Ribera será la cuarta vicepresidenta del nuevo Gobierno de Sánchez

Duque y Celaá mantendrán las carteras de Ciencia y de Educación mientras que Guirao y Carcedo abandonarán el Ejecutivo

La jornada de este jueves despejó definitivamente la composición que tendrá la cúpula del nuevo Ejecutivo de coalición entre PSOE y Unidas Podemos cuyo diseño íntegro será comunicado el domingo al Rey Felipe VI por el presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, para celebrar el martes su primer Consejo de Ministros. Fuentes oficiales confirmaron este jueves a este diario que, por primera vez, el Gabinete contará con cuatro vicepresidencias, tres de las cuales serán ocupadas por mujeres. La elección de las carteras que se situarán a solo un escalón de la Presidencia anticipan que las prioridades del nuevo Gobierno son de corte territorial, social, económico y, según se anunció sorpresivamente este jueves, medioambiental y demográfico.

Así se deriva del hecho de que la cuarta vicepresidencia, de la que ni siquiera Podemos había oído hablar hasta ahora, vaya a recaer en la titular en funciones de la cartera de energía, Teresa Ribera, que pasará a ser vicepresidenta de Transición Ecológica y Reto Demográfico.

La noticia fue confirmada este jueves por fuentes oficiales minutos después de que la propia Ribera fuera convocada por Sánchez a La Moncloa para hacerle firme el ofrecimiento.

Ribera (Madrid, 1969) será por tanto la responsable de liderar los esfuerzos de España por luchar contra el cambio climático y el calentamiento global, una agenda que ha cobrado auge después de que Madrid acogiese en diciembre la cumbre del clima COP 25. En paralelo, al asumir Reto Demográfico, la nueva vicepresidenta será la encargada de encarar los problemas de despoblación de la llamada “España vaciada”. Un asunto que el PSOE se había comprometido a elevar al ámbito ministerial en el pacto de investidura sellado con Teruel Existe a cambio de su voto a favor de Sánchez.

De esta forma, será la primera vez que en España existan cuatro vicepresidencias de Gobierno, habiéndose alcanzado el máximo anterior con las tres impulsadas durante el segundo mandato de José Luis Rodríguez Zapatero. En aquel entonces, María Teresa Fernández de la Vega fue la vicepresidenta primera, al cargo de Presidencia; Elena Salgado, la responsable económica; y Manuel Chaves estuvo al frente de política territorial y autonómica.

En esta ocasión, repetirá al frente de la vicepresidencia primera Carmen Calvo. De la máxima confianza de Sánchez, Calvo (Cabra, Córdoba, 1957) se ocupará previsiblemente de la coordinación territorial, con especial atención al conflicto secesionista catalán, sobre el que el PSOE se ha comprometido a crear una mesa de negociación entre Gobierno y Govern en sus primeros 15 días de mandato. Fuentes oficiales avanzan que la vicepresidenta primera será además ministra de Presidencia, las Cortes y Memoria Democrática.

La vicepresidencia segunda será para Pablo Iglesias, el líder de Unidas Podemos, que dirigirá las áreas de Derechos Sociales y Agenda 2030. Iglesias (Madrid, 1978) ya ha designado como secretarios de Estado para estas áreas a Nacho Álvarez, responsable económico de Podemos, y a la portavoz del grupo Ione Belarra, respectivamente, mientras que el ex Jemad (Jefe de Estado Mayor de la Defensa), Julio Rodríguez será su jefe de gabinete.

La tercera vicepresidencia, de Economía y Transformación Digital, está reservada para la actual titular de dicha cartera ministerial, Nadia Calviño, que se ofrece como garante a Bruselas, empresarios e inversores del compromiso del nuevo Ejecutivo con el equilibrio presupuestario y la prudencia económica. Calviño (La Coruña, 1968) se responsabilizará además de la digitalización de la Administración Pública.

De esta forma, fuentes del Ejecutivo defendieron este jueves que la idea es crear una vicepresidencia específica para cada una de las grandes transformaciones que requiere el país. Fijadas la crisis territorial, la desigualdad social, la desaceleración económica y la emergencia climática como esos retos, la identidad de los titulares de dichas carteras también avanza aspectos del cariz del nuevo Ejecutivo: este ganará en peso político frente a lo técnico, y reforzará la presencia de la mujer en puestos de poder.

Así lo apunta también el hecho de que Sánchez vaya a nombrar portavoz del Gobierno a la ministra de Hacienda en funciones, María Jesús Montero, que mantendrá además su Ministerio como guardiana de la caja pública.

Más allá de estos nombres, este jueves se confirmó también la veracidad de los cargos ministeriales pertenecientes a Unidas Podemos que venían filtrándose en los últimos días. Se trataría, en primer lugar, de Alberto Garzón, líder de IU, que ocuparía la cartera de Consumo, que como novedad incorporará las competencias sobre juego y, posiblemente, el ámbito de comercio. A su vez, a propuesta de En Comú Podem, Manuel Castells estaría al frente de Universidades; mientras que Yolanda Díaz se encargaría de Trabajo, previsiblemente desgajado del área de Seguridad Social; e Irene Montero, hasta ahora portavoz de Podemos, pasaría a ser titular de Igualdad, materia que hasta ahora venía dirigiendo Calvo desde su vicepresidencia. En total, se espera que de las 18 carteras actuales se pase a superar la veintena de Ministerios.

Aunque se prevé que repitan en el cargo otros pesos pesados del último Ejecutivo, como los ministros de Fomento, José Luis Ábalos, o Interior, Fernando Grande Marlaska, no se descartan sorpresas. Después de todo, en Podemos parecían desconocer hasta este jueves la creación de una cuarta vicepresidencia que diluye su cuota de poder. A última hora, se dio a conocer que Pedro Duque mantendrá la cartera de Ciencia -aunque perderá las competencias en Universidades- e Isabel Celaá, la de Educación y Formación Profesional, mientras que José Guirao y María Luisa Carcedo dejarán de ser ministros de Cultura y Deporte y de Sanidad y Consumo, respectivamente.

Con todo, la composición definitiva del nuevo Consejo de Ministros no se conocerá hasta el domingo, cuando el presidente del Gobierno, que prometió este miércoles el cargo ante el Rey Felipe VI, tiene previsto transmitirle la lista completa.

Al día siguiente, los nuevos ministros prometerán su cargo ante el monarca mientras que los salientes procederán al traspaso de cartera. De esta forma, el martes se celebrará un primer Consejo de Ministros en el que completar la designación de cargos intermedios como secretarios de Estado y directores generales. Adelantar esta primera cita, permitiría la posibilidad de celebrar dos Consejos de Ministros en la misma semana de forma que el nuevo Gobierno pueda impulsar también una primera batería de medidas el próximo viernes. Estas incluirían, fundamentalmente, la actualización de las pensiones con el IPC y un nuevo incremento del salario mínimo interprofesional.

Normas
Entra en El País para participar