Canarias

Hágase destino inteligente si quiere ganar competitividad (o al menos no perderla)

El Hierro, Las Palmas de Gran Canaria, Arona y Puerto de la Cruz forman parte de la Red de Destinos Turísticos Inteligentes. Analizar la información del destino para ofrecer servicios más eficientes al turista es uno de sus objetivos

Un ciclista en dirección contraria por la Avenida Marítima de Las Palmas de Gran Canaria.
Un ciclista en dirección contraria por la Avenida Marítima de Las Palmas de Gran Canaria.
Las Palmas de Gran Canaria

La batalla por estar bien posicionado para atraer al turista se libra hoy con armas más allá de las vallas publicitarias en los países emisores. La tendencia es la de convertirse en destino turístico inteligente, es decir, aplicar la tecnología para recopilar información que permita mejorar los servicios al turista y definir cómo se van a dar esos servicios en el futuro. En eso están cuatro destinos canarios: Las Palmas de Gran Canaria, El Hierro, Arona y Puerto de la Cruz. Forman parte de la red de Destinos Turísticos Inteligentes.

El organismo estatal Red.es es el encargado de gestionar las ayudas que concede la UE para que quienes se sumen a este club puedan modernizarse en líneas que van desde la innovación o hacer el destino sostenible, a que sea accesible para todos o facilite la interacción del turista con el entorno. Y todo para mejorar la calidad de su experiencia. Cada uno ha elegido su forma de hacerse inteligente. Las Palmas de Gran Canaria, que también está integrada en la red de ciudades inteligentes, ha iniciado un proceso de colocación de sensores para monitorizar enclaves turísticos. Según Mario Regidor, concejal de Innovación Tecnológica, “va a permitir una experiencia de inmersión en todos los atractivos naturales, culturales y paisajísticos que ofrece nuestro entorno a todos los turistas”. Uno de sus proyectos estrella es Smart Beach, que prevé estar operativo en octubre y usar el internet de las cosas para monitorizar papeleras, duchas, lavapiés… Esos datos y otros permitirán saber dónde reforzar determinados servicios como limpieza o seguridad en función de los bañistas que haya.

Andrés Caballero, jefe de la Unidad Técnica de Ciudad de Mar explica que hay muchos proyectos más en torno a Las Canteras, incluidas apps accesibles porque “si tu destino es accesible y a través de las tecnologías ofreces servicios de valor añadido que no les suponen coste, seguiremos siendo competitivos”.

Una visión que comparten en Arona. Para su concejal de Turismo, Fernando Delgado “hoy las nuevas tecnologías mandan y si te quedas atrás también lo haces como destino turístico. No nos lo podemos permitir. Lo fundamental es la competitividad”. En el caso del municipio tinerfeño, aporta el 42% de los 5,5 millones de euros que se invertirán en convertirse en destino inteligente. Ya en estos años trabajabamos la sostenibilidad y la accesibilidad en la que Arona ha sido pionera, la movilidad y la innovación también.

En el norte de la isla, Puerto de la Cruz está poniéndose en marcha como destino turístico inteligente. Entre finales de este año y mediados del siguiente quieren tener todo en marcha. “Permitirá obtener múltiples datos, para saber qué demanda el turista, qué turista está viniendo, cuál interesa que venga y cómo lo puedes propiciar” destaca Carolina Rodríguez, concejala de Turismo. Sus expectativas son claras “Está dirigido a un turismo de más calidad, interesado en la cultura, el ocio, el deporte… Y facilita que los turistas puedan tener información del destino antes de venir y organizar su visita”. Entre las iniciativas en desarrollo, un parking inteligente que indicará dónde hay aparcamientos libres, reduciendo la contaminación de quienes buscan plaza “una acción para compensar la huella de carbono que se deja con el vuelo, ahora que hay incluso el movimiento de vergüenza de volar”.

El Hierro además de destino turístico inteligente es también isla inteligente. Una buena parte de las iniciativas son actuaciones de seguridad y emergencias porque hay mucho espacio natural protegido. “Tenemos mucho turismo activo de naturaleza y vamos a desplegar una red de postes inteligentes que dan información a los senderistas, pero también sirven para comunicar emergencias” destaca Eduardo Peral, director insular de Modernización y nuevas tecnologías. También se van a poner sensores en los depósitos de agua contra incendios y en los contenedores de basura para optimizar rutas de recogida. En la isla se van a desarrollar herramientas para mejorar la red de transporte público.

Datos y apps para la inteligencia

PIB. Las Palmas de Gran Canaria dispone de 7,9 millones para ocho módulos de desarrollo como ciudad inteligente. Con ellos esperan generar un PIB de 12,3 millones, mejorar la competitividad y negocio de las empresas y aumentar las pernoctaciones.

Aplicaciones. La capital grancanaria trabaja con la SPEGC en el desarrollo de aplicaciones para reservar actividades personalizadas en la playa. Se trabaja con pymes locales para mejorar así su comercialización con turistas y locales.

Wifi. En algunos destinos el primer paso para ser destino turístico inteligente pasa por lo que otras ciudades tienen hace tiempo. Arona ha puesto en marcha un proyecto piloto de wifi pública y extendido la instalación de fibra óptica al 100% de la zona turística y al 95% del resto.

Normas
Entra en El País para participar