Deporte

La crisis impacta en el fútbol y pincha la burbuja de salarios y fichajes

Los clubes intentan acordar rebajas de sueldo para salvar los balances

Fútbol europeo Pulsar sobre el gráfico para ampliar

El fútbol contempla con miedo los acontecimientos desencadenados a raíz de la pandemia del coronavirus, que le tiene paralizado desde hace dos semanas. Convertido en un negocio cada vez más lucrativo, que solo en Europa ha multiplicado por cinco su capacidad de generación de ingresos en los últimos 20 años, ahora ve amenazada su bonanza económica por el Covid-19 y la duda de si los torneos podrán terminarse o no y, si sucede lo primero, en qué condiciones.

La crisis ya ha impactado en las estructuras financieras de los clubes de élite. Equipos como el Barcelona, el Atlético de Madrid o el Espanyol ya han anunciado respectivos ERTE tanto en sus plantillas deportivas como en el resto de trabajadores para asegurar su viabilidad. Ejemplos de cómo el sector ha apostado por un modelo de rendimiento deportivo sobre la rentabilidad. Es decir, de sacrificar beneficios y con ellos las reservas, en favor de más inversión en sueldos y traspasos de futbolistas.

Entre 2009 y 2018, año con los últimos datos disponibles de la UEFA, los ingresos en el conjunto del fútbol europeo crecieron un 80%, hasta los 21.100 millones. En ese mismo porcentaje lo hicieron los costes salariales, pasando de 7.500 millones a casi 13.500. El gasto en traspasos lo ha hecho en mayor medida, un 173%, de 1.668 millones a 4.555. Sumados sueldos y fichajes, estos representaban en 2018 el 85,5% de los ingresos totales, por el 78% de 2009. Las medidas de control económico han mejorado la solvencia, pero el alza de beneficios no ha sido tan exponencial.

“Ahora mismo queda en torno a un 25% y un 30% de lo que los equipos contaban por ingresar”, afirma Esteve Calzada, consejero delegado de PrimeTime Sport, firma de marketing deportivo y representación de jugadores.

Este analiza los posibles escenarios: que se juegue todo lo que queda con normalidad, es decir, con público; que parte de los partidos se disputen a puerta cerrada, y una cancelación total de los eventos. Este caso sería el más gravoso: KPMG calcula un impacto de entre 3.450 y 4.000 millones de euros para las cinco grandes ligas europeas. De hasta 950 en el caso de la española. No solo los derechos televisivos están en juego, también los patrocinios, los ingresos en taquilla, la venta de productos oficiales…

“Si no se acaba la temporada con normalidad, ya sea jugando a puerta cerrada, pero sobre todo si no se juega, no habrá otra que reducir los gastos. Y donde está el dinero es en los salarios de los jugadores, por lo que tendrán que conseguir algún tipo de acuerdo”, analiza Calzada. “Es obvio que la mayoría de los clubes van a ver reducidos sus ingresos y van a tener que apretarse el cinturón para afrontar con garantías este periodo de dificultades”, explica Javier Torres, director en KPMG Sports.

Un efecto inmediato se verá en la próxima ventana de fichajes. La crisis del Covid-19 anticipa una contracción en el inflacionario mercado de traspasos, que ha convertido en normales las operaciones de cientos de millones, y también en los sueldos. “Pase lo que pase habrá un impacto en la confianza. Los clubes serán más precavidos al haberse visto en una situación de vértigo, por lo que es de esperar un mercado a la baja”, cree Esteve Calzada. “El impacto a corto plazo es inevitable y sí parece que el mercado de fichajes se verá afectado a corto plazo”, coincide Torres.

Torres sí cree que, al menos en la Liga española, hay equipos “con una estructura robusta y reservas suficientes acumuladas en años anteriores”, aunque concede que ningún sector está preparado al 100% para afrontar una crisis como esta. “Hoy se trabaja de una manera más planificada y profesional que hace diez años. Es verdad que se vive al día, y la mayoría de clubes no tienen el ánimo de maximizar beneficios. Esto puede suponer un cambio: además de no ser deficitarios, estar preparados para contingencias así”, anticipa Calzada.

Normas
Entra en El País para participar