Aerolíneas

El virus deja 800 aviones anclados en los aeropuertos españoles de Aena

El operador acoge ya a un 70% de su capacidad total de 1.200 aeronaves

Aviones de Iberia, Vueling e Iberia Express estacionados en el aeropuerto de Madrid-Barajas.
Aviones de Iberia, Vueling e Iberia Express estacionados en el aeropuerto de Madrid-Barajas.

La obligación de dejar de volar, entre las restricciones y prohibiciones al tráfico aéreo en todo el mundo, tiene a 800 aviones con los calzos puestos sine die en las áreas de estacionamiento de los aeropuertos de Aena. Y la cifra de aparatos acogidos por el operador público va en ligero aumento, según fuentes cercanas a la operación de estas infraestructuras, una vez que prácticamente se han completado las repatriaciones de emergencia de ciudadanos residentes en España.

IAG, el grupo de mayor implantación en este país a través de Iberia, Vueling, Iberia Express y Level, ya advirtió la semana pasada que el recorte medio de producción entre sus aerolíneas subía del 75% al 90% en abril y mayo. Esto es más aviones en tierra.

La imagen que se aprecia desde las torres de control es histórica, con decenas de gigantes minuciosamente ordenados. Como tampoco tienen precedentes los cierres de terminales en Madrid-Barajas o Barcelona-El Prat.

Según las tarifas de Aena, la flota aparcada genera una factura de 24 millones de euros al mes

La Asociación de Líneas Aéreas (ALA) llama la atención sobre una caída del 95% entre los 71.000 vuelos de la Semana Santa de 2019 y los 3.550 vuelos programados entre el viernes 3 y el lunes 13 de abril en aeropuertos españoles. El presidente del colectivo, Javier Gándara, cree que es “el preludio de una temporada de verano incierta y de un año crítico para el sector”. Sí funciona con aparente normalidad el transporte de carga, con picos extraordinarios en Madrid, Zaragoza o Vitoria.

El volumen de aeronaves aparcadas en instalaciones de Aena en toda la red alcanza el 70% de la capacidad máxima de 1.200 aparatos, según fuentes del sector aéreo. Consultada por estas cifras, Aena ni confirma ni desmiente, pero sí señala que cuenta aún con capacidad para prestar servicio a nuevos aviones si fuera necesario.

Según ha podido saber CincoDías, Barajas está atendiendo en tierra a algo más de 170 aviones, absorbiendo buena parte de los modelos de mayor envergadura dedicados a vuelos de larga distancia. Además de Iberia y Air Europa, grandes grupos europeos han dejado parte de sus flotas en Madrid bajo la custodia de Aena.

Barcelona-El Prat, por su parte, acumula en sus campas una cifra que ronda los 150 aparatos, gran parte de ellos de Vueling, líder en esa plaza.

Las aerolíneas piden la exención del pago por dejar sus aviones en tierra tras verlo aplazado por Aena seis meses sin interés

Los aeropuertos canarios suman una treintena de aviones y en Málaga-Costa del Sol guardan la cuarentena forzosa una veintena de aviones, según el recuento de personal cercano a los aeropuertos.

Los 800 aviones aterrizados representan casi el doble de la suma de las escuadras de las tres grandes aerolíneas españolas, Iberia, Vueling y Air Europa. La cifra también supera a toda la flota de Lufthansa, el mayor grupo europeo con sus 763 aeronaves.

Aplazamiento de la tasa de estacionamiento

Las aerolíneas cuentan con el alivio de haber visto aplazadas las tasas por estacionamiento durante seis meses sin el pago de intereses. La cifra acumulada en estos momentos, por tanto, podrá liquidarse con Aena a finales de verano.

Madrid-Barajas supera las 170 unidades en sus áreas de estacionamiento y Barcelona-El Prat roza los 150 aparatos

Esta tasa pasa de ser un coste residual para cualquier compañía aérea en tiempos de normalidad, a convertirse en una factura considerable. La cuantía de esta prestación depende, en los aeropuertos españoles, de variables como el peso y el tiempo de permanencia de cada avión. La tarifa máxima, no obstante, es de 1.810 euros por aeronave las primeras 24 horas, y de 987 euros por día a partir de la segunda jornada.

En base a estos precios, los 800 aviones generarían un ingreso diario aplazado cercano a los 800.000 euros, o de 24 millones al mes a favor de Aena. Sus clientes volvieron a demandar el viernes la exención del pago mientras dure la crisis. El aeropuerto italiano de Malpensa, el holandés Amsterdam-Schiphol o el operador noruego Avinor están entre los que han tomado este tipo de medidas.

La compañía que preside Maurici Lucena ya dejó de cobrar días atrás la renta de los establecimientos comerciales en sus terminales, al margen de la citada moratoria en las tasas de estacionamiento.

Un plan para reactivar al motor del turismo

Javier Gándara, presidente de ALA.
Javier Gándara, presidente de ALA.

Negociaciones. Aena está llamada a jugar un papel clave en el plan de recuperación del sector aéreo que dice estar diseñando el Ministerio de Transportes en colaboración con las compañías aéreas. El frente empresarial demanda un esquema de ayudas específico mientras dure la crisis, pero el ministro José Luis Ábalos está remitiendo hasta ahora a las líneas de crédito del ICO y al programa de avales lanzado por el Gobierno.

Ajuste sobre ajuste. Referencias como Air Europa tramitan ya las mesas de negociación para futuros ajustes temporales de empleo. Una vez que el fin del estado de alarma haga decaer los ERTE por fuerza mayor, el sector seguirá soportando restricciones y activará nuevos ERTE por causa económica y de producción.

Peticiones. La Asociación de Líneas Áereas (ALA) habla de un sector en busca de “supervivencia”, motor del un 12,5% del PIB (turismo) y del 13% del empleo. Desde esa posición urge el aplazamiento de cuotas de la Seguridad Social e IVA; la revisión del cálculo de los pagos fraccionados del impuesto de sociedades, alineándolos a la liquidación real, y un aumento de los créditos ICO y líneas específicas de avales, entre otras medidas.

Normas
Entra en El País para participar