No es broma: las vacas viven más relajadas cuando disfrutan de la VR

No es broma: las vacas viven más relajadas cuando disfrutan de la VR

Se trata de una iniciativa de ganaderos rusos.

Seguro que os habréis preguntado por qué en los últimos tiempos los anuncios de leche se centran tanto en el bienestar de los animales, en garantizarnos que ese vaso de cacao que nos tomamos todas las mañanas son producto de un proceso natural donde los animales no sufren y disfrutan de un entorno natural.

Existen estudios que certifican que, por muy vacas que sean, los animales sufren estrés cuando se sienten permanentemente encerrados en las granjas mientras pasan por el proceso de extracción de la leche. De alguna forma necesitan estar en contacto con la naturaleza y con esos pastos verdes por los que deberían moverse a diario.

Iniciativa del Ministerio de Agricultura y Comida ruso

Esta historia de vacas y realidad virtual tiene lugar en una de las regiones ganaderas cercanas a Moscú, donde algunas de las granjas que allí trabajan han entrado a formar parte de un programa piloto del Ministerio de Agricultura y Comida del gobierno ruso que permite a las vacas vivir en un permanente estado de bienestar gracias al uso de tecnologías VR.

Vacas con gafas de realidad virtual.
Vacas con gafas de realidad virtual.

Para ello, han cogido la idea de unas gafas de realidad virtual, como las que podemos usar para videojuegos (Oculus, HTC Vive, etc.), las han adaptado a la anatomía facial de las vacas y se las han puesto para transportarlas hasta un mundo idílico de pastos verdes donde no hay paredes, vallas ni obstáculos que les impidan disfrutar de las vistas. Además, el programa informático que genera esas imágenes ha sido adaptado a la gama de colores que son capaces de percibir estos animales, para que la experiencia les resulte lo más verídica posible. 

¿Creéis que está dando resultado? Pues parece ser que sí. Que allí donde han probado a colocar unas gafas de realidad virtual a una vaca han conseguido que reduzcan considerablemente la tensión nerviosa del animal así como su estrés. Lo que, en teoría, le llevará a ser mucho más productivo tanto en calidad como en cantidad de leche.

De momento, este programa de realidad virtual para las vacas se encuentra en una fase piloto donde se tiene que demostrar todavía que, tanto la cantidad como la calidad de la leche mejora en todos los casos en los que se utiliza este revolucionario métido. De lo que no hay duda, y ya lo han verificado, es que estas experiencias VR reducen significativamente el sufrimiento de los animales por sentirse encerrados en las granjas todos los días. ¿Qué os parece esta iniciativa?

Normas
Entra en El País para participar