Días
Horas
Minutos
Segundos

La UE se despide de Reino Unido apostando por una relación estrecha

Londres buscará un acuerdo como el de Canadá, menos ambicioso del que quiere Bruselas

Los presidentes del Consejo Europeo, Charles Michel; de la Eurocámara, David Sassoli; y de la Comisión Europea, Ursula Von der Leyen, este viernes en Bruselas.
Los presidentes del Consejo Europeo, Charles Michel; de la Eurocámara, David Sassoli; y de la Comisión Europea, Ursula Von der Leyen, este viernes en Bruselas. REUTERS

La Unión Europea se despidió este viernes Reino Unido, que en la medianoche al sábado abandonará el club comunitario tras 47 años de relación agridulce. Se trata del primer miembro que rompe con Bruselas, un evento sin precedentes que “marca una herida” para la UE, pero también el inicio de una “nueva época” que, tras tres años de duras negociaciones, ha permitido confirmar la unidad de los Veintisiete, señaló este viernes el presidente del Parlamento Europeo, David Sassoli, en una declaración conjunta con la jefa del Ejecutivo comunitario, Ursula Von der Leyen, y el responsable del Consejo Europeo, Charles Michel.

Los efectos del divorcio, sin embargo, no se evidenciarán al menos hasta el 1 de enero de 2021, momento en el que culminará el periodo transitorio en el que ambos bloques tendrán la difícil tarea de negociar la relación futura, en la que Bruselas apuesta por estrechar lazos y Londres por lo contrario.

Durante la comparecencia a tres, Von der Leyen aseguró que el club comunitario quiere mantener “la mejor relación posible con Reino Unido”, pero recalcó que no podrá equivaler a ser miembro de la UE. “Está claro que siempre habrá una diferencia. Pertenecer a la Unión Europea cuenta. La Unión hace la fuerza”, declaró. La presidenta de la Comisión avisó de que Europa “estará muy decidida a defender sus intereses” y de que solo los países que reconocen las reglas del mercado interior pueden beneficiarse plenamente de él.

Michel, por su parte, afirmó que la UE está dispuesta a mantener “la relación más estrecha posible” con Reino Unido, pero insistió en que el país deberá alinearse con las normas del club comunitario si desea acceder al mercado único. “Cuanto más decida Reino Unido divergir con respecto a los estándares europeos, menor acceso tendrá al mercado interior”, advirtió.

El presidente francés, Emmanuel Macron, calificó el Brexit de "una señal de alarma histórica que nos debe hacer reflexionar a todos los países" y consideró que la salida del Reino Unido de la UE ha sido posible porque "hemos hecho de Europa el chivo expiatorio de nuestras dificultades".

"No puedes estar dentro y fuera", subrayó en un discurso a la nación desde el Palacio del Elíseo y aclaró que "los británicos eligieron abandonar la UE. No tendrán las mismas obligaciones y por tanto, los mismos derechos". Asimismo, el líder galo explicó que defenderá los intereses de los pescadores, agricultores y trabajadores franceses durante las negociaciones que se realizarán durante el periodo transitorio. "Y en esta negociación, los 27 permaneceremos unidos", aclaró.

"Más que nunca, ahora necesitamos más Europa (...) Estoy convencido de que sólo podremos avanzar si reformamos en profundidad Europa, para hacerla más cercana a los ciudadanos y más simple", sentenció el mandatario francés. Para él, este 31 de enero "es un día triste, pero un día que nos debe llevar a proceder de forma diferente, a construir con mayor determinación una Unión Europea poderosa y eficaz" frente a desafíos como la pujanza china, el cambio climático o las transformaciones tecnológicas.

En España, el presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, recurrió a la obra 'El sueño europeo' del sociólogo y economista norteamericano Jeremy Rifkin para lamentar la salida del Reino Unido

La comparecencia del primer ministro británico, Boris Johnson, se esperaba para este viernes a las 10 de la noche hora británica (una hora antes del Brexit) en la que, según el discurso adelantado, saludaría “el amanecer de una nueva era” e indicaría su voluntad de conseguir un tratado comercial con la UE “al estilo del de Canadá” –conocido como CETA–, divergiendo así notablemente del mercado único comunitario.

Una de las primeras consecuencias del Brexit será la recomposición de la Eurocámara, que pasa de 751 a 705 escaños. De los 73 asientos que tenía Reino Unido, 46 se reservarán para futuras ampliaciones, mientras que 27 se han repartido entre 14 países, ganando España cinco puestos, uno para PSOE, PP, Ciudadanos, Vox y Junts per Catalunya.

Normas
Entra en El País para participar