España tiene un problema con la economía sumergida. Y así lo sufre el autónomo

CIAE denuncia que en España supone el 22% del PIB.

España tiene un problema con la economía sumergida. Y así lo sufre el autónomo

La Confederación Intersectorial de Autónomos del Estado Español (CIAE) denuncia que la economía sumergida afecta principalmente a pymes y autónomos que “pagan religiosamente sus impuestos” y provoca que se sobrecargue impositivamente a quienes cumplen con las normas fiscales.

CIAE ha manifestado a través de un comunicado que la economía sumergida es una “lacra” y que supone un reto para el nuevo Gobierno, porque este tipo de economía “crea distorsiones importantes en la economía real, reduciendo los ingresos con los que el Estado financia los servicios públicos, las pensiones y los incentivos que necesitan los colectivos que crean empleo y ponen en marcha sus actividades económica".

Un 22% del PIB español

Para ello aportan datos tales como que en España este tipo de prácticas suponen el 22% del PIB. “Nuestro país presenta un nivel de fraude por encima de lo que le corresponde a su nivel de desarrollo, esta lacra deteriora la justicia tributaria y desanima a la cultura del esfuerzo”, advierten desde CIAE.

Además, comparan los datos con los de otros países europeos como Alemania, donde la economía sumergida se sitúa entorno al 7,8% del PIB o en Reino Unido, donde supone un 8% del Producto Interior Bruto o Francia, que soporta un 11,6% o, por ejemplo, en los países nórdicos la economía sumergida con respecto a su PIB fluctúa entre el 12 y el 13%.

Bajada de impuestos

A su juicio, si España se pusiera al nivel de otros países europeos en economía sumergida, se recuperarían “miles de millones de euros” que permitirían una bajada de impuestos, se podría incentivar la actividad emprendedora, impulsar la economía y paliar el déficit existente en prestaciones sociales.

En concreto, plantean la posibilidad de disminuir la economía sumergida en catorce puntos poniéndose al mismo nivel que Alemania, lo que supondría, según los cálculos de CIAE, recuperar 30.000 millones de euros.

Finalmente, la Confederación apuesta por una lucha “eficaz” contra la economía sumergida, para lo que consideran que hay una “relación muy estrecha e inversa entre el volumen de economía sumergida que sufrimos y la salud de nuestras instituciones económicas”.

Normas