Entrevista

Emmanuel Cau (Barclays): “No estoy preocupado con España, las políticas serán de centro”

El responsable de Bolsa europea del banco británico aguarda a la confirmación de la mejoría económica para asumir más exposición a renta variable

Emmanuel Cau, director de Bolsa europea de Barclays
Emmanuel Cau, director de Bolsa europea de Barclays

Observa con optimismo la situación económica y bursátil en Europa pero sin perder la cautela y a la espera de que, por fin, se materialice el esperado acuerdo comercial entre Estados Unidos y China. Con el viento a favor de la rebaja de las tensiones entre las dos grandes potencias económicas, el responsable de renta variable de Europa de Barclays considera incluso que la Bolsa europea puede hacerlo mejor que la estadounidense el próximo año.

Las Bolsas acumulan importantes subidas en el año. ¿Cree que los inversores se han adelantado en exceso a un acuerdo comercial entre EE UU y China?

Vemos algunas señales positivas, pero los indicadores de los últimos 12 meses son débiles, la estabilización y mejoría de la macro todavía tiene que confirmarse. Los dos grandes focos de incertidumbre política son la guerra comercial y el Brexit. Creemos que hay margen para que EE UU y China alcancen un acuerdo y el riesgo de un Brexit duro ha descendido mucho. Pero seguimos sin tener confirmación de acuerdo entre EE UU y China y en Gran Bretaña hay elecciones este mes de diciembre.

¿Cómo se posiciona? ¿Merece la pena asumir más riesgo?

En los dos últimos meses hemos ido añadiendo riesgo, sobre todo en bancos. Ahora tenemos una cartera más equilibrada, hemos reducido los valores defensivos y añadido cíclicos. Pero no queremos sobreexponernos al riesgo, solo con valores que han quedado muy baratos y son una buena opción por la macro. El próximo paso sería añadir más riesgo, pero antes tenemos que ver una mejoría económica. Hay que esperar aún.

¿Les gustan los bancos o son una apuesta puntual?

No invertimos en bancos, operamos tácticamente con ellos. Para que la banca consolide sus ganancias debemos ver mejoras económicas, mejor regulación, también un proceso de consolidación, de modo que sea más rentable y atraiga al inversor. Las entidades no tienen incentivos para prestar porque no ganan dinero. Si los bancos centrales dejan de rebajar tipos, el sentimiento hacia la banca puede mejorar. También podemos ver estímulos fiscales que incentiven la economía. Lagarde puede favorecer una mayor coordinación entre el BCE y los Gobiernos de la zona euro. Aunque nuestra visión del sector es más táctica que estratégica.

"Los riesgos pueden dirigirse a EE UU en 2020, en especial los políticos. Puede haber una rotación hacia la Bolsa europea”

¿Cree posible una corrección como la de diciembre de 2018 si las expectativas en materia comercial no se confirman?

El riesgo a corto plazo es que el mercado se decepcione tras las fuertes subidas, eso está ahí. Pero si comparamos el momento actual con el de hace un año, a finales de 2018 los indicadores económicos eran muy débiles. El punto de partida era muy bajo. Y hace un año la exposición al riesgo era además muy elevada, después de un 2017 positivo. Gran parte de la negatividad de la recta final del año pasado vino por las alzas de tipos de la Fed, el mercado temió que estuviera cometiendo un error. Y ahora tenemos mucha más visibilidad sobre los bancos centrales. La macro no es fantástica, pero los bancos centrales están decididos a dar su apoyo.

¿Cómo ve la renta variable europea de cara a 2020?

Yo diría que si la economía europea mejora y los riesgos se reducen en el próximo año, la Bolsa europea es una opción barata con la que apostar por la normalización de la economía. La Bolsa de EE UU se comportará bien el ejercicio próximo, pero ya hay muchos inversores posicionados ahí. Y los riesgos pueden dirigirse a Estados Unidos, en especial los políticos. Hay elecciones presidenciales en 2020, está el impeach­ment, debemos saber quiénes son los candidatos demócratas… Puede haber una rotación de inversores desde la Bolsa estadounidense hacia la europea durante el próximo año.

¿Y España? ¿Les inquieta que el PSOE forme un Gobierno de coalición con Podemos?

No veo muchos nervios respecto a la situación política en España, va a ir relativamente bien. Ya sea un Gobierno de coalición de izquierdas o derechas, tendrá un toque de centro. No vemos que los partidos extremos sean los que vayan a hacer las políticas en España, como sí hemos visto en Reino Unido o Italia. No hay un sentimiento antieuropeo. Es cierto que Cataluña es un riesgo que podría reavivar ciertos temores, pero no esperamos un cambio significativo en la política económica española.

Con la actual incertidumbre, ¿pueden verse penalizados los activos financieros españoles?

No se prevé que España vaya a tener una agenda de Gobierno radical o antieuropea, las medidas políticas pueden ser muy de centro. No veo que la atención esté puesta en España en mayor medida que en otro país europeo. La gente estuvo negativa con Italia durante un largo periodo de tiempo y España se benefició el año pasado de la aversión hacia ese país, y ahora puede haber un regreso de la inversión hacia el mercado italiano. Pero no creo que haya motivos para ponerse nerviosos con España. Europa aún es frágil desde el punto de vista político, pero no me siento preocupado respecto a España.

Normas
Entra en El País para participar