Futuros graduados, agentes del cambio para la diversidad en la abogacía

Los jóvenes abogados serán los encargados de corregir las situaciones de desigualdad a lo largo de su carrera

Futuros graduados, agentes del cambio para la diversidad en la abogacía
Getty Images

Las aulas de las facultades de Derecho de España están compuestas en su mayoría por mujeres. Según datos del Ministerio de Educación y Formación Profesional, en el curso 2017-2018, el 56% de las estudiantes de Derecho eran mujeres. En IE Law School, las mujeres representan el 59% del total de los alumnos. Sin embargo, los estudiantes observan con preocupación cómo, a pesar de que el acceso a las profesiones jurídicas es paritario en España (según datos del ICAM, el 48% de los colegiados son mujeres), solo un 19% de los socios de los grandes despachos son mujeres, según datos del periódico Cinco Días.

Hoy las mujeres todavía representan una minoría en los puestos de responsabilidad de las empresas y las firmas de abogados no son una excepción. De acuerdo con el informe de la consultora McKinsey “Women Matter”, en 2017 las mujeres representaban únicamente el 17% en los consejos de administración en los países del G20.

En España se han adoptado medidas legislativas con el fin de intentar modificar esta situación. La ley orgánica de 2007 para la igualdad efectiva de mujeres y hombres permite la adopción de medidas específicas a favor de las mujeres para corregir situaciones de desigualdad respecto de los hombres. Ejemplos claros de estas medidas legislativas son las famosas cuotas o la baja por paternidad.

Pese a la importancia de estas opciones de política legislativa, consideramos que el cambio tiene que impulsarse también desde el sector privado. En el sector jurídico, serán los futuros abogados, formados en los valores de la igualdad y la diversidad, quienes corregirán esta situación durante el desarrollo de sus propias carreras profesionales.

Se debe llevar a cabo un análisis riguroso para conocer cuál es la situación real de la mujer en el sector jurídico y poder determinar los retos a los que se enfrenta y preparar a las nuevas generaciones en consecuencia. La Law Society of England and Wales, en su informe de 2019 Advocating for change: Transforming the future of the legal profession through greater gender equality señala que los sesgos inconscientes son la principal barrera en el progreso de la mujer en su carrera jurídica. Una de las manifestaciones más clara de estos sesgos se aprecia en la dificultad de la mujer para encajar en estereotipos de liderazgo tradicionalmente masculinos. El informe señala ejemplos concretos como la percepción de que la autoridad masculina se acepta mejor que la femenina o de que un hombre negocia mejor que una mujer.

Para que las nuevas generaciones puedan convertirse en agentes de cambio es importante que entiendan la diversidad como un valor fundamental en el progreso de la sociedad y que sean conscientes de la existencia de sesgos en los procesos de decisión y que luchen contra los estereotipos imperantes.

Las facultades de Derecho juegan aquí un papel decisivo, no solo tienen que formar abogados con sólidos principios éticos, sino que tienen que proporcionar y facilitar espacios en los que se fomente el respeto y la diversidad, promoviendo la investigación y la formación en este sentido.

Los estudiantes deben desarrollar el pensamiento crítico, a través de la evaluación de alternativas y la toma de decisiones, desechando los sesgos en favor de la verdad. Debemos formar a los futuros abogados en habilidades como el liderazgo y la negociación, proporcionándoles las técnicas y los marcos de referencia que puedan aplicar en su carrera profesional.

Asimismo, el trabajo en equipo y las experiencias de intercambio cultural desarrollan los valores de integración y diversidad. Las instituciones académicas y los estudiantes son los protagonistas del cambio necesario hacia una mayor diversidad en la abogacía. Es responsabilidad de las instituciones académicas promover la investigación y la enseñanza en estos valores y los futuros graduados serán los responsables de seguir avanzando en este proceso.

Eugenia Castrillón es directora ejecutiva del grado de Derecho del IE Law School de IE University. Soledad Atienza es Vicedecana del organismo.

Normas
Entra en El País para participar