La OMS define el virus Covid-19 como pandemia global

Ya hay cerca de 2.200 personas infectadas y 49 fallecidos. La Comunidad de Madrid concentra la mitad de los afectados

El director del Centro de Coordinación de Alertas y Emergencias Sanitarias, Fernando Simón, durante la rueda de prensa.
El director del Centro de Coordinación de Alertas y Emergencias Sanitarias, Fernando Simón, durante la rueda de prensa. EFE

La Organización Mundial de la Salud (OMS) ha calificado este miércoles la expansión del coronavirus como pandemia mundial. Según el último recuento de Sanidad, los afectados por Covid-19 llegan ya a un total de 2.187 casos en toda España, 126 de ellos ingresadas en Unidades de Cuidados Intensivos, 47 fallecidos y 138 altas. Las cuatro Comunidades Autónomas de Madrid, La Rioja, País Vasco y Andalucía concentran el 78% de los casos. Entre ellos, se encuentra una mujer de 59 años que ha muerto este miércoles en Mérida (Extremadura). Se trata de una de las personas más jovenes hasta la fecha y, como el resto de casos, tenía enfermedades previas, en su caso de origen cardiaco, según ha explicado el vicepresidente segundo y consejero de Sanidad de la Junta de Extremadura, José María Vergeles. Además, una mujer embarazada ha dado positivo en Málaga. También queda aplazada la final de la Copa del Rey prevista para el 18 de abril. Sevilla se preparaba para recibir a 80.000 aficionados de la Real Sociedad y el Athletico de Bilbao, algunos sin entradas.

El director del Centro de Alertas y Emergencias Sanitarias del Ministerio de Sanidad, Fernando Simón, ha descartado el bloqueo de la Comunidad de Madrid a pesar de que la región concentra la mitad de los infectados por coronavirus de España. En el último día han muerto en la región 10 personas que, en total, acumula 31 fallecidos con coronavirus. La Comunidad de Madrid ha trasladado al respecto que no ha tomado "absolutamente ninguna decisión" sobre un supuesto cierre de la región como consecuencia del coronavirus. Así lo han indicado fuentes del Gobierno regional a Europa Press, tras las informaciones que se están difundiendo sobre la cuestión en las últimas horas.

Este miércoles la Junta de Castilla y León ha decretado la suspensión hasta el próximo 25 de marzo la actividad docente y la sanitaria no urgente en centros de salud y hospitales de las localidades burgalesas de Miranda de Ebro, Pancorbo y Condado de Treviño ante el aumento de contagios de coronavirus y por su cercanía con el País Vasco y La Rioja. También se suspenden para estas localidades los actos litúrgicos, actividades colectivas en espacios cerrados con más de 1.000 personas o aquellas con un aforo menor que superen un tercio del aforo, al igual que aquellas al aire libre que puedan aglutinar elevado número como romerías, mercadillos, ferias o matanzas, al tiempo que se recomienda evitar el uso del transporte público.

Por otro lado, la Junta recomienda facilitar el teletrabajo y la flexibilidad horaria para favorecer la conciliación de la vida laboral y familiar. En cuanto a medidas sanitarias se suspenden todas las actividades programadas en centros de Atención Primaria y Hospitales y el acceso de acompañante y visitantes a centros sanitarios salvo en casos en los que los cuidados sean necesarios o la situación, por "humanidad", sea necesaria la presencia de ciudadanos, decisión que se adoptará "por parte del centro.

En cuanto a residencias, centros de ancianos o de día sólo se permitirá la entrada de un visitante por residente durante una hora al día, salvo situaciones "excepcionales" y durante la presencia de la persona de fuera del centro se limitará a una habitación y se pedirá que haya el menor  contacto posible con usuarios del centro. Además no se celebrarán actividades en centros cívicos, deportivos, bibliotecas, ludotecas y centros no residenciales, así como la concentración de personas en actos litúrgicos de cualquier confesión.

Igea ha aclarado tras el Consejo de Gobierno Extraordinario que ante la situación de contención reforzada en la zona de Miranda es de "obligado cumplimiento" las situaciones de aislamiento o cuarentena. Por último, tanto el vicepresidente como la consejera de Sanidad han pedido que se utilice de forma "responsable" el teléfono de atención 900 222 000, en el que se incrementa el número de efectivos para cubrir la demanda de llamadas.

Sobre este tipo de medidas a las que se suma ahora Castilla y León y que ya cumplen Madrid, La Rioja y las ciudadades vascas de Vitoria y Labastida buscan frenar los contagios aunque su impacto no se verá antes de nueve o 10 días. Así lo ha explicado en su rueda de prensa de este miércoles Fernando Simón. "Las medidas están teniendo unos efectos colaterales previstos, la más importante en el uso del transporte público. Se están reduciendo las aglomeraciones y,por tanto, la probalbilidad de transmisión de la enfermedad", ha explicado el experto.

"No se está bloqueando el país, no se está prohibiendo la movilidad, pero sí que se está pidiendo responsabilidad", ha explicado el médico zaragozano. Simón ha incidido en la importancia de "hacer un esfuerzo toda la sociedad" para aplicar las medidas de contingencia y frenar los contagios y ha advertido de que los 15 días establecidos para el cierre de los colegios pueden extenderse para garantizar que surten efecto.

En este sentido, Simón ha indicado que el escenario que maneja el Ejecutivo es que puede ser necesario "como mínimo un mes y medio o dos meses" para detener por completo los casos, pero podría alargarse ese periodo hasta "tres o cuatro meses", lo que alargaría esta situación hasta el verano.

Saturación sanitaria en Madrid

La Dirección General de Salud Pública de la Comunidad ha confirmado un total de 1.024 casos de coronavirus en la región, frente a los de 782 casos detectados ayer, y las muertes de pacientes con el Covid-19 suben a los 31, en todos los casos con patologías previas. La Comunidad es la más afectada por el coronavirus de todo el país.

Ante esta realidad, Simón ha reconocido que hay hospitales en Madrid "muy saturados" en los que se está trabajando "bajo un estrés muy importante", aunque ha precisado que la carga asistencial es "muy desigual" entre centros sanitarios. A ello hay que unir la "incertidumbre" sobre desabastecimientos de productos sanitarios, lo que "no ayuda". Simón ha explicado que, dada la situación, la Comunidad de Madrid está valorando alternativas como el movimiento de pacientes a otros hospitales o "utilizar otros recursos".

El experto ha apuntado a que la presión sobre el sistema sanitario madrileño viene dada por las características de sus pacientes, ya que un grupo muy importante está asociado residencias, personas en las que la letalidad y los cuadros graves son "muy superiores" a otros grupos de población. 

Simón ha confirmado que el 80% de los 126 pacientes que hay en la UCI están ingresadas en hospitales madrileños, por lo que considera la necesidad de "reforzar" estos servicios y ha agregado que le consta que el gobierno madrileño está haciendo "esfuerzos" para garantizar la mayor eficiencia.

Normas
Entra en El País para participar