Mapfre augura una caída del PIB de hasta el 10,7% y una tasa de paro superior al 18%

El servicio de estudios de la aseguradora actualiza a peor sus previsiones para la economía española por la crisis del Covid-19

La Plaza de Colón en la capital vacía con motivo del confinamiento.
La Plaza de Colón en la capital vacía con motivo del confinamiento. Europa Press

El Servicio de Estudios de Mapfre cree que la crisis provocada por el Covid-19 ocasionará una contracción en la economía española de entre el 5,6 y 10,7% este año, que elevará la tasa de desempleo a una horquilla de entre el 18 y el 23,4%. Son las estimaciones de Mapfre Economics en una actualización de su cuadro macroeconómico, publicada este jueves, y donde baraja un escenario base y otro estresado ante la dificultad para medir ahora los efectos por la "incertidumbre extrema" que suscita la evolución de la pandemia y de su potencial impacto.

De lo que no dudan sus analistas es de que la economía "entrará rápidamente en recesión" y el perjuicio se hará "visible" en las cifras del primer trimestre, cuando la actividad económica "ya se encontraba en una tendencia de desaceleración antes de que fuera impactada por la crisis sanitaria".

Bajo el escenario base el PIB español se contraería un 5,6% y un 3% en la economía mundial, caídas que se ampliarían al 10,7 y 8,2%, respectivamente, bajo la hipótesis más agravada por las medidas de confinamiento y las medidas de restricción o contención que eventualmente se adopten. La caída en la eurozona oscilaría entre el 5,1 y 12,4%.

"El coste económico es mayúsculo, debido a las disrupciones de suministros, la aversión al riesgo y las implicaciones financieras que puede llegar a alcanzar", señalan los analistas en el informe. A escala internacional espera que el crecimiento económico revierta con mayor o menor fuerza en 2021, pero augura que arrastrará una factura bajo la forma de incremento de deuda pública de, al menos, el 15% del PIB global.

En España los expertos creen que la activación de medidas estabilizadoras tendrá "un impacto colosal" sobre las cuentas públicas, no solamente por el gasto corriente necesario sino por la reducción en los ingresos que se derivan de la actividad económica.

Conforme a sus cálculos la deuda superará a finales de 2021 el 115% del PIB, aunque aprecia "cierto margen" gracias a los bajos tipos de interés y a las medidas de control de estrés soberano que se derivan de la política de balance del Banco Central Europeo (BCE).

En cuanto al negocio asegurador, el informe reconoce que caídas "abruptas" del PIB "llevan consigo fuertes retrocesos en las primas del negocio asegurador a nivel agregado, tanto en los mercados emergentes como en los desarrollados".

No obstante, el efecto difiere por tipo de coberturas siendo los seguros de autos, comercio, industriales y los de vida "los que más sufren y sufrirán las consecuencias de corto plazo de la crisis", mientras que los de salud muestran una gran resistencia y los de hogar y comunidades "tienden a ralentizarse, sin llegar a experimentar grandes retrocesos".

Normas
Entra en El País para participar