El Ibex modera las pérdidas y conserva los 6.800 pendiente del petróleo

La Bolsa española se deja un 0,64% y se desmarca de Europa

Ibex 35 Pulsar para ampliar el gráfico

Las pérdidas volvieron a abrirse paso en los mercados. Los estímulos monetarios de China y Japón no fueron suficientes para prolongar la tendencia alcista registrada el viernes. En una jornada en la que los principales selectivos del Viejo Continente comenzaron con avances cercanos al 0,5%, el desplome del West Texas ante la caída de la demanda y la debilidad de los datos macroeconómicos aceleraron la corrección.

El Ibex 35 fue un buen ejemplo de ello. El selectivo español no aguantó la presión y aunque abrió con una subida del 0,59%, situándolo por encima de los 6.900 puntos, no tardó en darse la vuelta. Conforme avanzaba la jornada, la Bolsa española fue ampliando las pérdidas, unas caídas que se moderaron al cierre. El selectivo cerró con unas pérdidas del 0,64%, hasta los 6.831,5 puntos. No obstante, aunque el rojo fue el color predominante de la sesión en Europa, el Ibex fue la excepción. El resto de índices lograron cerrar el positivo. El Cac francés avanzó un 0,65%; el Dax alemán, un 0,47%; el FTSE británico, un 0,45% y el Mib italiano concluyó en tablas (0,05%).

La desconfianza continúa siendo muy elevada. Aunque los datos apuntan a una buena evolución de la pandemia tanto en EE UU como en Europa y son muchos los países que están diseñando e incluso aplicando los planes para reabrir su economía, la debilidad macroeconómica intensifica los temores de recesión. Si a primera hora de la mañana era el Bundesbank el que se sumaba a las voces que apuntan a una recuperación lenta, en la apertura de Wall Street fue el índice de la Fed de Chicago el que contribuyó al pesimismo. Durante el mes de marzo este indicador cayó al -4,19. En el pasado cuando este cuando este índice se ha situado por debajo del -0,35 ha sido un sinónimo de contracción. Esto sumado a la inestabilidad que vive el mercado del crudo fue suficiente para que Wall Street abriera a la baja. Unos descensos que al cierre de los mercados europeos alcanzaban el 1% para el Dow Jones y el 0,5% en el S&P 500. Era el sector del gas (-4,9%) el más golpeado.

En la Bolsa española los mayores descensos corrieron a cargo de Bankinter (-4,5%). Le siguieron Colonial (-3,36%), Aena (-3,19%) e IAG (-3,13%). Además de las dificultades que atraviesa el sector turístico a consecuencia de la crisis sanitaria, los analistas de Ahorro Corporación han rebajado la recomendación de Meliá a vender y establecen como precio objetivo los 4,1 euros (hoy sha cerrado a 4,11 euros por título) lo que contribuye a que la cadena de hodteles se deje un 2% en Bolsa.El sector bancario en su conjunto cerró en nesgativo. Sabadell se dejó un 2,99%; Bankia, un 0,88%; CaixaBank, un 0,47%; Santander un 0,43% y BBVA, un 0,23%. Una reacción que se produce después de conocer que el BCE estudia la creación de un banco malo en la zona euro.

En el lado de los ascensos destacaron Ence (6,08%), Viscofan (3,06%) y Grifols (3,04%). Además del caracter defensivo de Viscofan los analistas de Kepler aconsejan comprar acciones de la compañia y fijan como precio objetivo los 55 euros, lo que supone otorgarle un potencial del 5,56% desde los precios de hoy al cierre. En el mercado continuo Deoleo se disparó un 78,34% tras anunciar la semana pasada que salía de pérdidas y Duro Felguera, un 37,67%.

Los datos apuntan a que la pandemia de coronavirus se propaga más lentamente gracias a las restricciones impuestas en los países, pero los riesgos aún son máximos y la vigilancia continúa. Los Gobiernos comienzan a dar los primeros pasos hacia una normalización. En España, el presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, pedirá 15 días más de estado de alarma, pero a partir del día 27 de abril dejará salir a los niños, con limitaciones.

Además, durante la semana muchas compañías de gran relevancia como IBM, Coca-Cola, Netflix, Delta Airlines, American Airlines, American Express o Verizon publicarán sus cifras correspondientes al pasado trimestre en Wall Street, mercado en el que la temporada de presentaciones de resultados trimestrales empieza a coger velocidad de crucero.

Mientras, y en las principales plazas bursátiles europeas, la temporada de resultados también comienza a coger ritmo, destacando en la Bolsa española la publicación de las cifras de algunas compañías del Ibex 35. Enagás y Grifols serán mañana las encargadas de dar el pistoletazo de salida a la temporada. Los expertos adelantan que más que los resultados trimestrales, lo más importante es conocer las previsiones que manejan las cotizadas de cara al ejercicio. 

Aunque las miradas se posaron sobre las materias primas, el mercado de deuda experimentó un ligero movimiento. La rentabilidad de la deuda italiana repuntó al 1,94% desde el 1,8% del viernes y la española pasó del 0,82% al 0,89%. Unos ascensos que trasladaron también a las primas de riesgo, que subieron a los 239 y 134 puntos básicos respectivamente. Los inversores se muestran inquietos ante la cumbre de líderes de la UE del jueves en la que se deberán refrendar el acuerdo alcanzado por el Eurogrupo y de nuevo Italia llevará a primera línea la discusión de los eurobonos, una medida que no termina de convencer a países como Alemania y Holanda.

Normas
Entra en El País para participar