¿Funciona el modo invocación de un Tesla Model 3 bajo la nieve? (vídeo)

¿Funciona el modo invocación de un Tesla Model 3 bajo la nieve? (vídeo)

Mirad el resultado de esta prueba.

El modo invocación es uno de los grandes atractivos que ofrece Tesla a quienes compran sus coches porque es una de esas funciones que pueden tener, con el tiempo y las mejoras, una utilidad extraordinaria en muchos ámbitos de la vida. ¿O acaso no mandaríais a recoger a vuestros hijos de madrugada a recogerlos para que los traiga sanos y salvos a casa?

Lo mismo hemos exagerado mucho pero lo que subyace detrás de este modo invocación es precisamente eso. La conducción autónoma de los coches que podríamos llegar a utilizarlos como negocios de transporte, con la salvedad de que nosotros no tendríamos que pegarnos una paliza a trabajar de ocho o diez horas, sino que sería el EV el que se encargara de todo.

Este modo invocación se actualizó hace escasas semanas con resultados que han inundado las redes sociales de vídeos que muestran sus virtudes, y defectos, porque los tiene a pesar de las evidentes mejoras que han introducido. Y hoy toca, aprovechando que llega el crudo invierno, ver qué tal se comporta el coche cuando la nieve cubre el suelo.

La nieve le impide ver, pero da igual

El vídeo que os traemos lo ha grabado un propietario de un Tesla Model 3 en EE.UU., que ha querido enseñar qué tal funciona el modo invocación con el suelo cubierto de nieve. Podréis pensar que da igual lo que haya en la calzada, pero es evidente que el coche tiene, bajo estas condiciones, menos posibilidades de diferenciar lo que es una línea que señalice los carriles o las plazas de aparcamiento.

Por el vídeo puede comprobarse cómo el coche recoge sin problemas a su dueño y, para llegar hasta él, lo hace a una velocidad muy, muy baja, de apenas una milla por hora (1,6 Km/h.). Es como si fuera con pies de plomo y buscando siempre una referencia a la que agarrarse para circular con seguridad. Es más, el momento en el que el coche comienza a seguir a su propietario por el parking, se hace evidente que el Model 3 duda más de la cuenta ante el panorama de nieve intensa por el que transita.

Tampoco es plan de pedirle a Daniel Spalding, que es quien graba el vídeo, que intente hacer funcionar el modo invocación en un espacio nevado con coches aparcados ya que estaría en juego la integridad del vehículo. Pero, sin duda, hubiera sido un buen termómetro para conocer lo mucho que han afinado los de Elon Musk esta función que, como os hemos dicho, es de las mejores que ofrece Tesla a sus clientes.

Normas