La OPEP acuerda un recorte adicional de la producción de 500.000 barriles diarios

La disminución, sumada a la acordada hace un año, supone reducir 1,7 millones de barriles diarios, un 1,7% de la oferta global

OPEP oferta petrolera
Refinería de gas y petróleo de Brazi, próxima a Bucarest (Rumanía). Efe

Los ministros de los estados de la Organización de Países Exportadores de Petróleo (OPEP) han acordado una reducción de medio millón de barriles diarios para 2020 en una conferencia en Viena este jueves. Los países miembros han aceptado la propuesta del comité, que recomendó un mayor ajuste del que apuntaban las previsiones de una rebaja de 400.000 barriles diarios en las horas previas al encuentro. La disminución, sumada a la acordada hace un año, supone reducir 1,7 millones de barriles diarios, un 1,7% de la oferta global.

Un delegado citado por Bloomberg señala que el anuncio supone una "formalización" del recorte de la oferta que el grupo viene aplicando durante gran parte del año. La medida busca hacer frente a la caída de demanda de crudo esperada para el primer trimestre de 2020. Los detalles de la distribución del recorte entre los países miembros todavía no han trascendido, señala Reuters. Tampoco el nivel de producción de Arabia Saudí, país que más esfuerzos ha acometido para rebajar la producción. Mañana viernes, la OPEP se reúne con Rusia y otros productores que forman parte de OPEP+. La nueva cuota solo tendrá vigencia si los 24 países de OPEP+ ponen en práctica el 100% de los límites prometidos, algo que nunca ha sucedido en los tres años de vida de la alianza. 

Antes de la 177 conferencia ministerial de la OPEP, la segunda del año, se ha reunido un comité interno encargado de vigilar el cumplimiento de los acuerdos alcanzados por la llamada "OPEP+" (OPEP y aliados), alianza forjada en 2016 para recuperar el precio del barril del descalabro que había sufrido por una oferta excesiva.  

El grupo de 24 países ha logrado parcialmente ese objetivo a costa de mantener limitadas sus extracciones y ceder participación de mercado frente a otros productores, como Estados Unidos, Brasil, Canadá o Noruega, que han incrementado su bombeo.

El último recorte de la OPEP+, pactado hace un año y vigente hasta el 30 de marzo de 2020, supuso la retirada del mercado de 1,2 millones de barriles diarios (mbd) de crudo, cerca del 1,2 % del total de la oferta mundial de esta materia prima. Algunos socios, como Irak, consideran que esa reducción demostró ser "insuficiente" porque el consumo energético del planeta ha sido menor del esperado inicialmente. Por otro lado, se prevé un importante incremento de la oferta rival, sobre todo del petróleo de esquisto en EEUU.

Ante esta situación, los mercados esperan que la OPEP+ extienda la validez de la reducción vigente al menos hasta fines de junio, o incluso pacte un recorte más profundo. El barril de Brent cotiza este miércoles al alza y supera la barrera de los 63,5 dólares por barril. Ayer avanzó hasta los 63 dólares en el mercado de futuros de Londres, con un alza del 3,53% respecto al cierre del día anterior, mientras que en Nueva York el petróleo intermedio de Texas (WTI) subió un 4,2%, hasta 58,43 dólares/barril. El WTI también sube este jueves.  

Arabia Saudí bajará la producción si los países cumplen su parte

El ministro iraquí del Petróleo, Zamer al Ghadban, aseguró en la víspera del encuentro que un recorte "más profundo, pero no demasiado drástico, es la opción preferida de cierto número de miembros de la OPEP". El ministro iraquí recordó que "1,6 millones de barriles diarios ya era una alternativa discutida en diciembre del año pasado, pero en ese momento algunos países no lo aceptaron, así que adoptamos la visión a la baja de 1,2 millones de barriles diarios". 

Arabia Saudí, sin embargo, quiere romper con el status quo actual, indica Bloomberg. Delegados de la OPEP señalan que el nuevo ministro saudí de petróleo, el príncipe Abdulaziz bin Salman se opone a la política de países como Iraq, Nigeria y Rusia, que en el pasado no han aplicado los recortes de producción prometidos. Arabia Saudí ha debido de soportar la mayor parte de la carga de mantener los precios del crudo. Amrita Sen, analista jefe de Energy Aspects, asegura que "el reino saudí ha comunicado explícitamente a la OPEP que no tolerará más incumplimientos". Y añade: "Arabia Saudí puede volver a producir por encima de su cuota actual". 

Normas
Entra en El País para participar