Así contagian los virus a la economía y los mercados

Sectores bursátiles como las aerolíneas y los hoteles son los mayores perjudicados, mientras que las farmacéuticas crecer durante los brotes

El gasto de los consumidores y el PIB se resintieron en episodios pasados, como sucedió durante el coronavirus de 2003

Coronavirus Wuhan China
Trabajadores con mascarillas del aeropuerto internacional de Taoyuan (Taiwan, China) desinfectan las instalaciones. AFP

Los inversores comienzan a establecer paralelismos entre el nuevo tipo de coronavirus detectado en China, que ha matado al menos a 17 personas, y el que en 2003 (asociado al Síndrome Respiratorio Agudo Severo, SARS) mató a casi 800 personas. Los mercados echan cuentas para anticipar los efectos que la llamada Neumonía de Wuhan tendrá en la actividad económica.

La agencia Reuters recopila en el siguiente listado los impactos económicos de brotes de virus pasados así como de las compañías que se verán afectadas, ya sea para bien o para mal. 

Economía global y mercados

Un artículo de los economistas Victoria Fan, Dean Jamison y Lawrence Summers, de 2017, calculó pérdidas anuales de 500.000 millones de dólares en casos de pandemia. O lo que es lo mismo, un 0,6% de los ingresos mundiales. Esta valoración incluye tanto las pérdidas de ingresos y el coste intrínseco de un episodio de elevada mortandad.

Una visión a más largo plazo la ofrece un estudio de la Academia Nacional de Ciencias, Ingeniería y Medicina (Estados Unidos): en el siglo XXI, las enfermedades relacionadas con pandemias costarán a la economía global 6 billones de dólares. 

Aislar un factor en los índices bursátiles mundiales supone una tarea compleja. En los mercados, apunta Reuters, influyen factores como los datos macroeconómicos, el comportamiento de las empresas o los cambios geopolíticos. Durante la alarma sanitaria por el SARS, en 2003, la invasión estadounidense de Irak ejerció mayor presión en el precio de las acciones que el brote del virus. 

¿Cómo reaccionó el índice MSCI de China? Después de que las autoridades del país asiático comunicasen el brote del SARS a la Organización Mundial de la Salud (OMS), ese índice se resintió frente a otros índices bursátiles globales. Sin embargo, hicieron falta solo seis meses para que recuperara el terreno perdido.

Índice MSCI de China durante el brote de SARS, en 2003.
Índice MSCI de China durante el brote de SARS, en 2003. Reuters

UBS señala en un informe publicado este miércoles que la tasa de mortalidad, en 2003, fue del 9,6%, mientras que para el brote actual el índice se sitúa muy por debajo (2,1%). El banco suizo añade que, aunque el virus se prolongara más de seis meses, como sucedió con el ciclo de vida del SARS, el impacto económico puede ser menor gracias a la "intervención más anticipada y proactiva del gobierno". 

Un caso concreto: las consecuencias económicas del SARS

Un estudio de Jong-Wha Lee y Warwick McKibbin valoró los costes para la economía global del virus de 2003 en 40.000 millones de dólares ese año. Un documento de 2006 de la Asociación Internacional de Transporte Aéreo (IATA en inglés) indica que el producto interior bruto mundial se contrajo un 0,1% como consecuencia del virus. 

El impacto en el producto interior bruto, como se puede ver en el siguiente gráfico, fue más marcado en los dos países que registraron más muertes durante el episodio: Hong Kong (más de un 2,5%) y China (más de un 1%). 

Impacto del brote de SARS (AÑO 2003) en el PIB de los países afectados.
Impacto del brote de SARS (AÑO 2003) en el PIB de los países afectados. Reuters

En aquella ocasión, igual que ahora, China se llevó la peor parte. Aunque por el momento se desconoce el impacto que tendrá en la demanda la ya conocida como neumonía de Wuhan, los inversores pueden echar la vista atrás: durante el brote de SARS, el gasto de los consumidores en China se redujo aproximadamente un 5% hasta que se pudo controlar. El informe de UBS apunta que la economía China creció a un ritmo del 11,1% en el primer trimestre de 2003 y desaceleró al 9,1% en el siguiente trimestre, durante los meses más duros de la epidemia. Ese empeoramiento se produjo por el golpe del virus en el turismo, la hostelería o el transporte. 

Impacto del brote de SARS, que se cobró casi 800 vidas, en el gasto de los consumidores en China. Con fondo gris, la bajada a consecuencia del episodio.
Impacto del brote de SARS, que se cobró casi 800 vidas, en el gasto de los consumidores en China. Con fondo gris, la bajada a consecuencia del episodio. Reuters

¿Quiénes ganan y quiénes pierden? 

Los episodios de virus han acostumbrado a favorecer a los productos farmacéuticos. Los sectores del turismo y las compañías de viajes, en cambio, suelen encajar con pérdidas las alarmas sanitarias como esta. Ya se vio este martes en las aerolíneas y hoteles cotizados, así como en los títulos de los operadores turísticos.

Las farmacéuticas chinas cotizadas avanzaron en una sesión a ritmo de doble dígito. También superaron el comportamiento medio de la Bolsa china los fabricantes de mascarillas protectoras, como Tianjin Teda o Shanghai Dragon. Todo lo contrario sucedió con las principales aerolíneas (Air France, Lufthansa o IAG), que se desinflaron ante el riesgo de que personas infectadas viajen desde China a escasos días de la festividad del Año Nuevo, que se celebra el 25 de enero. 

Evolución bursátil de valores farmacéuticos, aerolíneas, hoteles y firmas de lujo entre el 14 de enero y el 21 de enero.
Evolución bursátil de valores farmacéuticos, aerolíneas, hoteles y firmas de lujo entre el 14 de enero y el 21 de enero. Reuters

El sector del lujo es el otro gran damnificado. El gigante asiático es el principal consumidor de este sector y, según la consultora Bain&Company, representan el 35% de las ventas globales y el 90% del crecimiento en el último año. Luis Vuitton, Hermes, Kering o Burberry se vieron afectadas. 

Tasa de mortalidad e impacto económico

Un artículo del Fondo Monetario Internacional señala que, aunque el impacto de un brote resulta limitado, las consecuencias económicas se magnifican con rapidez. Los autores del artículo citan el caso de Liberia. Este país africano registró un brote de ébola en 2014. Su tasa de crecimiento descendió incluso cuando la tasa de mortalidad del país se redujo durante el mismo periodo.

Comparación del PIB de Liberia y de la tasa de mortalidad durante la crisis del ébola.
Comparación del PIB de Liberia y de la tasa de mortalidad durante la crisis del ébola. Reuters

Los coronavirus en los 20 últimos años

Reuters

  • SARS-CoV: los casos de Síndrome Respiratorio Agudo Severo (SARS) comenzaron en China en 2002. El virus, altamente contagioso, se expandió por 37 países. Antes de que se controlase, en 2003, ya había infectado a 8.098 personas y había matado a 774. 
  • MERS-CoV: El Síndrome Respiratorio de Oriente Medio se detectó por primera vez en Arabia Saudí en 2012. Este tipo de coronavirus se expandió por 26 países. Se piensa que el virus se se originó en  los camellos y adquirió capacidad para transmitirse entre seres humanos. El 35% de las personas infectadas murieron. 
  • 2019 CoV: el más reciente de la familia de los coronavirus. Ya ha infectado a más de 400 personas y ha matado al menos a 17 personas. El martes se detectó el primer caso en Estados Unidos, mientras que países como Japón o Corea del Sur ya han confirmado varios casos. Estados Unidos o Australia han autorizado escaneos en los aeropuertos para pasajeros que han viajado desde aeropuertos chinos. 
Normas
Entra en El País para participar