Entrecanales: “La emergencia climática exige compromisos obligatorios”

El presidente de Acciona reclama “un mercado de carbono eficiente"

José Manuel Entrecanales, presidente de Acciona.
José Manuel Entrecanales, presidente de Acciona.

Para hacer frente a la emergencia climática hace falta ir de “los objetivos voluntarios a los compromisos obligatorios”, aseguró ayer José Manuel Entrecanales, presidente de Acciona, durante la presentación de la mayor coalición empresarial vinculada a la ONU en la COP25. Los firmantes alinean sus intereses con las demandas científicas de no elevar la temperatura media global por encima de 1,5ºC y lograr emisiones netas cero para 2050.

En está línea, reclamó “un mercado de carbono efectivo, que funcione como política de palo y zanahoria. Para algunos de nosotros será una zanahoria –afirmó Entrecanales– y para otras compañías, actuará como un palo”. El presidente de Acciona demandó soluciones coordinadas para asuntos clave como la polución del aire, la purificación del agua, la movilidad o la energía limpia.

Exigió mayor transparencia en un mundo de fake news, “disminuir el corporate greenwashing [marketing verde] al mínimo”. “Hace falta una taxonomía que distinga entre las compañías que contribuyen a la descarbonización y aquellas que no lo hacen”, insistió.

Acciona es una de las 177 multinacionales que han firmado alinear sus intereses con las demandas científicas en United Nations Global Compact. Para entrar en él, se comprometen a evitar que la temperatura media global suba más de 1,5 °C y presentan un plan que es auditado en el que marcan cómo reducirán sus emisiones contaminantes de manera más agresiva.

“La movilidad y la polución requieren soluciones coordinadas

Estas empresas representan colectivamente a más de 5,8 millones de trabajadores, abarcando 36 sectores y con sedes en 36 países. Las empresas tienen una capitalización de mercado conjunta superior a los 2,8 billones de dólares y lanzan emisiones directas anuales equivalentes a la contaminación de CO2 de toda Francia, anunció Paul Polman, CEO de Unilever.

Entre las casi 200 compañías que se han unido a esta iniciativa figuran Danone, Henkel, Unilever, Levis, Astrazeneca, Nestlé, Decathlon, Aucham, Carlsberg, Europcar, Electrolux, SAP, Scania o Mahinda (TATA). Además, hay más de 60 en periodo de auditoría.

De momento, en el selecto grupo figuran 14 españolas: Acciona, Arpa, Cellnex, Iberia, Iberdrola, Quiero, Glovo, Red Eléctrica, Revenga Smart Solutions, Siemens Gamesa, Telefónica, Europa Mundo Vacaciones, Tendam (Cortefiel) y Valora.

Otro grupo empresarial, formado por 500 empresas se han comprometido también en la COP 25 a eliminar sus emisiones de efecto invernadero para 2030. En él figuran Aguas Danone, Body Shop, Intrepid Travel, Ecoalf o el periódico The Guardian, forman parte de la comunidad global B Corp, "todos los negocios deben llevarse a cabo si las personas y lugares importaran". Todos los miembros se comprometen a llevar a cabo sus actividades teniendo en cuenta el medio ambiente y a todos los interesados.

Declaran la emergencia climática, se comprometen a reducir las emisiones de carbono y desarrollan un plan de emisiones netas cero, compensando las emisiones restantes entre 2025 y 2050.

Petroleras en apuros


Mark Lewis, analista de la gestora de activos de BNP Paribas que lleva 25 años siguiendo el sector energía, aseguró que las petroleras “lo están pasando mal” porque si bien los retornos de sus proyectos (20%) son superiores a los de las renovables (8%), los riesgos de invertir en upstream van a ser cada vez más altos que en eólica y solar. “Los combustibles fósiles no servirán y los inversores se están fijando en eso”, afirmó.

Normas
Entra en El País para participar