El ‘índice del miedo’ al Covid-19 toca suelo y anticipa una remontada de las Bolsas

Hay firmas que rastrean el grado de pesimismo de las noticias

Indice del miedo coronavirus Pulsar sobre el gráfico para ampliar

Los inversores cada vez utilizan más fuentes de información alternativa a la hora de comprar o vender acciones. Durante la crisis global del coronavirus, gestoras de todo el mundo han comenzado a seguir la evolución del ‘índice del miedo al Covid-19’ y el ‘índice de sentimiento’ para calibrar el grado de pesimismo u optimismo global que hay hacia la pandemia. La responsable de estos índices es la firma Ravenpack.

Ravenpack no es una empresa al uso. Primero, porque trabaja en un sector ultraespecializado: el aprovisionamiento y análisis de datos masivos para la industria financiera. Segundo, porque, aunque el 80% de sus clientes está en Nueva York y Londres, la firma tiene su sede en Marbella. Tercero, porque, aunque está basada en España, su fundador y consejero delegado es estadounidense (Armando González, de ascendencia mexicana) y sus 150 empleados son de casi 30 nacionalidades distintas. Y cuarto, porque no es una start-up que intenta buscarse la vida, sino una firma consolidada que podría llegar a valer pronto más de 1.000 millones de dólares, según algunos estudios. Un unicornio, en la jerga estartapera.

La especialidad de Ravenpack es monitorizar todas y cada una de las noticias que se publican en el planeta. No importa la temática o el idioma. Con esta capacidad bien engrasada, sus directivos se propusieron hace un mes crear un monitor de seguimiento de las noticias sobre el coronavirus, con el apoyo de Amazon Web Services para albergar los servidores y los motores de búsqueda. El proyecto ha sido un éxito, y la página web ya ha alcanzado las 100.000 visitas.

Una de las utilidades que ofrece este monitor es el ‘índice del miedo al Covid-19’. Se trata de una herramienta que analiza qué proporción de las noticias que se publican sobre esta crisis sanitaria incluye los términos “miedo”, “pánico”, “histeria”, “ansiedad” y similares.

“Este índice del miedo parece que tocó máximos a finales de marzo, cuando casi el 10% de las noticias sobre coronavirus hablaban también de miedos y demás. Desde entonces, parece que hay una clara tendencia a la baja”, explica Armando González.

Ravenpack trabaja con 200 gestoras de fondos y bancos de inversión, especialmente estadounidenses y británicos. “Son muchos nuestros clientes que han incorporado este tipo de índices para evaluar sus políticas de inversión”, apunta.

Un nivel descendente del índice del miedo es una buena señal de cara a la recuperación de los mercados bursátiles. El monitor también ofrece otro índice, llamado de “sentimiento”, que mide el grado de optimismo o pesimismo de las noticias sobre el coronavirus.

Este último indicador se mueve de 0 (máximo optimismo) a -100 (máximo pesimismo). A finales de marzo, marcó un mínimo de -70, y durante el mes de abril ha ido mejorando.

La herramienta de Ravenpack ofrece la monitorización de las noticias globales, pero también permite analizar lo que ocurre en cada país. En el caso de España, el índice de sentimiento parece que tocó fondo el 16 de marzo, cuando rozó el -80.

17 años en el tratamiento masivo de datos

  • Ravenpack. La firma que ha creado el monitor de seguimiento de noticias sobre coronavirus lleva 17 años en el sector de la recopilación y tratamiento masivo de datos para la industria financiera. Interceptan desde comunicados a organismos oficiales hasta presentaciones periódicas a inversores y, también, noticias.
  • Málaga. Armando González, un estadounidense proveniente de California, llegó a Marbella por casualidad, tras terminar sus estudios en París. Allí arrancó la idea de Ravenpack y allí ha ido creciendo, hasta contar con una plantilla de 120 personas, y oficinas en Londres y Nueva York.
  • Teletrabajo. Desde antes de que se decretara el estado de alarma, toda la plantilla de Ravenpack comenzó a trabajar desde sus domicilios gracias, en buena medida, a los servidores de almacenamiento de Amazon Web Services.

En China, por ejemplo, el índice de sentimiento empeoró bastante antes. Durante el mes de febrero, cuando se decretó el confinamiento de la ciudad de Wuhan, el 98% de las informaciones sobre el tema llegaron a tener un matiz negativo. A comienzos de abril, el tono mejoró significativamente, y ahora ha vuelto a empeorar tras detectarse que la epidemia se ha vuelto a descontrolar en algunas ciudades.


El auge del 'big data'

Ravenpack compite en la recopilación y tratamiento masivo de datos con grandes proveedores globales de información, como Thomson Reuters o Bloomberg. La gran diferencia es que la firma marbellí se ha especializado en el análisis del lenguaje y el tratamiento ultrarrápido de la información, por lo que sus servicios son tan demandados por la comunidad inversora.

Hay varias firmas especializadas en tratamiento masivo de datos que están en Bolsa. Son los casos de Splunk, MongoDB, New Relic o Alteryx. Algunas de ellas están más centradas en la obtención de los datos en bruto (minería), en el proceso de depuración, en el análisis, en su visualización o en el almacenamiento.

En los últimos años ha habido varias salidas a Bolsa de compañías de este sector, como Elastic, Cloudera, Talend o la mencionada Alteryx.

La herramienta de Ravenpack también permite medir qué proporción de las noticias del planeta están tratando sobre el coronavirus. El porcentaje es abrumador, con picos superiores al 80%. De Johanesburgo a Buenos Aires pasando por Estambul y Estocolmo, todo el globo está hablando de un único tema.

“La comparativa con lo que ocurrió tras los atentados del 11 de septiembre en Estados Unidos es muy interesante. Entonces, los niveles de pánico subieron de forma abrupta, pero fueron moderándose a lo largo de los 100 días posteriores. En el caso del Covid-19, la subida ya sido lenta, pero se ha intensificado en el tiempo”, apunta González.

Tras los ataques terroristas de Nueva York y Washington, el índice del miedo subió hasta el 6,5%, pero no lo llegó a superar. En cambio, con el coronavirus sí que se ha llegado a rebasar esa barrera (véase gráfico).

Además, un mes después de los atentados, la atención mediática la atención mediática global sí que llegó al 80%, aunque cayó muy pronto. Ahora, han tenido que pasar dos meses y medio desde que se detectaron los primeros casos en China, pero tras la expansión al resto del mundo, la cobertura informativa se han consolidado de forma sistemática por encima del 80%. “Nunca antes la conversación global había estado tan monopolizada”, apunta González.

La firma que dirige ha duplicado su plantilla en los últimos dos años.

 

Normas
Entra en El País para participar