Estas son las medidas que ha lanzado la banca para ayudar a los clientes

El sector permite aplazar un año el pago del capital en las hipotecas y en algunos casos accede a la moratoria en clientes que no cumplen los requisitos del Gobierno

ayudas económicas banca covid-19

El confinamiento decretado por el Gobierno a raíz del Covid-19 ha reducido las rentas de muchos españoles al verse afectados por un ERTE o, en el caso de los autónomos, por el cierre de sus negocios. Como resultado, los ingresos de las familias se han recortado cuantiosamente, lo que impide afrontar las cuotas de hipotecas o alquileres, los recibos de luz, agua o gas o la compra de alimentos.

Para reducir estas cargas, el Ejecutivo ha aprobado una moratoria de tres meses en el pago de hipotecas, alquileres y préstamos para las familias y autónomos en situación más vulnerable. Sin embargo, desde Asufin consideran que las condiciones para acceder son "muy estrictas" y deberían eliminarse requisitos como el tope del Indicador Público de Renta de Efectos Múltiples (IPREM). De no hacerlo, las ayudas solo llegarán a un 10% de sus potenciales beneficiarios, explica su presidenta, Patricia Suárez. De hecho, es necesario estar por debajo de un nivel mínimo de renta, además de haber sufrido un recorte del 40% en los ingresos de la actividad empresarial.

Al mismo tiempo, la banca ha puesto en marcha otras iniciativas para complementar o ampliar el alcance de las anteriores. Las entidades asociadas a la AEB y la CECA amplían hasta 12 meses el aplazamiento de la amortización de capital de las hipotecas y hasta seis meses el pago del principal en los préstamos personales, de los que tan solo se deberá abonar los intereses. Asimismo, aplazan hasta un trimestre el pago del alquiler en pisos del Fondo Social de Viviendas. Por otro lado, ciertas entidades, como CaixaBank, Bankinter o Ibercaja, han anunciado que estudiarán la aplicación de moratorias hipotecarias a clientes cuyos ingresos hayan bajado notablemente pero no cumplan con los requisitos del Gobierno. Bankinter, por ejemplo, aplazará cuatro meses el pago, aunque puede ampliar la prórroga en casos excepcionales.

Pensionistas

Uno de los colectivos más vulnerables, por su situación económica y por el riesgo para su salud que supone el Covid-19, es el de los pensionistas. Los bancos han adelantado en cinco días el ingreso de las pensiones –al igual que anticipan el de las prestaciones por desempleo–, salvo CaixaBank, que este mes lo ha abonado 10 días antes de lo habitual. Y han eliminado para los pensionistas los costes de retirar efectivo en cualquier cajero –una medida que muchos bancos han ampliado a todos los consumidores–. También les facilitan citas previas en oficinas o la simplificación de los trámites a distancia para que no tengan que desplazarse.

Asimismo, CaixaBank ha anunciado que no devolverá los recibos de servicios básicos de estos clientes incluso si la cuenta está en descubierto. Por su parte, Bankia ha implantado esta semana el programa Estamos a tu lado, por el cual, hasta el 7 de junio, los mayores de 65 años podrán recibir en sus domicilios dos pedidos de medicamentos de farmacias y dos compras en mercados o supermercados. Mientras que Banco Santander ofrece una carencia de tres meses en el pago del paquete básico de su Plan Senior –con un coste mensual de nueve euros– que proporciona un equipo de teleasistencia o botón de socorro para emergencias; un seguro garantía para accidentes, y tres servicios de apoyo o asistencia ("manitas" tecnológico, asistente telefónico 24 horas y un servicio de optimización de recibos).

Garantías de liquidez

Deutsche Bank o Bankinter han puesto a disposición de los clientes liquidez inmediata, de manera que puedan financiar recibos, transferencias o pagos con tarjeta de débito con el saldo disponible en la tarjeta de crédito. En BBVA se pueden financiar también las compras con tarjeta de débito o el pago de impuestos mientras que Openbank permite solicitar hasta 12.000 euros a una TAE del 8%, aunque durante abril y mayo el interés es del 0%.

No obstante, Asufin llama a no "sobreendeudarse y evitar los créditos rápidos o las tarjeta de crédito" pues conllevan unos intereses muy elevados. Asimismo, la asociación pide que los bancos no incluyan en sus registros de morosos a aquellos clientes que pidan en el contexto actual una moratoria o carencia de los préstamos, que perjudicaría su historial crediticio de cara al futuro y dificultar la solicitud de financiación.

Flexibilización de la letra pequeña

Cuentas vinculadas. Bankinter mantendrá los beneficios de su cuenta nómina –de las pocas que aún es bonificada – aunque los clientes no cumplan ahora los requisitos mínimos de ingresos. Bankia, Kutxabank y Deustche Bank no cargarán las comisiones aprobadas recientemente en sus cuentas vinculadas a quienes temporalmente no respeten las condiciones requeridas.

Productos combinados. El banco de Dolores Dancausa tampoco penalizará a los clientes que no pueden hacer frente a los productos combinados que incluían sus hipotecas.

Normas
Entra en El País para participar