Índices PMI

La actividad en la zona euro repunta en febrero pese al brote del coronavirus

El índice PMI compuesto cierra febrero con su mejor dato en medio año

Imagen de un portacontenedores en el Puerto de Barcelona.
Imagen de un portacontenedores en el Puerto de Barcelona.

La actividad económica en la zona euro se ha acelerado al ritmo más rápido en seis meses, mostrando la unión monetaria una resistencia a los riesgos asociados al brote de coronavirus que los analistas no esperaban. Así, el índice compuesto PMI, elaborado por la empresa Markit, ha arrojado una lectura de 51,6 puntos en febrero, tres décimas por encima de la cifra de enero y el máximo desde agosto. La cifra sugiere un crecimiento económico trimestral de alrededor del 0,2%.

La actividad en la industria continuó reduciéndose, aunque a un ritmo más lento, condicionada por el riesgo de ruptura en las cadenas de suministro dependientes de China. Las cifras llegan un día después de que el vicepresidente del BCE, Luis de Guindos, destacara la resistencia a la desaceleración del mercado laboral de la UE.

"La expansión está siendo liderada por la positiva resistencia en el sector de los servicios, pero la industria manufacturera también está mostrando alentadoras señales sobre la salida de una crisis que ha asolado a los productores durante más de un año", dijo Chris Williamson, economista jefe de IHS Markit. En concreto, el índice de actividad del sector servicios se ha situado en febrero en los 52,8 puntos, frente a los 52,5 del mes anterior, mientras que el dato manufacturero ha mejorado a 49,1 desde 47,9 puntos, registrando así su nivel más alto en un año, a pesar de mantenerse dentro del terreno recesivo.

Queda por ver el impacto en el tiempo del brote del coronavirus. La entrada de nuevos negocios en el sector de los servicios creció más lentamente que en los dos meses anteriores. Los autores de la encuesta han advertido de que el panorama sigue siendo sumamente incierto, en especial con respecto a la posibilidadde nuevas perturbaciones en las cadenas de suministro, los viajes, el turismo y la demanda por el brote de coronavirus.

El impacto completo e inmediato "puede que todavía no sea evidente", dijo Williamson. "En particular, los retrasos generalizados en la entrega visto en febrero presagia una mala producción en marzo, a menos que nuevas las entregas pueden ser aseguradas".

El dato adelantado del índice PMI para Alemania, la mayor economía del euro, refleja una leve desaceleración de la actividad, hasta 51,1 desde 51,2 puntos, con un debilitamiento de la expansión del sector servicios, hasta 53,3 desde 54,2, mientras que la recesión en las manufacturas ha continuado en febrero, aunque con síntomas de mejoría, puesto que el índice sectorial ha subido a 47 puntos desde los 45,6 de enero.

Normas
Entra en El País para participar