La fábrica de PSA en Madrid fabricará desde este año el sustituto del Citroën C4

El modelo será totalmente nuevo y también contará con una variante eléctrica

Cirtoën C4 Cactus en la linea de Villaverde
Cirtoën C4 Cactus en la linea de Villaverde

El grupo francés PSA fabricará a partir de este año en su planta de Villaverde, en Madrid, el modelo que sustituirá el C4 de Citroen, y que contará también con una versión eléctrica.

El anuncio lo hizo hoy la hasta ahora directora general de la marca Citroen, Linda Jackson, a la que el presidente del consorcio galo, Carlos Tavares, ha encargado una nueva misión para clarificar y afirmar la diferenciación de las marcas del grupo.

En una conferencia con periodistas tras la presentación de los resultados comerciales de 2019, Jackson se limitó a destacar que se tratará de un coche totalmente nuevo, pero no quiso dar detalles sobre los volúmenes previstos en Villaverde.

La empresa ya avanzó en noviembre del año pasado que dicho modelo llegaría a la factoría madrileña en verano de este año.

PSA se ha embarcado en un proceso de transformación de su gama, en línea con las exigencias europeas de reducción de la contaminación, con el objetivo de proponer de aquí a 2025 una versión electrificada para todos sus modelos.

En este contexto, ya ha lanzado diez coches con versión eléctrica o híbridos enchufables, a los que se deben añadir otros 13 de aquí a finales de 2021.

Tras el descalabro de los últimos años de las motorizaciones diésel por el endurecimiento de la normativa sobre emisiones contaminantes, Jackson reconoció que no tiene "ni idea" de cuál va a ser la evolución este año, que depende de factores externos, en particular lo que hagan los gobiernos y el comportamiento de la opinión pública.

Añadió que su estrategia consiste en ofrecer toda la paleta de posibilidades para que sea el consumidor el que decida si opta por un vehículo de gasolina, gasóleo o eléctrico y mejorar la eficiencia de los motores de combustión.

El pasado año, Citroen matriculó 992.825 vehículos en todo el mundo, un 5,1 % menos que en 2018, por el mal resultado en China y el sudeste asiático, la salida de Irán por las sanciones estadounidenses y el pinchazo de mercados clave de Latinoamérica, como son Argentina y Chile por motivos económicos y políticos.

En Europa, sin embargo, creció un 1,2%, con 834.571 automóviles comercializados, la mayor progresión de las 12 marcas más vendidas.

Normas
Entra en El País para participar