Tesla tiene para un año sin ingresos, pero solo si Musk domina los costes

Ford o General Motors pueden aguantar seis meses

Tesla Model 3 en una fábrica de Shanghái (China).
Tesla Model 3 en una fábrica de Shanghái (China). REUTERS

Elon Musk tiene la oportunidad de demostrar a los escépticos que finalmente se ha hecho una idea de lo básico para dirigir un fabricante de coches. El jefe de Tesla parece haber resuelto la mayoría de los problemas de producción que han plagado a su empresa la mayor parte de los últimos tres años, al menos según las cifras de ventas del primer trimestre reveladas el jueves. También ha acumulado una buena caja, que debería ser suficiente para aguantar un año sin ingresos. Es mejor que la situación de Ford o General Motors. Pero Musk solo lo logrará si ha conseguido dominar por fin cómo mantener los costes bajo control.

Musk parecía estar haciendo progresos hacia finales de 2019: los ingresos de automoción del cuarto trimestre, de 6.300 millones de dólares, superaron los gastos en 500 millones, ya que tanto la producción como las ventas se recuperaron de un mal comienzo de año. Eso parece haber seguido en 2020, con cifras de producción que superan por segundo trimestre seguido los 100.000 vehículos. Ello a pesar de que las operaciones se han visto limitadas por el virus, que ha obligado a cerrar la fábrica de California.

Tesla no solo lo ha dejado de fundir dinero. Gracias a las fuertes ganancias y a la sorprendente venta de 2.300 millones en acciones en febrero, también acumula casi 9.000 millones de caja. Eso equivale a casi la mitad de los gastos totales de automoción en 2019. Una regla general es que el 50% de los costes de un fabricante de coches, como los salarios, son fijos. El resto proviene de varias necesidades de producción, que deberían reducirse, si no desaparecer, cuando las plantas estén inactivas. Musk debería ser capaz de aguantar hasta marzo de 2021. Ford y GM, por el contrario, solo tienen para seis meses.

Eso da a Tesla una ventaja significativa. E incluso si la crisis pasa más pronto que tarde, su mejor posición de partida debería dejar su balance en un estado relativamente mejor. Pero eso será solo si su jefe entiende estos fundamentos. Si no, sus carencias para la gestión financiera pronto se harán evidentes.

Los autores son columnistas de Reuters Breakingviews. Las opiniones son suyas. La traducción, de Carlos Gómez Abajo, es responsabilidad de CincoDías