Wuhan, la “Chicago China” con un PIB igual al de Portugal

La posición estratégica de la ciudad ha facilitado su crecimiento, pero también puede agudizar el impacto del brote vírico

Coronavirus de Wuhan
Un funcionario de policía toma la temperatura a un conductor en Wuhan. AP

El estatus de Wuhan como nudo de transportes y fabril han alimentado su ascenso económico en los últimos años, durante los que la localidad, de 11 millones de habitantes, se ha ganado el apelativo de "la Chicago China". Ahora, las consecuencias de su cierre como medida preventiva ante la propagación del coronavirus nCov-2019 pueden verse amplificadas precisamente por este papel como centro de comunicaciones.

La ciudad es un cruce de caminos a orillas del río Yantsé, comunicada por lo tanto por vía fluvial con Nankín y, sobre todo, la megalópolis de Shanghai, a 825 kilómetros al Este. También se encuentra a medio camino entre Pekín y  Hong Kong/Cantón, de las que dista unos 1.000 kilómetros. Y al Oeste, también en línea recta, está otra de las grandes megalópolis chinas, Chongqinq.

"Las complicadas cadenas de suministro y la producción just-in-time podrían implicar que los cortes de producción en las fábricas de Wuhan tengan efectos indirectos más amplios", declaró Shaun Roache, economista jefe de Asia Pacífico en S&P Global Ratings. En los últimos años Wuhan ha mutar cambiar su tejido industrial hacia la alta tecnolofía, especialmente en áreas como optoelectrónica y semiconductores, según Barry Naughton, profesor de San Diego especializado en economía china: "Su La economía es algo artificial en el sentido de que está apuntalada por la inversión del gobierno, pero tiene una sustancial alta tecnología y un importante sector de industria pesada".

Con todo, el estallido del virus ha llegado de una fuente ancestral y ya conocida: los atiborrados y poco salubres (amén de ilegales) mercados de comida y animales vivos, caldo de cultivo perfecto para la proliferación y mutación de todo tipo de microbios. La ciudad está cerrada a cal y canto, tanto en el transporte público como en el privado, mientras el coronavirus ha saltado a las grandes ciudades del país, otras localidades de la provincia de Hubei, a Hong Kong, Japón, Estados Unidos, Singapur y Corea del Sur.

La economía de la ciudad creció un 7,8% el año pasado y un 8% en el 2018, según el gobierno de la ciudad, con un PIB de 1,48 billones de yuanes (192.000 millones de euros), similar al de Portugal y el 1,6% del total de China.

"Si la cuarentena persiste después de las vacaciones del Año Nuevo afectará a la producción industrial, una de las claves del crecimiento para China", según Raymond Yeung, economista jefe de China en el Australia & New Zealand Banking Group. Wuhan es el principal centro de transporte aéreo, marítimo y terrestre del interior del país, según el Ministerio de Comercio. También es un importante nudo ferroviario, con múltiples líneas que la conectan con las principales ciudades, y un renombrado centro de educación con 89 universidades y 1,2 millones de estudiantes universitarios.

Wuhan cuenta con un gran complejo fabril propiedad del gigante de los semiconductores Tsinghua Unigroup, fabricantes de la memoria flash NAND 3D usada en teléfonos móviles, ordenadores personales y dispositivos de almacenamiento. La ciudad, en todo caso, es poco visitada por extranjeros más allá de los viajes de negocios, si bien es parada habitual de los cruceros por el Yangtsé.

Inditex y Gestamp, entre las empresas españolas con presencia en la ciudad

Varias empresas españolas entre las que se encuentran grandes compañías del Ibex cuentan con presencia en Wuhan. Inditex, la cotizada más valiosa del selectivo español, dispone de siete tiendas en la zona. 

El sector del motor, de gran importancia para la Chicago china, también tiene representantes españoles en la zona. En concreto, Gestamp, Cie Automotive y el grupo Antolín, especializado en la fabricación de piezas interiores de vehículos tienen plantas de producción en la zona. 

Normas
Entra en El País para participar