Política

País Vasco y Galicia aplazan las elecciones autonómicas

El Estado de alarma impide la celebración en condiciones de los comicios en ambas regiones, señalan los partidos

El lehendakari Iñigo Urkullu.
El lehendakari Iñigo Urkullu. EFE

Las elecciones autonómicas de Galicia y País Vasco, previstas para el 5 de abril, han sido aplazadas este lunes debido al estado de alarma que ha activado el Gobierno para combatir el coronavirus en España. Las fuerzas políticas de ambas comunidades autónomas, tras una videoconferencia en la que participaron los partidos políticos regionales, consideran que la crisis sanitaria impide la correcta celebración de los comicios. 

El lehendakari, Iñigo Urkullu, y los líderes de los partidos vascos han decidido la suspensión de las elecciones vascas porque la situación extraordinaria que vive toda España impide la celebración de los comicios con las debidas garantías para la salud y el ejercicio del derecho a sufragio, según el acuerdo que han alcanzado. Urkullu ha señalado a través de su perfil en redes sociales que "en la actual situación de Declaración de Emergencia Sanitaria y Estado de Alarma no pueden celebrarse las Elecciones al Parlamento Vasco con las debidas garantías, tanto para la salud como para el ejercicio del derecho de sufragio". Esta misma idea se expresa en el escrito conjunto de todas las formaciones.


Urkullu se ha reunido este lunes por la mañana con los máximos representantes de las  formaciones con representación parlamentaria, el PNV, PSE-EE, EH Bildu, Elkarrekin Podemos-IU, PP y Equo, para analizar el futuro de las elecciones autonómicas, anunciadas por el presidente del Gobierno Vasco el 10 de febrero en una comparecencia pública, dada la evolución del coronavirus.

La fórmula que ha encontrado el País Vasco, pactada entre todos los partidos, pasa primero por dejar en suspenso el decreto del lehendakari de la propia convocatoria, de tal forma que el presidente Urkullu se reservaría la potestad de llamar a las urnas, sin depender así de Madrid, a través de otro decreto. "La convocatoria electoral se declarará una vez terminada la emergencia sanitaria y oídos los partidos políticos", explicó Urkullu.

Elkarrekin-Podemos-IU considera que aplazar las elecciones vascas es "lo más sensato en el momento actual", ya que la situación derivada de la expansión del coronavirus hace "evidente que la campaña no podrá desarrollarse de forma normal y la jornada electoral podría incumplir los protocolos de seguridad, elevando el riesgo de contagios".

Xunta de Galicia: "No tiene sentido mantener el 5 de abril"

El presidente de la Xunta, Alberto Núñez Feijóo, también ha anunciado el aplazamiento de la cita electoral del 5 de abril. Todos los partidos gallegos se habían mostrado ya partidarios del aplazamiento, aunque había matices en relación al plazo de una nueva convocatoria. Sin embargo, Feijóo no concretará un horizonte temporal “hasta que se levante la alarma sanitaria”, dijo tras reunirse con los partidos.

"Para mí estaban desconvocadas desde hace varias días", ha señalado Feijóo, quien también ha avanzado un borrador de decreto para reactivar el proceso electoral. El líder del PP de Galicia destacó el "ánimo constructivo" de la reunión con Gonzalo Caballero (PSdeG), Antón Gómez-Reino (Galicia en Común), Ana Pontón (BNG) y Beatriz Pino (Ciudadanos). "La lucha es la única ocupación", ha constatado en relación a él y a los grupos políticos. Las formaciones han coincidido en que "no tiene sentido" mantener la fecha del 5 de abril y, tras este parón, abordarán la fórmula para hacerlo efectivo.

En el encuentro se ha panteado si se debe suspender el proceso o simplemente hacer un aplazamiento, como ha pedido la oposición, lo que significaría dejar activas las candidaturas ya presentadas y esperar a fijar una nueva fecha, señala La Voz de Galicia. También hay unanimidad en que la nueva cita no puede fijarse en verano.

Normas
Entra en El País para participar