Sánchez logra la investidura abriendo paso al primer Gobierno de coalición

El candidato socialista es nombrado presidente por solo dos votos de ventaja, con 167 a favor, 165 en contra y 18 abstenciones

Pablo Casado felicita a Pedro Sánchez tras la investidura. Ampliar foto
Pablo Casado felicita a Pedro Sánchez tras la investidura.

El Congreso de los Diputados ha puesto fin este martes, por un ajustado margen de solo dos votos, a un escenario de parálisis política marcado por más de ocho meses de Gobierno en funciones, al aprobar la investidura de Pedro Sánchez como presidente del Ejecutivo para la XIV Legislatura. La decisión abre paso al primer Gobierno de coalición desde la Transicion democrática.

Tras un bronco debate desarrollado durante el fin de semana y la votación fallida del domingo cuando se requería una mayoría absoluta que no se esperaba lograr, Sánchez ha logrado este martes su primera victoria en este lance, tras las tentativas de 2016 y 2019, al obtener una mayoría simple ajustada pero suficiente.

El candidato socialista ha cosechado 167 votos a favor, sumando los de PSOE (120), Unidas Podemos (35), PNV (6), Más País (2), Compromís (1), Nueva Canarias (1), Teruel Existe (1) y BNG (1). Gracias a las 18 abstenciones de ERC (13) y EH Bildu (5), sus apoyos han superado los 165 votos en contra de PP (89), Vox (52), Cs (10), JxCAT (8), la CUP (2), Navarra Suma (2), el PRC (1) y Coalición Canaria (1).

La victoria es solo un primer paso para una incierta legislatura que se presagia compleja, dada la mínima ventaja lograda en la votación, y agria, a tenor de las durísimas intervenciones protagonizadas por líderes de los principales partidos de la oposición.

La tramitación del Plan Presupuestario de 2020, prioridad para el Gobierno de PSOE y Podemos -que ya han comenzado a avanzar- será la prueba de fuego que permitirá calibrar si los socios tienen meses o años de trabajo por delante.

De momento, el guion marca que Sánchez prometa su cargo ante el Rey Felipe VI este miércoles, cuando podría terminar de desvelar la composición de su nuevo Gabinete para que los ministros juren ante el monarca el jueves y así poder celebrar su primer Consejo de Ministros el viernes.

Sánchez pide facilitar las investiduras

Sánchez ha iniciado su intervención pidiendo el voto al resto de partidos del hemiciclo, a fin de "no pasar ni un día más" sin Ejecutivo, para una votación en la que se espera que obtenga la victoria por dos votos a favor. Más allá, Sánchez ha propuesto a la Cámara Baja legislar para modificar los debates de investidura a fin de simplificar el mecanismo permitiendo facilitar la formación de nuevos ejecutivos frente a "mayorías de bloqueo".

El líder socialista ha defendido que hoy en día "la única alternativa" es el Gobierno de coalición de PSOE y Unidas Podemos que ha pactado formar con el líder de esta última formación, Pablo Iglesias. "Va a haber una coalición progresista porque así lo han decidido lose españoles y la mayoría parlamentaria del congreso de los diputados", ha aseverado.

“Es verdad que el salario mínimo se va a elevar a niveles más decorosos, se van a mover recursos a las familias más vulnerables, que los ciudadanos más acaudalados van a tener que aportar más, pero eso solo afecta a uno de cada 200 contribuyentes, y vamos a rebajar la presión fiscal de las pymes”, ha resumido Sánchez, sobre algunos de los principales puntos de su programa de Gobierno pero ha defendido que “eso no perjudica a nadie, menos a un a empresarios y empresarias”.

“Si algo lamento de este debate de investidura es que se hayan visto muy poco atendidas en el debate por parte de la oposición conservadora las propuestas que hacemos ene estos y otros ámbitos. Los españoles han salido perjudicado como consecuencia de su acaloramiento la pasada semana”, ha dicho, sobre la “atmósfera de crispación” en la que los líderes de PP, Vox o Cs realizaron sus intervenciones, centradas en atacar las cesiones del PSOE al secesionismo catalán, al que ha prometido una mesa de diálogo.

"Nadie tiene el derecho de monopolizar el patriotismo", ha concluido, citando al que fue presidente de la República, Manuel Azaña, prometiendo un clima de trabajo constructivo por parte de su nuevo Gobierno a fin de acabar con el frentismo que ha demostrado el Parlamento este fin de semana. 

Casado: "Pagará el precio más alto"

Pablo Casado, líder del PP, ha comenzado su intervención con salvas al Rey y reconocimientos a las víctimas del terrorismo, “ultrajadas” por “los radicales que sustentan la candidatura de Sánchez”, en referencia a EH Bildu y las fuerzas separatistas catalanas.

Sánchez, ha advertido, acabará “pagando el precio más alto con tal de resistir” en el cargo. “Mintió, sabiendo que si decía la verdad perdería las elecciones”, ha acusado a Sánchez, por los pactos que ha cerrado tras presentarse a los comicios con el objetivo de gobernar en solitario. 

“Ha preferido convertirse en el hombre de paja del nacionalismo en vez de ser un hombre de Estado”, ha criticado, para advertirle que “si cumple con sus socios antisistema romperá España, si no, le echarán a la calle”. 

“Ahora que cita a Azaña, recuerde que este también decía, ‘yo les tolero que critiquen a la República, pero no a España’”, ha recitado Casado que, en esta ocasión, ha leído todo su discurso, al igual que hace Sánchez, con la salvedad de este ataque. 

“Sánchez quiere copresidir un Gobierno ilegítimo”, ha sentenciado el líder de Vox, Santiago Abascal, acusando al secretario general del PSOE de usar las instituciones para ganar las elecciones y de formar Ejecutivo con comunistas. “La compañía aseguradora de la investidura, del golpe institucional que están dando, se llama ETA”, ha clamado, en referencia a la abstención de EH Bildu que permite la victoria de Sánchez.

Abascal, ha iniciado su intervención condenando el último asesinato de un hombre a su mujer argumentando que lo necesario es impulsar una ley de violencia intrafamiliar para que la actual ley contra la violencia de género no cargue únicamente, ha sostenido, contra los “hombres españoles”. “Hay una plaga de manadas de violadores, fundamentalmente extranjeros”, ha añadido. 

Iglesias carga contra PP y Vox

Ovacionado también por los diputados del PSOE, y ya portando un pin de la Agenda 2030 como vienen haciendo en el último año los ministros socialistas, el líder de Unidas Podemos, Pablo Iglesias, ha cargado contra el “despliegue de autoritarismo” de los líderes de PP y Vox.

Iglesias ha anunciado que el nuevo Gobierno trabajará en pos de la defensa de las mujeres víctima de la violencia machista; para que gays y lesbianas puedan organizar las familias como quieran; para garantizar los derechos humanos de los migrantes que huyen de guerras y pobreza, y, finalmente, se ha dirigido a las clases trabajadoras.

“El próximo Gobierno va a defender las condiciones materiales de la libertad, no hay libertad si no se llega a fin de mes, sin un sistema sanitario público que garantice los mejores sanitarios y profesionales, independientemente del barrio, no hay libertad sin escuela pública, que asegure a todos estudiar independiente del barrio en el que haya nacido”, ha dicho.

“Pedro”, se ha dirigido al líder socialista, “no nos van a atacar por lo que hagamos, nos van a atacar por lo que somos. Te pido como presidente que frente a intolerantes, provocadores y los que quieren llevar a España al pasado, tengas el mejor tono. Y te pido también que tengas también la mayor firmeza democrática”, ha concluido. 

Apoyos condicionados

La portavoz de JxCAT, Laura Borrás, ha sostenido que no pueden votar a favor de Sánchez dados los agravios contra Cataluña que supuso aplicar el artículo 155 de la Constitución, pero avanzó su abstención “como independentistas transigentes” pidiendo avances en el diálogo.

“La labor de este Gobierno debe ser eliminar las condiciones de las políticas del odio, rehacer país, equilibrar la balanza y liderar la lucha contra el cambio climático con justicia social”, ha dicho el líder de Más País, Íñigo Errejón, dando las gracias a Sánchez e Iglesias por su pacto y lamentando que no se cerrara cuatro años antes.

El portavoz de Compromís, Joan Baldoví, ha asegurado a Sánchez que cumplirá su compromiso de apoyarle, pero le ha pedido que él también "cumpla" con el acuerdo que sellaron, que incluye presentar una reforma del sistema de financiación autonómica en un plazo de ochos meses, y comenzar a incluir en los Presupuestos nuevos fondos para la Comunidad Valenciana. Más allá, se ha desdicho sobre su invitación a que el ala derecha del hemiciclo tome tila, matizando que "lo que necesitan es educación".

Oramas pide disculpas por su voto en contra

La diputada de coalición Canaria, Ana Oramas, ha hecho un discurso, con aires de despedida, en el que mantenía su intención de votar en contra pero pedía disculpas a su partido por hacerlo en contra del criterio de su formación sin avisarla debidamente. Acto seguido ha pedido a todas las fuerzas mesura, ni unos son “fachas”, ni otros “están con los terroristas”, ha dicho. 

Desde el Partido Regionalistas Cántabro (PRC) que viró su voto favorable a uno en contra, han recriminado al PSOE impulsar “un Gobierno que va a durar lo que quiera ERC”, que va a debatir con la Generalitat el contenido de una consulta dirigida solo a los catalanes. “Estamos de acuerdo con una mesa de negociación con Cataluña, si lo que salga lo votan todos los españoles, votaría a favor, si no, en contra”, ha explicado. 

“Dijimos que apoyaríamos al candidato que fuera capaz de suscitar más apoyos, para desbloquear una situación que la ciudadanía no puede soportar más tiempo; por lealtad institucional; y porque queremos un gobierno que tome medias ya, que nos urgen, ha explicado el diputado de Teruel Existe. 

ERC: "me importa un comino la gobernabilidad"

Por su parte, Montse Bassa, de ERC, ha acusado al PSOE de ser cómplice del encarcelamiento de los “presos políticos”, que cumplen penas de prisión condenados por el Tribunal Supremo por el juicio del procés. “¿Cree que me importa la gobernabilidad de un Gobierno que tiene a mi hermana en la cárcel?”, ha cuestionado. “Personalmente me importa un comino la gobernabilidad de España”, ha admitido, exponiendo que si se abstiene es por su creencia en el diálogo como vía para lograr el independentismo.  

“Señor Sánchez, a usted no le votó ni un solo español para que hiciera lo que va a hacer hoy”, ha denunciado la portavoz de Ciudadanos, Inés Arrimadas, recordándole que declaró que no daría entrada en su Gobierno a Iglesias, o que encarcelaría a Puigdemont, para terminar teniendo a Podemos en el Consejo de Ministros y a ERC como apoyo indirecto. La alternativa, ha dicho Arrimadas, era una mayoría alternativa diferente, con PP y Cs. Arrimadas ha concluido pidiendo un “voto valiente” a los diputados del PSOE para que votasen en contra. 

Esteban: "Cumplan los acuerdos"

Aitor Esteban, portavoz del PNV, ha calificado de “bochornoso” el espectáculo del crispado pleno del fin de semana y ha recordado al bloque de derechas que “flaco favor” hacen al Rey, a las instituciones y a España, tratando de trasladar la imagen de un “Gobierno ilegítimo”, pese a que el propio monarca fue el que instó la candidatura de Sánchez, conocido ya su acuerdo con Iglesias y los apoyos que necesitaba para salir victorioso. Esteban ha instado a reformar las pensiones para garantizar su futuro, a tramitar nuevos Presupuestos y a forjar acuerdos y hacer política en lugar de ir a nuevas elecciones. “Confío en que en este Gobierno la política la hagan los políticos y que este Gobierno cumpla los acuerdos”, ha aseverado, hablando de un “nuevo tiempo” en el que prestarán su apoyo, dada que es “la única salida y merece la pena intentarlo”. 

“Estamos aquí para construir una república vasca”, ha avanzado el portavoz de EH Bildu, Óskar Matute, que ha pedido “verdad, justicia y reparación” para "todas las víctimas las de ETA, las del GAL”, y las de las cunetas de la Guerra Civil. “Ni nos vencieron, ni nos domesticaron”, ha advertido a toda la Cámara, incluyendo a "quien juega a ser jurado de la voz", en referencia a Adolfo Suárez Illana, que le ha vuelto la espalda. Matute ha asegurado que su foco está en las trabajadoras del hogar, los trabajadores del metal, mineros, taxistas, jóvenes, y otros colectivos precarios. “Por eso hoy nos abstendremos y el 30 de enero saldremos a la calle”, expuso, para pedir “pensiones dignas, servicios públicos dignos y trabajo digno”. 

“Proponemos articular una alianza antifascista”, ha dicho la portavoz de la CUP, subrayando el corte bronco de las intervenciones de los grupos de derecho, pero justificando que hoy su formación vote igual que estos partidos, en contra de Sánchez. También Navarra Suma y Foro Asturias han anticipado su negativa, por motivos diferentes. 

Una votación entre presiones

“La derecha no cumple los principios democráticos que dicen que “forma Gobierno el que tiene mayoría, y que la oposición lo acepta”, ha afeado la portavoz del PSOE, Adriana Lastra, acusando de “matonismo” las presiones ejercidas para evitar los votos a favor. “Aquí hay 167 valientes, gente muy honrada y honesta”, ha dicho en referencia a los diputados que apoyan a Sánchez, usando la palabra con la que Arrimadas les instaba a votar en contra.

“Este día cierra el tiempo del bloqueo y abre el de la primera coalición progresista de nuestra democracia”, ha dicho agradeciendo a todos los grupos que apoyan la candidatura de Sánchez, en con especial mención al de Teruel Existe, que ha denunciado amenazas para que cambie su voto.

Normas