Amadeus cierra la colocación de 1.500 millones en acciones y bonos convertibles

La empresa se capitaliza aumentando un 4,5% el número de acciones y con 750 millones de deuda

Luis Maroto, consejero delegado de Amadeus.
Luis Maroto, consejero delegado de Amadeus.

Amadeus sigue reforzándose para tratar de amortiguar el duro golpe del coronavirus a las empresas ligadas al turismo. La compañía tecnológica comunicó el jueves a la CNMV que procedería "a reforzar aún más la capitalización de la compañía" a través de la emisión de 1.500 millones de euros, de los que 750 millones corresponderán a una colocación acelerada de acciones y otros 750 millones en bonos convertibles senior. "Como consecuencia de esta operación, Amadeus se beneficiará de un margen suficiente para afrontar los escenarios más adversos, incluyendo la extensión a todo el año 2020 de los volúmenes de viajes extremadamente bajos de finales del mes de marzo", recalca en el comunicado.

AMADEUS 44,98 -0,27%

La operación se cerró en pocas horas; la empresa comunicó a la CNMV en la medianoche que cerró la operación. La ampliación de capital se ejecutó a 39 euros por acción, con un descuento del 5,8%. Las acciones emitidas equivalen al 4,5% del capital de la empresa. Las obligaciones convertibles se colocaron, por su parte, a un tipo de interés del 1,5% y con un precio de conversión de 54,6 euros. Su conversión en acciones equivaldría al 3% del capital aunque, si no son canjeadas, vencen en 2025. JP Morgan ha sido coordinador de la operación, y Citi y Crédit Agricole, colocadores.

Prevé que el tráfico aéreo puede llegar a caer un 64% en 2020

La operación estaba recibiendo el castigo de los mercados al inicio de la sesión del viernes. Los títulos de Amadeus bajaban en el entorno del 2,7% hasta situarse por encima de los 40 euros, acercándose al mínimo de 39,14 euros alcanzado a mediados de marzo. La tecnológica era la segunda compañía que más caía del Ibex 35, solo superada por Santander, con bajadas superiores al 3%, penalizada por la supresión del dividendo de 2019 y 2020.

La tecnológica ha optado por ponerse la venda antes de la herida y se ha puesto en el peor de los escenarios, incluso más pesimista que el dibujado por la patronal europea de las aerolíneas (IATA). Este organismo prevé una caída del tráfico aéreo del 75% en el segundo trimestre, que se iría suavizando hasta un ajuste del 45% en el tercero y del 15% en el cuarto para cerrar el año con un descenso anual del 38%. Amadeus prevé que el desplome del 80% en el segundo trimestre continuará en los dos siguientes trimestres, con un cierre de ejercicio con un desplome del 64% del tráfico aéreo. La firma considera que la aplicación de estas nuevas medidas, unidas a la suspensión del dividendo de 320 millones, la recuperación de una linea de financiación no dispuesta de 1.000 millones y una reducción de 300 millones en los costes fijos, inversiones y gastos capitalizables, "conlleva consecuencias positivas que han sido consideradas y ponderadas por nuestro Consejo de Administración".

En el comunicado remitido a la CNMV destaca cinco de ellas: el fortalecimiento de la estructura de capital y liquidez "para afrontar los escenarios más adversos con amplio margen de maniobra, incluso si dichos escenarios se extendiesen más allá de cualquier expectativa actual", el mantenimiento de la calificación crediticia de la firma, la posibilidad de retomar con mayor rapidez la retribución continuada al accionista, fortalecer la capitalización de la sociedad y permitir que, una vez que se recupere la normalidad, "aprovecharse de oportunidades estratégicas de M&A (fusiones y adquisiciones) desde una posición de solidez".

Normas
Entra en El País para participar