Julius Baer advierte de que España está “lejos de movilizar recursos fiscales suficientes”

El banco suizo sitúa en un segundo escalón al país, junto con Francia u Holanda, por detrás de los esfuerzos fiscales de EE UU o Alemania

Esfuerzos fiscales España
La Rambla de Barcelona amanece vacía un día marcado por la festividad de Sant Jordi, que a diferencia de otros años, este no se puede celebrar con normalidad debido a la crisis del Covid-19. Europa Press

El grupo de banca privada Julius Baer sitúa a España en un segundo vagón de países en cuanto a esfuerzos fiscales realizados para combatir la crisis del coronavirus. El banco suizo señala en un informe publicado este jueves que España, junto con Francia, Italia y Países Bajos "se encuentra lejos de haber movilizado las cantidades necesarias desde el punto de vista fiscal". En el apartado monetario, en cambio, Baer señala que resulta suficiente con las acciones adoptadas por numerosos bancos centrales. Asimismo, el banco valora las ayudas a los hogares, pero desliza que los estímulos para el sector privado no bastan para recuperar la normalidad económica de la manera "más eficiente".

La avanzadilla la encabezan países anglosajones liderados por Estados Unidos y Alemania, sobre los que Julius Baer comenta que "han movilizado las cantidades necesarias de apoyo presupuestario". Todo lo contrario que los países emergentes (salvo China), a los que el banco suizo coloca en el vagón de cola: apenas han empezado a movilizar los recursos presupuestarios necesarios y, sobre todo, se enfrentan a "grandes dificultades" para pedir prestado o imprimir moneda en la cantidad requerida, matiza Yves Bonzon, responsable de inversiones de la entidad.

Los ciclos recesivos de los 50 últimos años vinieron marcados por una contracción a partir del endurecimiento monetario y, en menor medida, una política fiscal más estricta, desgrana el banco. De esta forma, en la fase inicial de la recesión, los efectos de ese endurecimiento de la política económica se manifestaban "con diversos grados de retraso a medida que la economía se contraía". Julius Baer pone de relieve que, en esta ocasión, la economía global se ha asomado al abismo de la recesión de manera abrupta y por decisiones administrativas de los gobiernos: "En 2019, Estados Unidos, China y Europa se encontraban en una fase de flexibilidad económica y de estímulos. Entramos en recesión en un contexto radicalmente diferente al de los precedentes históricos".

“La economía global se ha asomado al abismo de la recesión de manera abrupta y por decisiones de los gobiernos”

La salida de la incipiente crisis económica no vendrá marcada por el impacto retardado de las políticas macroeconómicas cuando estas surtan efecto. Al contrario, el grupo de banca privada traza la salida del túnel sobre dos variables. Por una parte, "la habilidad para reabrir las economías y normalizar la actividad", mientras se cumplen los controles sanitarios, y también con la habilidad de las compañías privadas que han sufrido un gran impacto en los ingresos para retomar la marcha. Por otro lado, apunta Baer, aunque las ayudas a los hogares puedan parecer suficientes en muchos casos, las ayudas al sector privado parecen "diversas y a veces insuficientes para maximizar las posibilidades de normalizar la economía de la forma más eficiente".

Desacople entre Bolsa y economía

La firma suiza asegura que la caída de la actividad económica, transmitida en marzo a unos índices bursátiles que descendieron a "una velocidad histórica y sin precedentes", ha sorprendido a muchos inversores. Y pone como ejemplo el índice S&P 500: "El repunte de las acciones de EE UU a unos 2.800 puntos en el índice S&P 500 da la impresión de que los mercados se han desconectado de los fundamentos de la economía real en un momento en que el producto interior bruto (PIB) de muchos países está disminuyendo entre el 10% y el 20% interanual", concluye.

Normas
Entra en El País para participar