Covid-19

Trump pretende “reabrir” la economía de EE UU el 12 de abril

El presidente de Estados Unidos considera que "el país debe volver al trabajo" pronto

Donald Trump, durante la entrevista con Fox News.
Donald Trump, durante la entrevista con Fox News. AP

El presidente de EE UU, Donald Trump, dijo este martes que le gustaría "abrir el país" para el día de Pascua, que se celebra el próximo 12 de abril, en el sentido de ordenar a la población que vuelva a sus lugares de trabajo pese a la crisis del coronavirus. Según Trump, mantener el motor económico de Estados Unidos parado costaría más vidas que mantener al país entero en cuarentena por un periodo de tiempo prolongado.

"Me encantaría tener el país abierto y en funcionamiento para el día de Pascua (el 12 de abril)", dijo Trump en una entrevista con la cadena Fox News, en la que advirtió que "miles podrían suicidarse" si se permite que siga deteriorándose la economía por la crisis del coronavirus.

"Vamos a perder a más gente si llevamos al país a una recesión", esgrimió el dirigente para defender la pronta vuelta a la normalidad del país, y avisó: "Se puede destruir un país cerrándolo". Trump comparó la tasa de letalidad del coronavirus en el país, de poco más del 1%, con la de la gripe de 1919, en la que "si te contagiabas, había un 50% de posibilidades de morir", dijo durante la entrevista. El presidente aseguró que se puede ir a trabajar y, al mismo tiempo, reforzar las medidas de distanciamiento social en el lugar de trabajo para prevenir los contagios.

La Organización Mundial de la Salud advirtió este martes de que Estados Unidos tiene el potencial de convertirse en el próximo epicentro de la pandemia, que ahora se encuentra en Europa. El país se aproxima a los 50.000 casos de contagios y ha confirmado hasta este martes más de 600 decesos. Expertos sanitarios estadounidenses advirtieron de que salvo que se reduzcan de forma acusada los contactos sociales en EE UU, su sistema sanitario está abocado a seguir el mismo camino de colapso que se empieza a ver en países como Italia.

Nueva York, el estado más afectado, acumula cerca de la mitad de casos en el país. Su gobernador, Andrew Cuomo, advirtió a la Administración Trump de que no debe escatimar recursos sanitarios ni priorizar la economía a las vidas humanas. El presidente respondió a las advertencias de Cuomo: "He visto al gobernador Cuomo, fue muy agradable. Estamos construyéndole hospitales, centros médicos, y se está quejando sobre ello. Estamos haciendo más que nadie y él habla de los respiradores".

El vicepresidente Mike Pence, que también participó en la entrevista, anunció que la Agencia Federal para el Manejo de Emergencias enviaó a Nueva York 2.000 respiradores de sus suministros y el miércoles enviará una remesa con esa misma cantidad a ese estado.

Durante el encuentro en la Casa Blanca, el presidente dijo que anoche canceló el acuerdo de estímulo que negociaba con los demócratas, valorado en cerca de 2 billones de dólares. "Dije que no iba a firmar el acuerdo porque Nancy Pelosi (presidenta de la Cámara de Representantes) añadió muchas cosas en el acuerdo que nada tenían que ver con los trabajadores, y sí con una agenda que ellos han intentado sacar adelante durante 10 años".

Normas
Entra en El País para participar