NH exprime la relación con Minor y se vuelca en el lujo

Prevé superar "ampliamente" los 285 millones de ebitda y los 100 millones de beneficio fijados para 2019

Ramón Aragonés, consejero delegado de NH.
Ramón Aragonés, consejero delegado de NH.

“NH ha logrado en 2019 los mejores resultados de su historia”. El primer año completo de actividad de NH bajo el paraguas de la tailandesa Minor, que posee el 94% del capital, no ha sido un obstáculo para que la hotelera cumpliera los objetivos fijados, que era alcanzar los 285 millones de ebitda y los 100 millones de beneficio neto. Pese a que las cifras definitivas no se conocerán hasta febrero, el consejero delegado de NH, Ramón Aragonés, avanzó que se han superado “ampliamente” ambos. Todo ello pese a que la salida de los hoteles de Hesperia, que se mantuvo como accionista de referencia de NH durante 15 años hasta la entrada de Minor, restó casi 9 millones de ebitda al resultado final.

Esos doce meses de convivencia entre NH, que se encarga de la gestión de los hoteles en Europa y América de todas las marcas del grupo, y Minor, que hace lo mismo en Asia, África y Oriente Medio, han traído la apuesta definitiva de la compañía hacia el segmento del lujo. “Ya supone el 30% de las habitaciones y el 70% de los que se irán incorporando en los próximos años”. La firma de lujo Anantara de Minor solo tenía un hotel en Europa (Villamoura en Portugal) y el pasado ejercicio NH firmó un hotel en Marbella y otro en Italia. “El objetivo es cerrar este año con 8 hoteles de la marca Anantara, el lujo con mayúscula, en Europa”, dijo el consejero delegado de NH .

El movimiento también se ha producido en el otro sentido, como prueba el hecho de que NH abrirá su primer Collection en Doha, una operación gestionada por Minor, en lo que supone el primer establecimiento en Asia, que alojará en un edificio de 44 plantas 72 apartamentos de una habitación, 144 de dos dormitorios y otros 12 de tres, además de restaurante, gimnasio, piscina cubierta, espacios para reuniones o zona infantil.

Una apuesta que se ha visto reforzada con la firma de un acuerdo con el gestor inmobiliario Covivio, rubricada el pasado 6 de enero, por el que se encargará de la gestión de una cartera de ocho hoteles de lujo y 1.115 habitaciones, cuyo valor rondaría los 600 millones de euros, según fuentes inmobiliarias consultadas. Ese sería el valor de la transacción cerrada recientemente entre Covivio y el fondo Värde, que anteriormente compró esa cartera en 2017 al grupo italiano Boscolo. Se trata de cuatro hoteles en Italia, dos en Hungría, uno en Chequia y otro en Francia, lo que reforzará, según Aragonés, su posición de liderazgo en Europa.

Los planes de futuro pasan por abrir 32 hoteles en los próximos años, de los que 17 se culminarán en 2020. El grueso de las aperturas en Europa se concentrará en Alemania e Italia, mientras que otro tercio lo hará en Latinoamérica. Aragonés no descartó seguir creciendo en esa región. “Nos encantaría duplicar nuestra presencia en México”, resaltó.

Normas
Entra en El País para participar