Hacienda llevará “pronto” su nueva senda de déficit al Consejo de Política Fiscal

Los consejeros autonómicos del PP hacen "frente común" contra los planes fiscales del nuevo Gobierno y denuncian que llevan más de un año sin ser convocados a la cita

La ministra de Educación y Formación Profesional, Isabel Celaá; la ministra Portavoz y de Hacienda, María Jesús Montero; y la ministra de Igualdad, Irene Montero, comparecen ante los medios de comunicación tras la segunda reunión del Consejo de Ministros del Gobierno de coalición del PSOE y Unidas Podemos.
La ministra de Educación y Formación Profesional, Isabel Celaá; la ministra Portavoz y de Hacienda, María Jesús Montero; y la ministra de Igualdad, Irene Montero, comparecen ante los medios de comunicación tras la segunda reunión del Consejo de Ministros del Gobierno de coalición del PSOE y Unidas Podemos. Europa Press

La ministra de Hacienda, María Jesús Montero, se estrenó el viernes en su nuevo cargo complementario, como portavoz del nuevo Gobierno de coalición entre PSOE y Unidas Podemos, avanzando que la maquinaria para impulsar unos nuevos Presupuestos Generales del Estado para 2020 está en marcha y pasa por convocar “muy pronto” un Consejo de Política Fiscal y Financiera –que lleva más de un año sin reunirse– en el que presentar su nueva senda de déficit.

“Tenemos que ser cautelosos porque primero queremos conocer la opinión de las autoridades europeas”, adujo sobre la negociación del Gobierno con Bruselas, que ya se habría iniciado según fuentes oficiales, para suavizar los objetivos de déficit y contar con algo más de margen de gasto. Una “tarea que desempeñará con un papel protagonista la vicepresidenta económica, la señora [Nadia] Calviño”, afirmó Montero.

“Estamos convencidos de que mientras el país siga reduciendo el déficit, las autoridades europeas escucharán los razonamientos de este Gobierno para intentar acompasar el cumplimiento de las cuentas públicas con la recuperación de los derechos de los ciudadanos arrebatados fundamentalmente durante la crisis”, dijo.

Montero descartó aventurar el punto de partida cuantificando el déficit de cierre de 2019, que no se conocerá oficialmente hasta marzo. Aunque su objetivo era rebajar el agujero fiscal al entorno del 2%, según el Banco de España el ejercicio pasado fue un año perdido en el que el déficit se habría mantenido en el 2,5%.

“Para nosotros los retos de la economía son fundamentales pero también que los ciudadanos puedan recuperar bienestar tras las políticas de recorte del PP”, dijo la portavoz del Gobierno, recordando que su última propuesta para flexibilizar la senda fiscal no pudo ser aprobada por el bloqueo que los populares ejercieron aprovechando que tenían mayoría en el Senado. Ahora que la tiene el PSOE, el Ejecutivo tratará de aprobar una nueva, junto al techo de gasto, en el mes de febrero.

Como paso previo, Montero anunció que convocará “muy pronto” al Consejo de Política Fiscal y Financiera para abordar con los consejeros autonómicos la nueva senda de déficit, después de más de un año sin convocarles. Una situación que denunció ayer el PP después de que los responsables de las Haciendas de Madrid, Galicia, Andalucía, Murcia, Castilla y León y Ceuta se reunieran ayer en la capital española para hacer “frente común” contra los planes fiscales del nuevo Ejecutivo central.

“Todos los consejeros de nuestras comunidades autónomas llevan meses esperando la llamada de la ministra de Hacienda, la señora Montero, para dialogar, para hablar de las cuestiones que realmente importan a los ciudadanos”, criticó en rueda de prensa posterior el secretario general del PP, Teodoro García Egea. “Llevamos meses en los que a los consejeros de Hacienda no se les informa, no se les llama, no se les convoca desde el Ministerio de Hacienda y lo único que reciben son problemas y amenazas de armonización fiscal, o lo que es lo mismo amenazas de subidas de impuestos para esas comunidades autónomas que se empeñan en bajarlos y en dar libertad”, sostuvo.

Cuestionada por esta cita, Montero aseguró que ella trabajará para “facilitar” la labor de los consejeros, a los que pidió “lealtad”, asegurándoles que no la encontrarán en la confrontación. La ministra aclaró que una vez aborde con ellos las cuentas públicas, llevará al Congreso un nuevo plan presupuestario para 2020 que se pactará previamente con los grupos que apoyaron investir a Pedro Sánchez.

En paralelo, fuentes oficiales avanzaron que, tras aprobar una subida de las pensiones del 0,9% en su primer Consejo de Ministros, y centrarse en diseñar el nuevo Ejecutivo el viernes, el Gobierno impulsará el incremento del 2% del salario de los funcionarios “en las próximas semanas”, pero no abordará un nuevo aumento del salario mínimo hasta negociarlo con empresarios y sindicatos.

Por su parte, la ministra de Igualdad, Irene Montero, avanzó que entre los objetivos de su mandato está el de impulsar planes de igualdad de género en el seno de las empresas, si bien consideró que es pronto para dar detalles.

Normas
Entra en El País para participar