Banca

Santander dice a la SEC que la sentencia europea no despeja la incertidumbre por el IRPH

Asegura que la Justicia decidirá caso por caso si la cláusula es abusiva

Sede de Banco Santander
Sede de Banco Santander

La sentencia del Tribunal de Justicia de la Unión Europea (TJUE) sobre la utilización del índice IRPH en las hipotecas dejó en manos de los jueces españoles valorar la transparencia en la comercialización. Banco Santander ha reconocido a la SEC, la Comisión del Mercado de Valores de EE UU, que esa decisión mantiene la "incertidumbre" ya que los jueces decidirán "caso por caso".

La entidad que preside Ana Botín señala que "todavía no es posible estimar la exposición potencial", según recoge en el informe anual, denominado 20-F, enviado al regulador de los mercados estadounidenses. Eso sí, Santander señala que el saldo de los préstamos hipotecarios referenciados al IRPH es de "aproximadamente 4.300 millones de euros".

"Se mantiene la incertidumbre con respecto a los efectos de la sentencia TJUE [sobre el IRPH]", recoge Santander.  "Los tribunales nacionales decidirán caso por caso si la cláusula es abusiva y los efectos particulares de dicha declaración", reconoce la entidad.

Santander explica que el tribunal europeo "dictaminó que, siendo el IRPH un índice válido, los tribunales nacionales tienen derecho a examinar su uso en cada contrato en particular para verificar si se han cumplido los requisitos de transparencia".

Para llevar a cabo ese sobre la transparencia de las cláusulas, "los tribunales nacionales deben tener en cuenta todas las circunstancias" que rodean la celebración del contrato en particular, incluso si la "información esencial relacionada con el cálculo de esa tasa era fácilmente accesible y la provisión de datos relacionados con las fluctuaciones pasadas del índice".

Finalmente, explica la entidad, respecto a los efectos de la nulidad de una cláusula de índice IRPH, "el TJUE autoriza a los tribunales nacionales a sustituirla por otro índice legal, sin declarar la nulidad de todo el contrato".

La sentencia europea fue inicialmente recibida con subidas en Bolsa para los bancos porque evitaba el escenario más negativo para ellos, es decir, un fallo desfavorable que les obligara a prescindir de ese índice y a devolver grandes cantidades. Sin embargo, al dejar en manos de los jueces nacionales la última decisión, tampoco se evitarán los litigios, tal y como reconoce Santander.

El índice, criticado por la Comisión Europea por su falta de transparencia, fue avalado por el supervisor financiero español y respaldado por el Tribunal Supremo. Sin embargo, las dudas persistieron en instancias inferiores y un juez de primera instancia planteó la cuestión al TJUE a raíz del caso de una hipoteca de Bankia.

De hecho, las entidades temen que el fallo europeo provoque un aluvión de litigios. No obstante, dado que el fallo insta a que los jueces revisen caso a caso, desde la banca se descartan demandas colectivas. Además, los bancos confían en que en muy pocos supuestos se sustituya el IRPH por el euríbor.

Normas
Entra en El País para participar