Mercados

BME se apoya en la negociación de deuda para compensar la caída del volumen de la Bolsa en 2019

En diciembre la renta variable negoción 40.646 millones, un 5% más que un año antes

Vista del parqué de la Bolsa de Madrid el pasado viernes.
Vista del parqué de la Bolsa de Madrid el pasado viernes. EFE

El apetito por la Bolsa española en diciembre no fue suficiente para compensar las caídas que venía acumulando el volumen de negociación a lo largo del pasado ejercicio. En el último mes de 2019, la Bolsa española negoció en renta variable 40.646 millones de euros, un 4,8% más que en el mismo periodo del año anterior. Esto no impidió que en el conjunto del ejercicio, el volumen de contratación descendiera un 18,1%, hasta los 469.625,7 millones, la cifra más baja desde 2003.

Como ya ocurrió en 2018 el aumento de la competencia fruto de la aparición de plataformas alternativas unido a normativa Mifid 2 y las subidas moderadas de la Bolsa española explican este comportamiento. Si este año entra en vigor el impusto a las transacciones financieras (tasa Tobin) que recoge el pacto programático de PSOE y Podemos, el negocio de BME podría verse perjudicado. El gravamen encarecería el coste de transacción que se aplica en el mercado español a la compra de acciones, alentando a los inversores extranjeros a negociar sus acciones de Bolsa española a través de plataformas alternativas de contratación.

A cierre de 2019, BME continúa ostentado una posición de dominio y su cuota de mercado alcanza el 72,2%, ligeramente por encima del 68,4% de 2018. Sus son los más competitivos. “La horquilla media del año fue de 4,91 puntos básicos en el primer nivel de precios –un 12,9% mejor que el siguiente centro de negociación– y de 6,88 puntos básicos con 25.000 euros de profundidad del libro de órdenes –un 34,3% mejor–”, apunta la compañía.

La caída de la negociación de renta variable se ve compensada por el ascenso experimentado por la renta fija que se dispara un 66,4% en el año, hasta los 333.957,7 millones. Solo en diciembre el incremento registrado por este mercado fue del 49,1%, hasta los 14.617,9 millones. El volumen admitido a negociación en el mes fue de 28.327 millones, con una subida interanual del 11,5%. En el conjunto del año las admisiones alcanzaron los 326.575 millones, un 4,7% más que en 2018. El saldo vivo creció un 2,1%, hasta 1,6 billones.

El mercado de derivados financieros incrementó un 3,3% la negociación en 2019, destacando los futuros sobre acciones (+42,9%), los futuros sobre dividendos de acciones (+60,9%) y los futuros Ibex impacto dividendo (+104,8%).

Normas
Entra en El País para participar