Coronavirus

La Casa Blanca y el Congreso de EE UU negocian un millonario plan de estímulo

Se barajan recortes en las retenciones de impuesto sobre la renta y el pago de las bajas médicas

El presidente de Estados Unidos, Donald Trump.
El presidente de Estados Unidos, Donald Trump. REUTERS

A medida que los casos de coronavirus en Estados Unidos siguen al alza, la Casa Blanca y el Congreso negocian medidas para reforzar la economía y el empleo ante el impacto del brote,
aunque no hay señales de acuerdo inmediato.

Casi tres cuartas partes de los estados han confirmado casos de COVID-19.
Un recuento nacional de la Universidad Johns Hopkins sitúa el número de casos en 1.025, con 28 muertes. El gobernador del estado de Washington advirtió de decenas de miles de casos más sin
"acción real", y el gobernador del estado de Nueva York desplegó tropas de la Guardia Nacional
como medida de contención en un suburbio de la ciudad de Nueva York.

"Tuvimos una buena recepción en el Capitolio. Vamos a estar trabajandocon los líderes republicanos y demócratas para mover un paquete legislativo" aseguró el vicepresidente Mike Pence, que dirige el grupo de trabajo sobre el coronavirus de la Casa Blanca. El anuncio provocó la mayor subida para Wall Street desde 2018, ante la esperanza de un inminente paquete de estímulo.

Con el paso de las horas, la falta de detalles erosionó la confianza. Una característica clave de la propuesta legislativa de la administración es la reducción del impuesto sobre la renta, aunque el alcance y la duración de la propuesta no estaban claros. Los funcionarios de la Casa Blanca también han dicho que la administración podría tomar medidas ejecutivas para ayudar a pequeñas empresas y trabajadores, incluidos aquellos que no perciben sueldo en caso de baja médica.

Trump, además, tiene programado reunirse con ejecutivos de la banca en la Casa Blanca este miércoles. El Secretario del Tesoro de EE.UU. Steven Mnuchin, que está dirigiendo las negociaciones, se reunió con la líder demócrata de la Cámara de Representantes, Nancy Pelosi para discutir un posible acuerdo.

"Vamos a trabajar juntos sobre una base consensuada para averiguar cómo podemos hacer las cosas rápidamente que van a ayudar a los americanos que se ven más afectadas por esto y las pequeñas y medianas empresas que son impactados", dijo.       Pelosi dijo que la reunión tenía como objetivo ver "dónde nuestro terreno común fue" en un conjunto de propuestas.

En sus comentarios a los periodistas, advirtió que cualquier paquete no debería contienen "soluciones gota a gota que sólo ayudan a unos pocos". Los demócratas están desafiando a la administración de Trump a que se dirija las nuevas medidas a personas directamente afectadas por el coronavirus. Cualquier medida fiscal debe recibir la luz verde de la Cámara controlada por los demócratas, así como del Senado controlado por los republicanos.

"Espero que no juguemos a la política con esto. Mezclar la política con una pandemia no es bueno. Es terriblemente contraproducente", dijo el republicano El senador Pat Roberts. Un asistente republicano del Senado dijo que la propuesta sobre el impuesto de la renta
obtuvo "críticas mixtas" entre los senadores republicanos que asistieron.


Algunos senadores republicanos apuntaron que un posible acuerdo podría suponer 300.000 millones de dólares en reducción de retenciones, y que podría ayudar a los ciudadanos a pagar alquiler, hipoteca o facturas médicas si se reducen las horas de trabajo.

La Casa Blanca ha sido acusada de una preparación inadecuada para el brote y un lento despliegue de las pruebas del coronavirus. "El Presidente Trump y su administración deberían poner a la gente por delante de las empresas, y centrarse en tomar las medidas apropiadas
para mantener al pueblo americano y su seguridad económica a salvo", aseguró el líder demócrata del Senado Chuck Schumer. Los demócratas están presionando para que se pague la baja por enfermedad, se amplíe y se hagan pruebas gratuitas del coronavirus, entre otras medidas.

As U.S. coronavirus cases rose steadily,
the White House and Congress negotiated measures on Tuesday to bolster
the U.S. economy and Americans' paychecks against the outbreak's impact,
although there was no immediate sign of a deal.

      The rise in the number of U.S. cases of COVID-19, a highly contagious
and sometimes fatal respiratory illness, has concerned health officials
and spurred calls within Congress for action to expand testing and avert
an economic meltdown.

      "We had a good reception on Capitol Hill. We're going to be working
with Republican and Democratic leadership to move a legislative package,"
Vice President Mike Pence, who is leading the White House's coronavirus
task force, told a White House briefing.

      Almost three-quarters of U.S. states have confirmed cases of COVID-19.
A running national tally kept by the Johns Hopkins University center
tracking the outbreak puts the number of cases at 1,025, with 28 deaths.
Washington state's governor warned of tens of thousands more cases without
"real action," and New York's governor deployed National Guard troops
as a containment measure in a hard-hit New York City suburb.

      U.S. stocks rebounded in their largest daily gain since late 2018
on hopes that a government stimulus package was in the making. In Asia,
though, on Wednesday, Asian shares and Wall Street futures fell as growing
scepticism about Washington's stimulus knocked the steam out of the rally.

      A central feature of the administration's legislative proposal
is payroll tax relief, although the extent and duration of the proposal
were unclear.

      White House officials have also said the administration could undertake
executive action to help small businesses and workers, including those
who do not receive paid sick leave.

      Trump is scheduled to meet with bank executives at the White House
on Wednesday.

      U.S. Treasury Secretary Steven Mnuchin, who is leading negotiations
on behalf of Republican President Donald Trump, met with Democratic House
Speaker Nancy Pelosi to discuss a possible deal.

      "We're going to work together on a bipartisan basis to figure out
how we can get things done quickly that are going to help the Americans
that are most impacted by this and small and medium-sized businesses
that are impacted," he said.

      Pelosi said the meeting was aimed at seeing "where our common ground
was" on a set of legislative proposals.

      In remarks to reporters, she warned that any package should not
contain "trickle-down solutions that only help a few."
   Democrats are challenging the Trump administration to tightly target
new measures at people directly affected by the coronavirus. Any measure
would need to pass the Democratic-controlled House as well as the
Republican-controlled Senate before reaching Trump's desk.

      "I hope we don't play politics with this. Mixing politics with
a pandemic is not good. It's terribly counterproductive," said Republican
Senator Pat Roberts.

      
   'MIXED REVIEWS'
   All three major U.S. benchmark stock indexes on Tuesday rose nearly
5%, one day after suffering their largest losses since the 2008 financial
crisis.

      Prospects for a second day of gains on Wednesday dimmed as U.S.
equity index futures slid 1% after the overnight trading session got
under way.

      Trump met with Republican lawmakers and again downplayed the risks
from the coronavirus. "It will go away. Just stay calm. It will go away,"
he said.

      A senior Senate Republican aide said Trump's payroll tax proposal
got "mixed reviews" among Republican senators who attended.

      Some Senate Republicans said a potential deal could include $300
billion in payroll tax relief that could help people make rent and mortgage
payments, or pay medical bills if family members' work hours are reduced
during the outbreak.

      Democrats accused Trump of being more focused on soothing Wall
Street's nerves than on protecting the public from the health and economic
fallout of the fast-spreading epidemic. The White House has been accused
of inadequate preparation for the outbreak and a slow rollout of coronavirus
testing.

      "President Trump and his administration should be putting people
before corporations, and they should be focused on taking appropriate
steps to keep the American people and their economic security safe,"
Senate Democratic leader Chuck Schumer said.

      Democrats are pushing for paid sick leave, expanded and free testing
for the coronavirus and other measures.

Normas
Entra en El País para participar