La guerra por Just Eat apunta a acabar en indigestión

Takeaway va a pagar demasiado, y los accionistas del nuevo grupo dependerán de la valoración del comprador

Logo de JustEat.
Logo de JustEat.

Después de haber esperado con hambre durante meses, el CEO de Takeaway.com, Jitse Groen, está al fin listo para atiborrarse de una comida de 6.600 millones de euros. Sin embargo, va a pagar demasiado por Just Eat. Y los accionistas de la nueva y ampliada compañía dependen de una valoración demasiado cocida.

El jueves, Groen elevó su oferta: 0,12111 nuevos títulos de Takeaway.com por cada acción de JustEat. Ajustando la caída del 11% de del grupo holandés tras la nueva oferta, son 8,16 libras por acción. Es casi seguro que vencerá a la oferta rival de 8 libras en efectivo del holding tecnológico Prosus.

Ahí es donde terminan las buenas noticias para Takeaway.com. Quitando el probable efectivo neto a fin de año, pagará 6.600 millones de euros. A cambio, obtendrá 338 millones de beneficio operativo en tres años, según el consenso de analistas recogido por Refinitiv.

Si se añaden los 20 millones de ahorro de costes anuales de Groen y se deducen los impuestos, el retorno del capital invertido es del 4%. Para superar el 10% típico, Groen tendría que aumentar el beneficio operativo de Just Eat hasta 820 millones, más de seis veces el del año pasado.

Si Groen paga en exceso, ¿se deduce que los inversores de Just Eat se lo llevan crudo? Eso depende. Dado que la oferta es puramente en acciones de Takeaway.com, dependen de la rica valoración del grupo con sede en Ámsterdam.

Es una apuesta arriesgada. Los accionistas de Just Eat serán dueños del 57,5% del nuevo grupo de Groen. Para que sus participaciones valgan más que la oferta en efectivo de Prosus, de 6.500 millones, que parece que van a rechazar, el valor de los fondos propios de la nueva empresa tendría que ser de 11.300 millones.

Quitando la deuda, eso implica un múltiplo de 4,6 veces los ingresos de 2021, utilizando las estimaciones de Refinitiv para ambos grupos. Sus pares cotizados Delivery Hero y GrubHub cotizan a un promedio de 3,3 veces los ingresos. En otras palabras, el trato de Groen parece una receta para la indigestión en todos los sentidos.

Los autores son columnistas de Reuters Breakingviews. Las opiniones son suyas. La traducción, de Carlos Gómez Abajo, es responsabilidad de CincoDías