Blackstone prepara 2.000 millones para invertir en hoteles en el sur de Europa

Es el mayor propietario de activos en España, con 18.000 habitaciones

Alejandro Hernández-Puértolas, consejero delegado de la gestora HI Partners.
Alejandro Hernández-Puértolas, consejero delegado de la gestora HI Partners.

El apetito por invertir en hoteles en España no decae. A pesar de que en los últimos cinco años se han invertido 7.000 millones, con los que se han reformado o construido 200.000 habitaciones, los inversores siguen dispuestos a crecer en los grandes destinos vacacionales, pese a la falta de activos y los elevados precios que han alcanzado por esa escasa oferta. “Tenemos 4.000 millones en activos y queremos invertir otros 2.000 millones en dos años en activos en el sur de Europa”, recalcó Alejandro Hernández-Puértolas, consejero delegado de la gestora HI Partners, el vehículo inversor del fondo estadounidense Blackstone en esa región europea, donde se concentra el 15% del turismo mundial.

Un deseo que, sin embargo, choca con los elevados precios y la escasa oferta, lo que ha llevado a la firma a buscar activos en otros países como Grecia o Portugal. “Buscamos hoteles en los que pagar entre 100.000 y 120.000 euros por habitación. En Canarias o Baleares está difícil y eso nos ha llevado a buscar en otros mercados”, remarcó durante su intervención en un foro hotelero, organizado por Colliers en colaboración con el IE. Pese a ello, Hernández-Puértolas remarcó que prevén invertir una parte importante de esos fondos en España, ya que el 90% de su cartera (en total cuentan con 18.000 habitaciones) está en Canarias y Baleares. A esa inversión en obra nueva se unirá un desembolso de 520 millones en reformar y renovar hoteles en los próximos tres años. “Hemos gastado 200 millones en los últimos ejercicios en reposicionamiento y estamos obteniendo rentabilidades muy importantes”, recalcó en alusión al hotel Catalina, en San Bartolomé de Tirajana, en el que han alcanzado retornos del 21% tras la última reforma.

Precios y oferta

En el mismo acto también intervino Javier Arús, socio de hoteles de la gestora inmobiliaria Azora, que destacó que dentro del nuevo fondo de capital riesgo que ultima la compañía hay comprometida una inversión de 750 millones de euros en hoteles en el Sur de Europa. Es el tercer gran movimiento de Azora en hoteles, tras la compra de una cartera de siete activos vacacionales a Med Playa y la alianza con Palladium, ambas en 2019, para invertir 500 millones de euros. La primera operación del proyecto conjunto a la hotelera de la familia Matutes fue la compra y reforma de dos hoteles en Ibiza y otro en Sicilia por un importe de 225 millones de euros. El nuevo fondo de inversión prevé movilizar hasta 1.600 millones de euros de inversión, de los que una parte importante irán destinados a hostels. “Los precios que se piden por los hoteles no nos permiten alcanzar los niveles de rentabilidad reclamados por los inversores. Por ello, la idea es un crear un producto híbrido entre un hotel y un hostel y aprovechar transformaciones residenciales y de oficinas”, aseguró Arús, que recalcó que ya cuentan con un edificio cercano a la estación de Atocha (Madrid) y están buscando nuevas oportunidades.

Las grandes cadenas también se han mostrado activas a la hora de invertir en hoteles para ganar tamaño. Jordi Ferrer, consejero delegado de Hesperia, recalcó la inversión de 20 millones en sus dos hoteles icónicos de Barcelona y Madrid, que son operados en la actualidad bajo la marca Hyatt, y la alianza con la estadounidense Apple Leisure Group para introducir las marcas Dreams y Secrets en el mercado europeo.

“Una de las operaciones más importantes que hemos hecho recientemente ha sido la compra de La Manga Club, el resort más grande de Europa con 550 hectáreas, situado en Murcia y que cuenta con un hotel de cinco estrellas y 200 apartamentos”, recalcó Ferrer, que adelantó las negociaciones con operadores internacionales para que el hotel pueda ser operado bajo otras marcas.

Habitaciones a 500 euros en el Four Seasons de Canalejas

Blackstone prepara 2.000 millones para invertir en hoteles en el sur de Europa

Madrid. Christoph Schimidinger, director general de Four Seasons en España, confirmó que el primer hotel de la cadena canadiense se inaugurará el 15 de mayo en el nuevo complejo Canalejas, coincidiendo con la festividad de San Isidro, y con tarifas cercanas a los 500 euros por habitación. La cadena también ha firmado otro hotel en Marbella y última las negociaciones con Barceló para quedarse con el hotel Formentor en Mallorca.

Clientes. “La mayoría de nuestros clientes no van a ser españoles, pero necesitamos conectar con el mercado local”. Schmidinger recalcó que quiere que la galería comercial, el spa y el restaurante que el cocinero Dani García tendrá en la azotea se conviertan en uno de los lugares de mayor tránsito de turistas en el centro de Madrid.

Normas
Entra en El País para participar