La esperanza de la intervención de los bancos centrales dispara Wall Street

Las bolsas de Estados UInidos rebotan con fuerza, mientras que en Europa las alzas han sido más tímidas

Ibex 35 Pulsar para ampliar el gráfico

Tras vivir su peor semana desde 2008, las alzas han vuelto con fuerza a Wall Street ante la esperanza de que la Reserva Federal tome medidas que ayuden a paliar los efectos negativos del coronavirus en la economía. Dow Jones subió un 5,10%, el S&P 500 mejoró un 4,61,  mientras que el Nasdaq acumulaba un alza del 4,49%. En Europa, el intento de rebote ha tenido hoy peor fortuna. El Ibex ha cerrado con una subida del 0,21% que lo ha llevado hasta los 8.741,5 puntos sustentado principalmente en Iberdrola.

IBEX 35 7.352,00 -1,01%
Petroleo Brent 43,010 0,679%
EUR x USD 1,1405 0,573%

La semana pasada el miedo al coronavirus esquilmó los mercados, pero el pesimismo todavía sigue presente ante las noticias del avance de la epidemia en distintas partes del mundo. Los inversores se aferran a las perspectivas de que Reserva Federal, Banco Central Europeo y Banco de Japón puedan poner en marcha mecanismos coordinados de ayuda. El vicepresidente del BCE, Luis de Guindos, ha subrayado hoy que el Consejo de Gobierno de la autoridad monetaria está "preparado" para ajustar todos sus instrumentos si la expansión del coronavirus acaba afectando a la inflación.

Con todo, las perspectivas sobre el control del coronavirus han empeorado durante el fin de semana. Aerolíneas como Turkish Airlines o Lufthansa han prolongado su cancelación de vuelos a China ante la falta de demanda. Estados Unidos ha registrado su primera muerte por la infección y hay un caso positivo en el estado de Nueva York. En Corea del Sur son ya 4.212 los contagios. Y en Italia, el país más afectado de Europa, el número de personas infectadas supera los 1.500. En España, mientras tanto, este lunes la cifra de casos detectados se ha elevado hasta los 120.

La OCDE ha estimado que el impacto económico del coronavirus podría reducir a la mitad el crecimiento mundial para 2020 y dejarlo en el 1,5%. También ha aventurado que en el peor de los casos sumirá a Japón y a Europa en una recesión.

Dentro del Ibex, Iberdrola ha sido clave a la hora de evitar males mayores. La eléctrica suma hoy un 3,92%. Por su parte, IAG ha llegado a acumular caídas superiores al 12%, una magnitud de descenso que la cotizada no veía desde el día en el que se conoció el resultado del referéndum del Brexit. Finalmente, ha moderado y ha cerrado en un -9,87%. Las acciones del grupo de aerolíneas ya ceden más de un 36% desde que el mercado empezó a descontar los posibles efectos económicos del brote el pasado 20 de enero.

En el lado opuesto, Grifols, Cellnex y Ence se han revalorizado el 4,66%, un 4,46% y el 4,16% respectivamente. MasMóvil también está entre las mejores del selectivo con un alza del 4,46% tras anunciar un acuerdo para comprar Lyca Spain por 372 millones de euros

La banca ha tenido una mala sesión a falta de un día para conocer la sentencia del TJUE sobre las hipotecas referencias al IRPH. CaixaBank ha sido el único que ha acabado en positivo. La gran banca española sumaba a cierre del pasado año una cartera hipotecaria referenciada al IRPH de unos 15.500 millones. Según los últimos datos consultados por Efe, CaixaBank alcanzaba 6.060 millones; Santander, 4.300 millones; BBVA, 2.800 millones; Bankia, 1.300 millones, y Sabadell, 751 millones. 

El miedo que sigue de fondo también se refleja en la renta fija. Una vez más se ha desatado un voraz apetito por los bonos considerados como más seguros. Así, este lunes la rentabilidad del estadounidense a 10 años ahonda en nuevos mínimos históricos del 1,07% al restar 7 puntos básicos. El bund alemán baja cuatro puntos y está en el -0,62% mientras que la rentabilidad del bono italiano se eleva 6 puntos básicos hasta el 1,15%.

Ante este negativo panorama, los mercados miran a los bancos centrales y esperan que respondan. El euro se dispara un 0,5%, hasta los 1,108 dólares, ante la expectativa de que la Fed de Estados Unidos baje el precio del dinero para frenar el impacto del Covid-19 en la economía. El Banco Central anticipó el viernes que está preparada para usar sus "herramientas y actuar de forma apropiada para ayudar a la economía estadounidense".

El BCE, que tiene menos margen de actuación, está "preparado para apoyar la economía ", aunque de momento no se necesitan más acciones, dijo el lunes Francois Villeroy de Galhau, gobernador del Banco de Francia y miembro del consejo del BCE. El Banco de Inglaterra, por su parte, ha dicho que está trabajando para proteger la estabilidad financiera y monetaria. 

Los países del G7 (Alemania, Canadá, Estados Unidos, Francia, Italia, Japón y Reino Unido) llevarán a cabo "medidas coordinadas" para limitar el impacto del brote de coronavirus en el crecimiento económico, según ha anunciado el ministro francés de Finanzas, Bruno Le Maire. El presidente del Eurogrupo, el portugués Mario Centeno, ya había anunciado el domingo que los países de la zona euro darán una respuesta "coordinada" al Covid-19, y por ello convocó para el 4 de marzo, una conferencia telefónica del Eurogrupo, incluyendo a los Estados miembros que no tienen como moneda el euro.

En cinco sesiones, los índices cerraron las cinco últimas jornadas con el peor balance en 10 años, en el caso del Ibex, o con la mayor caída desde 2008, como ocurrió en Wall Street. Los índices estadounidenses se dejaron más de un 11% y para el Ibex 35, el castigo fue del 11,76%, la mayor caída semanal desde mayo de 2010. 

En cuanto a las materias primas, el barril de petróleo Brent vuelve sube de precio ligeramente. El crudo llegó a encarecerse hoy más del 3% hasta 51,6 dólares, entre expectativas de que la OPEP pueda acordar nuevos recortes de producción para impulsar los precios. Ni siquiera los recortes de producción son capaces de contrarrestar el miedo a un desplome de la demanda y se ha quedado encareciéndose un 0,5%. 

Normas
Entra en El País para participar