Furor por comprar harina para hacer pan, bicicletas estáticas y tinte de pelo

El encierro obligado en las casas ha convertido a productos olvidados en los más demandados

Lineal con tintes de pelo en un establecimiento de Mercadona
Lineal con tintes de pelo en un establecimiento de Mercadona

El estado de alarma ha servido para revolucionar los patrones de consumo de los españoles. Si en los primeros días de confinamiento, la obsesión compradora se centró en el papel higiénico, con episodios esquizofrénicos de desabastecimiento en las grandes superficies, el balance de este mes y medio de encierro obligado muestran como productos absolutamente relegados en la cesta de la compra habitual se han convertido en los mas demandados.

Encontrar un sobre de levadura se convirtió en un ejercicio de lucha en la primera semana de confinamiento y en un quimera en las semanas sucesivas. Hacer pan se ha convertido en el mejor entretenimiento para las familias con hijos encerradas en sus casas. Los fabricantes reconocen que las ventas de levadura fresca (la química solo sirve para hacer bizcochos y pasteles) durante las primeras semanas del estado de alarma se incrementaron un 200% y seis semanas de encierro después, encontrar un sobre de levadura fresca sigue siendo una misión imposible. Pese a ello desde la Asociación Española de Fabricantes de Levadura (Afle) recalcan que no existen problemas de desabastecimiento, ya que más del 90% va para el canal de hoteles, restaurantes y cafeterías, que en la actualidad está cerrado hasta que no se levante el estado de alarma.

El cuidado físico también ha sido la otra tendencia que ha guiado las pautas de consumo de los compradores durante el encierro que se prolongará, al menos hasta el 10 de mayo. Solo de esa manera se puede explicar el furor por comprar tintes de pelo. Mercadona detectó que las ventas de esos productos se duplicaron en sus establecimientos en el primer mes de encierro, pasando de una media de 11 unidades a 25 unidades por día. Por ello, Laboratorios Neocos, el único proveedor de este producto para la firma dirigida por Juan Roig, puso en marcha una nueva línea de producción e incrementó plantilla para garantizar el suministro de estos productos, elaborados en su fábrica de Algemesí (Valencia).

Una tendencia similar ocurrió en el material deportivo. La demanda de rodillos para hacer bici en casa crecieron un 508% en la primera semana, la de bicicletas estáticas subió un 453% y la de maquinas elípticas avanzó un 218%

Normas
Entra en El País para participar