PSA completa un mal 2019 al vender 390.000 vehículos menos

La caída en China y la salida de Irán explican buena parte del descenso

Empleados de la empresa automovilística Citroen en la cadena de montaje.
Empleados de la empresa automovilística Citroen en la cadena de montaje. EFE

El grupo PSA no pudo completar un buen 2019. La multinacional francesa venía de registrar récord histórico de ventas en 2018 y el año pasado dejó de matricular 390.000 vehículos, debido al descalabro que sufrió en China, a su salida del mercado iraní y al retroceso que experimentaron las matriculaciones en países clave de Latinoamérica, como Argentina y Chile.

En este contexto, el consorcio automovilístico galo vendió 3,48 millones de vehículos en todo el mundo en 2019, lo que se traduce en una caída del 10% en comparación con el año anterior. De los casi 400.000 vehículos que entregó de menos, 145.500 fueron en el mercado chino, donde PSA cayó un 55,4% (117.084 unidades) en comparación con 2018.

El grupo francés recordó que, en septiembre del año pasado, su filial china DPCA presentó un plan estratégico con un horizonte de seis años y con el que pretende vender vehículos de forma rentable, rebajando el umbral de costes a partir del cual la empresa puede funcionar, y aumentar progresivamente los volúmenes de Peugeot y Citroën. De momento, este año lanzará en el país asiático cinco modelos eléctricos o híbridos.

PSA retrocedió también en Europa, pero de forma mucho más limitada, un 2,5%, con 3,02 millones de unidades comercializadas, lo que sitúa a la compañía que preside Carlos Tavares como ‘número dos’ del mercado, por detrás de Volkswagen, con una cuota del 16,8%. El abandono del mercado iraní, desde mayo de 2018, por las sanciones de Estados Unidos (EE UU), también tuvo un fuerte impacto para las ventas del grupo en la región de África y Oriente Medio, donde retrocedió un 43,7%, con 164.266 unidades registradas.

En Latinoamérica, las matriculaciones de PSA descendieron un 22,5%, hasta 135.739 unidades, algo que la empresa vinculó al hundimiento por la coyuntura económica y política de dos mercados fundamentales: Argentina (-43%) y Chile (-11%). “Nuestros equipos están comprometidos con lograr unas ventas rentables”, señaló Tavares.

Normas
Entra en El País para participar