Entrevista al responsable de Crédit Agricole en España y Portugal

François Rameau: “Los fondos ven a España un país abierto. Se puede comprar y vender”

El ejecutivo asegura que su grupo seguirá invirtiendo en España "sí o sí” . Ahora buscan socios para Amundi y para seguros

François Rameau, responsable de Crédit Agricole en España y Portugal
François Rameau, responsable de Crédit Agricole en España y Portugal

Llegó a España en 2016, tras haber trabajado, además de en Francia, en Singapur, Tailandia, India y Hong Kong. François Rameau inició su trayectoria profesional en Indosuez en 1989, banco que fue adquirido por Crédit Agricole en 1996. Desde 2016 es el responsable de Crédit Agricole en España y Portugal (Group Senior Country Officer for Spain & Portugal). Le encanta correr en su tiempo libre, montar en bicicleta y escuchar jazz. Participa en las maratones nacionales que le permiten su trabajo. Le encanta España, pese a su “incertidumbre política”.

Crédit Agricole, a través de Caceis, es uno de los principales bancos de inversión que opera en España. ¿Cuál es su visión del país? ¿Los fondos van a seguir invirtiendo?

Es verdad que el elemento político no ayuda porque hay un escenario de incertidumbre que a los inversores no les gusta. De cualquier forma, los fondos ven a España como un país abierto, donde se puede invertir y vender, y eso es muy importante. Los inversores han visto que se pueden comprar cosas, como por ejemplo universidades de educación privada, sector en el que en otros países europeos está más complicado realizar operaciones en esta actividad como consecuencia de la influencia política. En España, sin embargo, no ha habido mucho ruido por estas dos operaciones. Y esto es una buena cosa para los inversores.También hay una nueva ola de financiación energética. Estoy seguro de que habrá muchos fondos que van a seguir invirtiendo en este negocio. España siempre ha sido clave en la financiación de renovables, y tiene un plan bastante ambicioso, y esto es una situación bastante atractiva para los fondos.

¿Detectan menos afluencia de inversiones motivada por la anunciada ralentización de la economía?

Los fondos que invierten en energía renovable es a largo plazo, son proyectos que necesitan dos o tres años de preparación. Es cierto que vamos a ver una ralentización, pero la apreciaremos en unos meses, no ahora, porque, como he dicho, los procesos de maduración de estos proyectos llevaban tiempo.

Si no hubiera sido por la crisis estaríamos compitiendo en banca minorista en España en la actualidad

¿Las firmas españolas son competitivas en banca de inversión?

Hay segmentos en los que sí son competitivas, pero es verdad que no están en todos los segmentos porque se dedican más a financiación corporativa, pero en España son muy importantes. De cualquier forma, España tiene un peso importante en banca de inversión dentro del grupo. Aumentar la influencia en la banca de inversión es más difícil que en otras áreas porque es un mercado maduro. Para crecer necesitaríamos operaciones de consolidación, y la consolidación del sector bancario en Europa todavía no la vemos, pese a que esta sería una de las opciones para crecer. Vemos una lista increíble de bancos, unos fuertes y otros más pequeños, pero con liquidez. Nos gustaría competir con menos bancos, aunque más grandes y fuertes. En Estados Unidos hay cuatro o cinco grandes bancos de inversión, en Europa hay más de 15, y en un mercado que no es comparable, y los americanos han aprovechado la debilidad de ciertos actores europeos para ganar cuota de mercado. Se ha creado así una situación complicada para la banca de inversión europea.

El objetivo del grupo es buscar socios en cada línea de negocio que necesiten nuestra experiencia

¿En el último año Crédit Agricole ha apostado fuerte por España?

Sí. Nuestra estrategia es desarrollar los negocios del grupo, a excepción de la banca minorista. Tenemos una gestora, Amundi, que busca crecer con socios españoles. También buscamos alianzas en seguros, donde ya hemos llegado a un acuerdo con Abanca, pero estamos abiertos a llegar a otras alianzas. En crédito al consumo nos hemos asociado con Bankia para conceder financiación en los puntos de venta, segmento en el que la entidad española no tenía presencia. También operamos en banca privada, pero esta actividad la desarrollamos en solitario. La idea en España es buscar en cada línea de negocio socios que necesiten nuestra experiencia. En algunos negocios las asociaciones serán en exclusiva, en otros no.

¿Pero no llegan un poco tarde en algunos negocios para asociarse con firmas españolas?

Puede, pero nuestro análisis es que aún hay un margen de crecimiento muy importante en el crédito al consumo en España porque cuando se comparan las cifras con las de otros países de Europa, España está muy por debajo. Por eso pensamos que es un negocio que va a crecer, pero también va a crecer con más presión del Banco de España para mejorar los sistemas para proteger mejor al consumidor, y eso nos beneficia porque en Francia tenemos una ley muy proteccionista del cliente y tenemos una fuerte experiencia que nos puede ayudar en el mercado español. Habrá más presión para proteger al consumidor, sobre todo para los actores más pequeños con presencia más débil. Esto lo vemos como una oportunidad porque tenemos una experiencia que no tienen otros, y fue un tema que a Bankia le interesó mucho.

Se ha creado una situación complicada para la banca de inversión en europea

¿Puede detallar más en que consiste su acuerdo con Bankia?

Estamos a punto de empezar porque ya hemos recibido todas las autorizaciones de la joint venture (en la que un 49% es de Bankia y un 51% de Crédit Agricole). Vamos a trabajar en España con la marca SoYou. Es una marca de crédito al consumo que vamos a empezar a desarrollar en todos los países en Europa, menos en Francia. Pero empezamos con ella en España. Estamos presentes en Polonia, Italia y Países Bajos, aunque tenemos presencia en otros países, aunque de forma más pequeña. En común entre todos ellos será la marca Soyou y nuestra experiencia industrial, además, claro, de parte del capital. En China también trabajamos. Nos dedicaremos a financiación de puntos de ventas, donde Bankia no tenía presencia. Luego veremos si a Bankia le apetece trabajar más con nuestros sistemas en su propia actividad en crédito al consumo, pero ya veremos. Además, podríamos llegar a otros acuerdos de colaboración en micropymes, como con Bankinter o Santander.

¿Y en seguros con Abanca?

El acuerdo en seguros no es de exclusividad. Estamos mirando más acuerdos. Somos líderes en bancaseguros en Europa. Estamos mirando más acuerdos. Somos líderes en bancaseguros en Europa. Empezamos con Abanca porque tiene una red regional que nos interesa mucho, es un banco muy fuerte. Crédit Agricole tiene unas raíces regionales muy fuertes, y nos gusta la presencia física. La agencia bancaria tiene que estar en el centro del pueblo, debe ser parte del ecosistema. La sucursal tiene un conocimiento muy importante del ADN local.

Con Santander tienen una alianza en custodia.

Sí. Es un negocio en el que cada día hay que invertir más en tecnología, y en el que cada día habrá menos actores, pero más poderosos, y Santander en este negocio no tenía masa crítica para desarrollar esta actividad fuera de España, y si apostaban por ella tenían que realizar una gran inversión para alcanzar a los grandes jugadores mundiales, y nosotros no estábamos al nivel que queríamos, por eso le compramos su negocio de custodia y nos aliamos. En breve Santander nos pasará los 150 empleados de este negocio, a los que se sumarán 90 empleados más para trabajar con Bankia. Ahora tenemos 250 empleados, sin sumar estas nuevas incorporaciones, y seguiremos creciendo.

¿Van a seguir invirtiendo en España?

No hemos terminado. Vamos a seguir invirtiendo sí o sí. Nos falta todavía buscar un acuerdo para nuestra plataforma para distribuir productos de terceros Amundi, pero también para su propia actividad. Somos la segunda gestora extranjera en España y la octava en general y queremos seguir creciendo. El sistema de pensiones en España tiene que cambiar y veremos cada vez más inversión privada de los particulares. Los españoles van a cambiar sus costumbres y la forma de ahorrar.

¿Van a volver a crecer en banca minorista?

No. Tenemos un pequeño banco, Bankoa, que es casi autónomo, pero no vamos a aprovechar la nueva fase de consolidación que se va a producir en España. Ya probamos suerte en banca retail en España, pero el proyecto fracasó. Fue la presión del mercado en 2011 y 2012 lo que nos hizo vender nuestra participación en Bankinter. ¿Qué hoy se considere una buena decisión? Probablemente no. Si no hubiera sido por la crisis estaríamos compitiendo en banca minorista en España en estos momentos.

 

Normas
Entra en El País para participar