Ence mantiene la producción de celulosa para garantizar el suministro de papel higiénico

La compañía tiene dos fábricas en Navia (Asturias) y Pontevedra

Planta de Ence en Pontevedra.
Planta de Ence en Pontevedra.

Las ventas de papel higiénico se han disparado en España desde que irrumpió el brote de coronavirus, provocando imágenes de acaparamiento por parte de los clientes y desabastecimiento en la gran mayoría de grandes superficies. Para tratar de evitar que se repitan esos episodios, los grandes fabricantes se han puesto a reforzar la producción para garantizar el suministro. Es el caso de Ence, que mantiene a plena capacidad operativa las dos plantas de celulosa que tiene en Navia (Asturias) y Pontevedra. "Ence-Energía y Celulosa está trabajando para asegurar el suministro de energía eléctrica renovable y de celulosa, material con el que se fabrican productos higiénicos de primera necesidad, bienes y servicios básicos en la actual situación de pandemia, como papel higiénico o kleenex", recalca en un comunicado remitido esta mañana.

Todo ello pese a que la adopción del protocolo interno frente al coronavirus ha provocado que cerca de la mitad de la plantilla de la compañía, empleados en las plantas para producir celulosa y energía, trabaje desde su domicilio, y que se ha procedido, tal y como señala la compañía, a modificar los turnos para el personal de las distintas fábricas, "lo que permite que actualmente no coincida trabajando presencialmente en las mismas más de un 12% de los empleados".

"Estamos viviendo una crisis que, muy probablemente, va a ser larga. Una crisis que será imposible superar si se paraliza la producción de los bienes y servicios que precisa la ciudadanía, ya que necesitamos que se siga produciendo y suministrando a la sociedad energía eléctrica, alimentos y productos básicos e higiénicos o sanitarios", recalca el texto.

Normas
Entra en El País para participar