de 2019 llevará varios años”. Y añade que la situación requerirá medidas de reestructuración en todo el grupo. Días atrás, el presidente de Ryanair, Michael O'Leary, se aventuró a pronosticar un 2021 de fuerte demanda.

La compañía que dirige Willie Walsh ha avanzado esta tarde sus resultados preliminares para el tercer trimestre, con una caída del 13% en los ingresos totales, hasta los 4.600 millones. El resultado de las operaciones antes de partidas excepcionales registra una pérdida de 535 millones de euros, comparado con un beneficio de 135 millones de euros durante el primer trimestre de 2019.

IAG publicará sus resultados el 7 de mayo, pero anticipa que el beneficio antes de impuestos tendrá el impacto de un cargo excepcional de 1.300 millones de euros “como resultado de la inefectividad de las coberturas de combustible y divisas para el resto de 2020 debido a la sobre-cobertura”.

Ajuste de 12.000 empleos en British Airways

La mayor referencia de IAG, British Airways, está notificando formalmente a sus sindicatos la propuesta de una "reestructuración y reducción de empleos". El plan está sujeto a consulta, "pero es probable que afecte a la mayoría de los empleados de British Airways y podrían resultar en la reducción de hasta 12.000 puestos de trabajo".

British ya está utilizando el Esquema de Retención de Empleos COVID-19 del Reino Unido, suspendiendo en el mes de abril temporalmente a 22.626 trabajadores.

En la nota enviada a la CNMV, el holding señala que “la capacidad de pasajeros a partir del mes de junio dependerá de cuándo los gobiernos de todo el mundo levanten las cuarentenas y las restricciones a los viajes”. Pero ya se avanza un segundo trimestre nefasto: "Dada la incertidumbre en relación con el impacto y la duración del COVID-19, en este momento IAG no proporciona una indicación precisa sobre las perspectivas de beneficio para el año 2020. Sin embargo, el grupo espera que su pérdida de las operaciones en el segundo trimestre sea significativamente mayor que en el primer trimestre". No se hace referencia alguna, por el momento, a la operación abierta para la toma de Air Europa por parte de Iberia.

El desplome del mes de marzo

IAG asegura que el resultado de las operaciones en los primeros dos meses de 2020 fue similar al del año anterior, a pesar de la suspensión de vuelos a China desde finales de enero debido al COVID-19. El desplome se ha producido, por tanto, en el mes de marzo.

“La mayor parte de la reducción en el resultado de las operaciones de IAG fue causada por British Airways, seguida por Iberia y Aer Lingus, mientras que Vueling experimentó un pequeño aumento de su pérdida de las operaciones”, afirma la compañía.

La capacidad de IAG en el mercado, expresada asientos por kilómetros ofertados, bajó un 10,5% en el trimestre. El tráfico, en términos de pasajeros-kilómetro transportados, se dejó un 15,2%, y el coeficiente de ocupación fue del 76,4%, con una reducción de 4,6 puntos.

“IAG ha reducido la capacidad de pasajeros en abril y mayo en un 94% en comparación con el año pasado, tan solo operando vuelos relacionados con viajes esenciales, y repatriación”, recuerda la empresa.

Normas
Entra en El País para participar