Grifols tiene stock de plasma para producir durante seis meses

El laboratorio indica que colabora con las autoridades en un tratamiento antiviral frente al Covid-19

Grifols tiene stock de plasma para producir durante seis meses

Grifols tiene acumulado suficiente plasma para producir sus hemoderivados durante seis meses si hubiese problemas en el suministro por la pandemia de Covid-19. Así lo avanza este viernes la multinacional catalana en un comunicado remitido por la crisis del coronavirus y explica que dispone de "un robusto inventario" de plasma y medicamentos plasmáticos. La compañía recuerda que ha aumentado sus niveles de inventario un 28% en 2018 y un 13% en 2019.

"Teniendo en cuenta el inventario de plasma y de las principales proteínas plasmáticas, así como todos los esfuerzos realizados a lo largo de la cadena de producción, Grifols está en disposición de proporcionar un suministro ininterrumpido de productos durante, al menos, medio año en términos globales", afirma la empresa presidida por Víctor Grífols.

A nivel productivo, la multinacional cotizada en el Ibex 35 explica que cuentan con planes de contingencia para garantizar los procesos de fabricación y "mitigar cualquier posible problema a nivel global". Según la compañía, la diversificación geográfica de las plantas productivas de Grifols permite al laboratorio disponer de la flexibilidad necesaria para equilibrar la producción entre las diferentes instalaciones.

"La compañía realiza un seguimiento continuo de potenciales impactos sobre sus operaciones. Actualmente, todos los complejos industriales de Grifols están operativos", se indica en la información remitida a los medios.

  • Centros de obtención de sangre

Grifols obtiene el plasma de 300 centros, fundamentalmente en EE UU aunque también últimamente en Alemania. Desde la empresa se asevera que están tomando todas las medidas necesarias para garantizar la seguridad de donantes y plantilla.

Este tipo de virus es detectable en la donación, pero aun así el laboratorio trabaja en un diagnóstico específico para coronavirus y, además, indica que en cualquier caso en el proceso de producción el virus se destruiría, según fuentes de la empresa. "Además, aprovechando su capacidad para desarrollar pruebas personalizadas para patógenos nuevos y emergentes, la compañía está acelerando el desarrollo de pruebas de alto rendimiento para el diagnóstico y la detección en plasma y sangre del nuevo coronavirus (Covid-19) mediante tecnología NAT", indican.

El laboratorio también explica que ha compartido su conocimiento y tecnología sobre inactivación de plasma para transfusiones y sobre plasma convaleciente (plasma con anticuerpos contra el virus procedente de personas que se han recuperado de Covid-19) con diversas autoridades sanitarias internacionales y agencias reguladoras para desarrollar y producir un posible tratamiento antiviral con inmunoglobulinas. Algo que realiza en una instalación aislada destinada al fraccionamiento de plasma para múltiples usos, una pequeña fábrica que construyó junto a su sede de Clayton (EE UU) para dar respuesta al último brote de ébola.

La farmacéutica catalana tiene experiencia en desactivar diferentes patógenos de la sangre, en aislarlos y en separar anticuerpos, por ejemplo en este caso inmunoglobulinas anticoronavirus que actúen contra el virus. Ese tipo de terapias se están potenciando en EE UU como una de las alternativas. Para eso, las empresas que investigan en este campo necesitan inmunoglobulinas de personas sanas que haya sobrevivido a la infección.

Normas
Entra en El País para participar