Google es una presa fácil para los antimonopolio de EE UU

No tiene aliados cercanos a Trump, pero sí detractores afines a él, como Rupert Murdoch

Jeff Bezos, Larry Page, Sheryl Sandberg, Mike Pence, Donald Trump, Peter Thiel, Tim Cook y Safra Catz, en la Torre Trump en diciembre de 2016.
Jeff Bezos, Larry Page, Sheryl Sandberg, Mike Pence, Donald Trump, Peter Thiel, Tim Cook y Safra Catz, en la Torre Trump en diciembre de 2016. AFP/GETTY IMAGES

Los reguladores antimonopolio de EE UU están pisando los talones a Google. Están redoblando su investigación de la unidad de Alphabet: los reguladores se han reunido esta semana para discutir cómo reforzar su colaboración. La empresa dirigida por Sundar Pichai está en desventaja porque carece de un aliado del presidente Donald Trump como Peter Thiel, cofundador de PayPal, y que está en el consejo de Facebook. Con críticos como Rupert Murdoch cercanos a la Casa Blanca, su fuerte gasto en lobby puede no hacer su trabajo.

Washington ha aumentado la presión sobre Silicon Valley, y ninguna gran compañía de tecnología parece a salvo. Tanto Facebook como Amazon y Apple están bajo escrutinio. El martes, el Departamento de Justicia se reunió con los fiscales generales estatales para coordinar sus investigaciones sobre Google. El Wall Street Journal informó el miércoles de que el Departamento de Justicia se está centrando en el dominio del gigante de las búsquedas en los anuncios online.

La presión pública de Trump sobre Justicia en relación con algunos acuerdos recientes, incluida la compra de Time Warner por parte de AT&T, ha hecho que los ejecutivos sean conscientes de que hay que hacer los amigos adecuados. Aunque Facebook es un saco de boxeo público, en la políticamente cargada Washington Google tiene menos defensas privadas.

Thiel, prominente partidario de Trump en Silicon Valley, está actuando como intermediario entre el presidente de EE UU y el consejero delegado de Facebook, Mark Zuckerberg, que cenó en la Casa Blanca en octubre. Google no tiene ningún compadre destacado de Trump en su consejo. La compañía tampoco se molesta en tener más cerca a sus enemigos. Entre sus mayores detractores está Murdoch, presidente ejecutivo de News Corp, que publica el Wall Street Journal y compite con Reuters, matriz de Breakingviews. Ha pedido que se divida Google. News Corp fue también uno de los editores contactados por el Departamento de Justicia en la investigación de Google, según el mencionado WSJ. Oracle, cuya jefa, Safra Catz, también es cercana a Trump, se ha enfrentado a su vez a Google y ha estado en contacto con el Departamento de Justicia.

Google está haciendo los movimientos habituales para desviar la presión. Aunque su gasto en lobby se redujo en 2019 desde un importante aumento en 2018, su agregado de dos años, de casi 35 millones de dólares, es más del 15% más alto que el gasto de Facebook. En el Washington de hoy día, no es suficiente para compensar tener amigos o rivales con conexiones políticas.

Los autores son columnistas de Reuters Breakingviews. Las opiniones son suyas. La traducción, de Carlos Gómez Abajo, es responsabilidad de CincoDías