La OPEP estima que el petróleo seguirá dominando el mercado en 2040

La organización estima que la demanda de energía mundial crecerá un 25% en este período

La OPEP estima que el petróleo seguirá dominando el mercado en 2040
EFE

El avance de las energías renovables coge fuerza, pero todavía no la suficiente para destronar al petróleo. En el año 2040, el mundo tendrá 9.200 millones de personas, 1.600 millones más en dos décadas, se necesitará un 25% más de energía, habrá 1.000 millones de vehículos más en circulación y el oro negro seguirá siendo el rey con una cuota de mercado del 50%. Son algunas de las estimaciones que realiza la Organización de Países Productores de Petróleo (OPEP) en su informe de previsiones mundiales de este año.

El gas natural experimentará el mayor crecimiento de la demanda en términos absolutos, mientras que el mayor aumento porcentual vendrá por el lado de las renovables según los cálculos de la organización. "Todas las formas de energías serán necesarias en el futuro para ayudar a satisfacer la expansión de la demanda de manera sostenible", sostienen.

Los signos de estrés económico y las perspectivas económicas a medio y corto plazo han pasado factura a las previsiones de demanda de crudo de la OPEP, que se ha visto forzada a rebajarlas en múltiples ocasiones en los últimos meses presionando a la baja el precio del oro negro. En 2040, el consumo alcanzará los 110,6 millones de barriles diarios cuando hoy en día, si se cumplen las previsiones del cártel, el mundo quemará cada día 99,84 millones de barriles de petróleo a finales de 2019.

De cara a ese futuro más lejano, según la OPEP, un crecimiento demográfico más lento y la mejora de la eficiencia energética disminuirá la demanda de petróleo en los países industrializados miembros de la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económicos (OCDE) a partir del próximo año, provocando un retroceso en la demanda de 10 millones de barriles diarios en las próximas dos décadas.

Esta caída se vería ampliamente compensada por el aumento del consumo petrolífero en los países en desarrollo, estimado en 21,4 millones de barriles diarios para el período 2018-2040 y encabezado por China e India, países que entre los dos protagonizarán el 50% de ese incremento.

La parte de esos barriles extra procederán según la OPEP de la expansión del petróleo de esquisto que se bombea mediante fracking en Estados Unidos, aunque también subirá la cantidad ofertada por Brasil, Canadá, Noruega y Kazajistán. Los expertos del cártel cifran que la producción de petróleo de esquisto en los próximos diez años se intensificará hasta los 17,4 millones de barriles diarios desde los 12 millones actuales. A partir de 2029, los analistas estiman un declive en la extracción de crudo vía fracking y mayor demanda por el petróleo de la OPEP. 

Normas