Grifols sella su entrada a fabricar en China a través de Shanghai RAAS

Será el principal accionista de la empresa china, con el 26% del capital, y se guarda derechos a veto en operaciones corporativas

Los dos consejeros delegados de Grifols: Víctor Grífols Deu (izquierda) y Raimon Grífols.
Los dos consejeros delegados de Grifols: Víctor Grífols Deu (izquierda) y Raimon Grífols.

Grifols cierra el desembarco en el fabricante chino de derivados de plasma Shanghai RAAS (SR), del que se convierte en principal accionista y con el que da un salto en ese mercado asiático. La compañía española a la vez que cede una participación a su socio en su filial estadounidense Grifols Diagnostic Solutions.

Concretamente, Grifols controla el 26,20% del capital de SR (derechos económicos y de voto) a cambio de una participación no mayoritaria en Grifols Diagnostic Solutions (45% de los derechos económicos y 40% de voto) por parte de su socio chino, según informó la compañía este viernes en un comunicado a la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV).

"Esta operación impulsará la producción, comercialización y desarrollo bajo criterios de calidad y seguridad internacionales de los productos plasmáticos en China, así como de las últimas soluciones de diagnóstico transfusional en este país", según el comunicado de la empresa.

China ya es comercialmente el tercer mercado más importante para Grifols (más del 65% de las ventas las concentra en Norteamérica) y gracias a su presencia en SR consigue entrar en la actividad industrial para el país, un negocio estratégico para el Gobierno chino y que, por tanto, limita la presencia de fábricas de firmas extranjeras.

GRIFOLS SA 11,80 -0,67%

Grifols controlará el 26,20% de la compañía, seguido de Creat Group, con aproximadamente un 26,18%, y RAAS China Limited con aproximadamente el 22,78%. El resto de acciones se distribuyen entre inversores institucionales y accionistas minoritarios, según el comunicado del laboratorio catalán.

El acuerdo ha conllevado una serie de negociaciones en el ámbito corporativo que se ha cerrado con un pacto entre accionistas. De esta manera, el laboratorio barcelonés nombrará tres de los nueve miembros en el consejo de administración de SR. También tiene derecho de veto en supuestos como emisión de acciones, enajenación de activos esenciales, fusiones y modificaciones estatutarias. Y se guarda la opción de derechos de suscripción preferente en posibles ampliaciones de capital. A su vez, SR contará con dos de los cinco consejeros en GDS. Por su parte, el accionista Creat se ha comprometido a no vender su participación en SR a ningún competidor de Grifols, que tampoco podrá vender su participación en su filial estadounidense a ningún ciudadano, compañía u organización china, salvo con el consentimiento previo por escrito de SR.

"La transacción no ha requerido de ninguna fuente de financiación externa. Se trata de la primera transacción realizada en China mediante intercambio accionarial, entre una compañía extranjera y una compañía cotizada china no controlada por el estado", se asegura desde el laboratorio catalán.

Víctor Grífols, presidente de la compañía remarcó en la última junta de accionistas de la compañía que era necesario estar en China, porque es un “mercado espectacular”. “El plasma de EE UU se va a terminar. No hay más solución que fabricar en China”, aseguró. Aunque concedió que será “un proceso largo y complicado”, debido a las dificultades en materia propiedad intelectual. “Como empresa internacional teníamos que decidir si queríamos estar en China o no. Y hemos optado por estar”, refrendó su hijo Víctor Grífols Deu, co-consejero delegado. En cuando a productos hemoderivados, Grifols detalla que China representa el 55% del mercado global de albumina, el 10% de inmunoglobulina (IVIG) y el 5% de factor VIII plasmático.

El pasado mes, la multinacional española anunció que también tendrá fábrica en Arabia Saudí de la mano del fondo soberano saudí Public Investment Fund (PIF), sumando nuevos centros productivos más allá de los que dispone actualmente en España y EE UU.

La operación de entrada en el rival asiático se ha dilatado durante un año ya que fue anunciada en marzo de 2019 y recibió el visto bueno de las autoridades de competencia de China y EE UU el pasado noviembre.

Producción

En el marco de la operación, Grifols y SR han suscrito un acuerdo de exclusividad, por el que se establecen los estándares de calidad y fabricación internacionales. Grifols, a estos efectos, nombrará a un experto para asesorar y verificar el cumplimiento de estos estándares.

Grifols ofrecerá a SR soporte tecnológico y know-how en el campo de biociencia y diagnóstico para su uso en China bajo pago de royalties. También prestará, a cambio de honorarios, servicios de ingeniería. SR se compromete a usar la tecnología NAT de la farmacéutica catalana en su actividad de recogida de plasma.

Actualmente, China cuenta con 249 centros de plasma operativos de los que se obtuvieron 8,4 millones de litros de plasma en 20184. SR posee 41 centros (5 de ellos en construcción) que representan la segunda mayor red de centros operativos de China.

Normas
Entra en El País para participar