Reino Unido sale al rescate de la hotelera IHG con un crédito de 690 millones de euros

El Banco de Inglaterra aporta fondos a la cuarta mayor empresa del mundo ante el desplome de ingresos

Fachada del hotel Intercotinental en Madrid
Fachada del hotel Intercotinental en Madrid

Reino Unido sale al rescate de una de sus grandes empresas turísticas. Intercontinental Hotels Group (IHG), la cuarta mayor compañía hotelera del mundo, con 5.900 hoteles y 900.000 habitaciones, ha anunciado esta mañana que ha logrado un crédito del Banco de Inglaterra por 690 millones de euros, dentro del programa de asistencia habilitado por este organismo para compañías cuyo negocio se haya visto dañado por la crisis sanitaria del coronavirus.

Junto a la francesa Accor, sexta en la clasificación, IHG es la única de las hoteleras europeas que están en el top 10 mundial por tamaño. Les diferencia que por ahora la firma gala no ha recurrido a ayuda estatal, como sí ha hecho Air France-KLM, cuyo primer accionista es el Estado francés. Accor suspendió el dividendo para este año, lo que reportó un ahorro de 280 millones de euros, a lo que sumó un plan de ahorro de costes administrativos por 60 millones de euros y otro plan para rebajar los costes asociados al endeudamiento por 60 millones. Además aseguró a principios de abril contar con liquidez por valor de 2.500 millones de euros.

IHG, que cuenta con marcas como Intercontinental, Crown Plaza, Regent, Indigo o Holiday Inn, asegura que los ingresos globales se han desplomado un 25% en el primer trimestre y el beneficio por habitación disponible, el principal indicador de rentabilidad, habría caído en torno a un 55% anual en marzo, el primer mes en el que el cierre de hoteles ha sido generalizado en todo el mundo. Para afrontar ese deterioro asegura contar con liquidez por valor de 1.843 millones de euros.

Pese a todos los contratiempos reconoce que la situación está mejorando. En EE UU, donde el grupo tiene más de la mitad de sus establecimientos, solo el 10% de los hoteles está cerrado y en el área central de China, 458 de los 470 hoteles están ya operativos. Pese a ello, los niveles de ocupación están en mínimos históricos y se sitúan en torno al 20% de las plazas disponibles. La situación es diferente en Europa, Oriente Medio, Asia o África, donde más de la mitad de los hoteles está cerrado por las dificultades para controlar la pandemia.

El plan de contingencia de Marriott

Al igual que ha informado IHG, Marriott, la mayor hotelera del mundo por tamaño, con 7.300 establecimientos en 134 países, también empezó a ver la luz al final del túnel por la evolución del negocio en la zona central de China, la primera en la que se empezaron a adoptar medidas de confinamiento y de restricción de movilidad por el coronavirus a finales de enero. “Se ha pasado de tener 90 hoteles cerrados a mediados de febrero a solo 20 a mediados de abril. El beneficio por habitación ha crecido en marzo y abril y el nivel de ocupación ha escalado hasta el 20% en la primera semana de abril, coincidiendo con el regreso de los empleados a los trabajos y el fin de la cuarentena”, recalcaba la compañía en un balance sobre el impacto del coronavirus a mediados de abril. Marriott situó el punto de inflexión en el fin de semana del 4 y 5 de abril, coincidiendo con una festividad nacional, en el que veinte hoteles superaron ocupaciones del 60% y ocho de ellos pusieron el cartel de “completo”. Al igual que el balance de IHG, la situación es mucho peor en el resto del mundo, con 870 hoteles cerrados y un nivel de ocupación que apenas llega al 10% en EE UU, mientras que en Europa los establecimientos clausurados superan los 500 establecimientos, con un nivel de ocupación similar.

Normas
Entra en El País para participar