Las ETT calculan que en 2019 se creó menos de la mitad de empleo que en 2018

La patronal de las empresas de trabajo temporal (Asempleo) prevé un aumento interanual del 1,2% de ocupados en el último trimestre

EPA Fedea Pulsar para ampliar el gráfico

El próximo día 29 de enero el Instituto Nacional de Estadística (INE) hará pública la Encuesta de Población Activa (EPA) que certificará cuánto empleo ha creado la economía española en 2019. Pero antes, la patronal de las empresas de trabajo temporal (Asempleo) –cuyas previsiones sirven como indicador adelantado del empleo– calcula que el pasado año cerró con unos 255.400 nuevos empleos más, lo que representa menos de la mitad de los puestos de trabajo que se crearon en 2018, cuando se registraron 566.200 ocupados más que en el año precedente.

Las empresas de trabajo temporal (ETT) consideran por tanto, que en el cuarto trimestre de 2019 el ritmo de creación de empleo se volvió a desacelerar del 1,7% del tercer trimestre a 1,2%, tras la destrucción de poco más de 50.000 puestos de trabajo entre octubre y diciembre pasados respecto al trimestre de ese mismo año.

No es extraño que la economía española destruyera empleo en el último trimestre del año. De hecho, se destruyeron puestos de trabajo en los últimos trimestres de 2016 y 2017, a pesar de que en cada uno de esos años se crearon cerca de medio millón de nuevos empleos en cada ejercicio.

Así, los técnicos de esta patronal consideran que pese al deterioro del mercado laboral “ligeramente superior al esperado” en el segundo semestre del pasado año, el ritmo de creación medio en el ejercicio se mantendrá en el 2,2%. Esto es ya un punto inferior al ritmo de crecimiento con el que terminó la ocupación a finales de 2018.

En cuanto a las previsiones para el primer trimestre de 2020, esta patronal cree que “la moderación en la creación de empleo se empezará a estabilizar”. Concretamente, estos expertos apuntan a que haya avances interanuales del número de ocupados del entorno del 1,3% entre enero y marzo. En este caso, la desaceleración sería de dos puntos porcentuales respecto a cómo crecía el empleo un año antes.

Asimismo, prevén que la tasa de paro en el cuarto trimestre se eleve también hasta el 14,6%, dos décimas más que a finales de 2018.

Por todo ello, el presidente de Asempleo, Andreu Cruañas aseguró ayer que “la desaceleración del mercado laboral es un hecho, a falta de conocer la EPA del cuarto trimestre”, que cuyos resultados, en su opinión, “enfatizarán la dimensión de dicha desaceleración”.

Es más, tras conocer el deterioro de los datos de afiliación a la Seguridad Social y paro registrado en los meses finales de 2019 y en un entorno en el que parece que la actividad se ha estabilizado en unos niveles de crecimiento de alrededor del 1,9% del PIB, “el deterioro del mercado laboral es una de las principales amenazas de 2020”, añadió el presidente de la patronal de las ETT.

Normas
Entra en El País para participar